arrow-right host location public time type

¿Cómo enfrentar el estrés de fin de año?

Los últimos días de diciembre vienen acompañados de eventos y cargas emocionales que repercuten de distinta manera en las personas. Desde cerrar un año y conectar con todo lo que éste ha significado, hasta ser parte de diversas festividades de encuentro familiar. ¿Cómo afrontar este período manteniendo el bienestar?

Desde la psicología existen herramientas que permiten enfrentar de mejor manera las situaciones que generan estrés, una de ellas es la aceptación y otra, la gratitud.

Daniel Martínez, director del Diplomado en Psicología Positiva y Bienestar de la Escuela de Psicología UAI explica que en lo cotidiano la gente habla de felicidad pero no conoce en realidad lo que significa este concepto, “Mattyieu Ricard el hombre más feliz del mundo, dice que la felicidad es un estado de bienestar subjetivo, donde uno se siente bien, funciona mejor y uno consciente o inconscientemente transmite bienestar a otras personas”, bajo esta perspectiva el camino hacia un estado de bienestar es más sencillo.

Aceptación

Lo interesante para enfrentar mejor el fin de año es darse cuenta que existe un cansancio, entender que hay una carga de todo un año trabajado, y por ende, las capacidades cognitivas van a estar un poco más enlentecidas, se necesitará más descanso. “No es tan bueno pensar que si no ando bien tengo que exigirme aún más. A lo mejor es un momento para parar un poquito y si no puedo parar, descansar más el fin de semana porque hay todo un año de trabajo acumulado”, acota Martínez.

Fin de año viene acompañado de ciertas festividades de encuentro familiar, y la celebración siempre es muy bienvenida, “cuando la gente se junta a celebrar, reactivan y consolidan los vínculos sociales afectivos familiares y eso siempre es bueno para potenciar el bienestar”.

Gratitud

Diciembre es una época en la que las personas hacen un cierre que les permite rescatar las cosas positivas del año, así como las cosas que no fueron tan buenas, “si el año no fue bueno, uno no lo niega pero si se pueden rescatar cosas buenas, porque esa es la realidad, siempre hay cosas buenas y cosas no tan buenas. Y cuando uno está teñido con el malestar y solo ve las cosas malas, eso implica que solo ve parte de la realidad”, agrega Daniel Martínez.

Por esto, la Psicología Positiva invita a realizar ejercicios de gratitud que generan una visión más real de las experiencias vividas:

  • Rescatar lo mejor del día

Llegar todos los días a la casa y pensar en estos días que son medios complicados, y recordar alguna cosa positiva que ocurrió en el día. A veces se puede hacer solo o acompañado. “Este ejercicio te invita a ver que todos los días pasan cosas buenas, a veces son cosas importantes y otras más cotidianas. Pero te das cuenta que junto a todas las cosas malas, ocurren cosas valorables

La idea de esta actividad de gratitud es generar un hábito que permita establecer en el tiempo un estado de bienestar, “cuando uno revive cosas buenas uno se siente mejor, al sentirse mejor uno duerme mejor, al dormir mejor hay más posibilidades de despertarse mejor. Al ir creando el hábito, uno instala las emociones positivas y se da cuenta que hay cosas de las cuales uno puede agradecer”, agrega Martínez.

  • Proyectar y soñar

Final de año es un momento para comenzar un próximo buen año, por eso, es una instancia “para desear y proyectar cosas. Uno cierra el año pero a la vez uno comienza un nuevo año, por lo tanto es distinto comenzar con buenas o malas expectativas. Es un momento para soñar, para decir lo que le gustaría lo que quiere, y planificar cómo alcanzar aquellos sueños”, señala Daniel Martínez.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram