arrow-right host location public time type

Históricas: las mujeres que abrieron camino a las futuras ingenieras de Chile y el mundo

8 de Marzo 2022 Noticias

En las últimas décadas, de forma errada, se asociaba la ingeniería y otras carreras más científicas con espacios masculinos. De hecho, distintas expertas han reiterado que obedece a estereotipos instalados culturamente. Y si bien solo uno de cada cuatro ingresos del año 2018 a carreras de las áreas de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM) fue del género femenino, históricamente la presencia de mujeres ha sido muy relevante para el desarrollo de estas ciencias.

Este 8M en la FIC reconocemos el desempeño de distintas mujeres que, desde su conocimiento e investigaciones, han generado cambios trascendentales y abierto el terreno para que futuras ingenieras chilenas y del mundo puedan asumir su interés en las ciencias sin tabús o prejuicios sociales.

¿Sabías que el wifi fue inventado por una mujer? Hedy Lamarr (1914-2000) fue una actriz austriaca e inventora, que durante la Segunda Guerra Mundial coinventó la patente de un sistema de detección de torpedos teledirigidos. Su idea era que con esta tecnología de saltos de frecuencia evitaran las interferencias de los países del Eje (Alemania, Italia y Japón) y también funcionaba para interceptar las comunicaciones y el control de los misiles. Actualmente este método se emplea para sistemas como el GPS y fue el precursor del Wifi.

Otras obras más tangibles e icónicas en el mundo, como el puente de Brooklyn (Nueva York), también fue ejecutado por una mujer. La jefa de esta obra fue la estadounidense Emily Roebling (1843-1903), quien fue una autodidacta en matemáticas y asumió las faenas cuando su marido Washington Roebling, quien era el encargado iniciar, no pudiera continuar por problemas de salud.

En ese mismo país, pero un siglo más tarde, la ingeniera eléctrica afroamericana Kimberly Bryant (nacida en 1967) fundó Black Girls Code, un curso para enseñar conceptos de programación a niñas afrodescendientes y que busca incluirlas en carreras tecnológicas donde las mujeres están subrepresentadas.

A nivel espacial, también ha habido varias mujeres que históricamente han marcado precedentes para dejar su huella en el espacio. Una de ellas fueron la matemática e ingeniera aeroespacial americana Mary Jackson (1921-2005), la rusa y cosmonauta Valentina Tereshkova (nacida en 1937) y la ingeniera, médica y astronauta norteamericana Mae Jemison (nacida en 1956). Ellas fueron la primera mujer afroamericana de la NASA, la primera mujer en ir al espacio y la primera mujer afrodescendiente en lograr esa hazaña, respectivamente.

En Chile también existen referentes femeninas en la ingeniería. Justicia Acuña (1893-1980) fue la primera mujer ingeniera que tuvo el país. Se tituló en 1919 pero seis años antes, cuando ingresó a la Universidad de Chile, sus compañeros de generación la recibieron con estas palabras: “Llegó un momento en que una mujer, haciendo caso omiso a los prejuicios i añejeces i no llevando más armas que su cerebro i su carácter indomable, decidió estudiar injeniería; se presentó a bachillerato, siendo ahí distinguida i continúa ahora como alumna de la Escuela, haciendo así que el año 1913 haga época en la historia de la enseñanza de la mujer en Chile”.

Décadas después, en 1944 el país reconoció a Carmen Shwarze como la primera ingeniera en Minas, no solo de Chile sino también de Latinoamérica. Durante su generación obtuvo el premio “Juan Brüggen” que recibe el estudiante más destacado y tras la segunda guerra mundial, continuó sus estudios en Washington con una beca en el Instituto de Ciencias Minerales del Smithsonian.

Más recientemente, sus pasos fueron seguidos por Karin Saavedra, quien en 2008 se convirtió en la primera ingeniera aeroespacial del país. También es doctora en Ingeniería Mecánica y su carrera ha sido reconocida por distintas iniciativas para aumentar la retención de mujeres en disciplinas STEAM, obteniendo diversos premios como convertirse en una de las 100 mujeres líderes 2020 de El Mercurio y más recientemente fue escogida una de las 100 mujeres inspiradoras de la minería chilena por Women in Mining-Chile.

Entre sus colegas, Elvira Zúñiga también es una de las mujeres que más destacan como ingeniera chilena. De hecho, la ingeniera civil en Bioquímica y doctora en Ingeniería Química con mención en Biotecnología de la Universidad de Santiago de Compostela (España), se convirtió el año pasado en la primera mujer en recibir el Premio Nacional del Colegio de Ingenieros de Chile. Actualmente es la directora del Centro Regional de Estudios en Alimentos Saludables (Creas) y en una entrevista dijo que se dedicó a la ingeniería porque “me gustaban los desafíos”.

 

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram