arrow-right host location public time type

Relacionamiento Comunitario: Gestión del vínculo empresa y territorio en que se inserta

Uno de los cambios más significativos que ha concernido a las empresas recientemente, radica en la forma de vincularse con el entorno, por eso, la Escuela de Psicología UAI entrega una mirada amplia, situada y actualizada del contexto social, atendiendo a las múltiples tensiones y conflictos de los últimos tiempos que han tenido profundas consecuencias tanto en el ordenamiento social, como en la confianza entre los actores.

La sociedad requiere cada vez más de profesionales que puedan contribuir en una variada posibilidad de campos, desde el diseño e implementación de programas y políticas públicas, hasta la intervención comunitaria en una escala más local.

Así nace el concepto de Relacionamiento Comunitario, como una respuesta a las problemáticas sociales, pero desde la psicología, que entrega herramientas para la resolución de conflictos sociales, innovación social y gestión de las relaciones con los actores del territorio donde se insertan, con foco en el respeto a la diversidad y en el bienestar subjetivo de la comunidad.

Ana Rosenbluth, directora del Magíster en Psicología Social y del Diplomado en Relacionamiento Comunitario explica que “el sello es tener una buena comprensión del entorno y herramientas adecuadas para generar intervenciones efectivas entre los actores para las necesidades de nuestro país”.

Una especialización necesaria

Ana Rosenbluth dice que las distintas áreas que asumen la gestión de los vínculos con las comunidades donde se inserta la organización, no se condicen con la necesidad creciente de generar, gestionar y restablecer vínculos positivos con la comunidad, ya sea para la aprobación de un proyecto, la resolución de una crisis, el encadenamiento productivo y otros aspectos.

Por eso el Diplomado en Relacionamiento Comunitario responde a tal necesidad, impulsando a los profesionales a mejorar su capacidad resolutiva, con solidez teórica y metodológica, a ser capaces de comprender, analizar e incidir en la complejidad del contexto de manera amplia, comprensiva y situada, a fin de lograr un mayor bienestar en la comunidad, y “que pueda detectar problemas psicosociales, intervenir según la necesidad y evaluar los resultados de estas intervenciones”, comenta Rosenbluth.

Los desafíos actuales traen consigo diversos fenómenos como la inmigración, las exigencias feministas, el empoderamiento de las comunidades y sus demandas de participación, los conflictos socio-ambientales, la crisis de confianza hacia las instituciones y empresas, y el surgimiento de nuevas formas más de gobernanza territorial, entre otros, que requieren nuevas formas de pensar la relación público –privada.

Un profesional con esta especialización, es aquel que “contribuye en los procesos sociales, facilitando el diálogo social, desde una perspectiva afectivo-relacional, en las distintas escalas de la vida social en pos del bienestar individual y colectivo”, añade la académica.

Contenido relacionado

Redes Sociales

Instagram