arrow-right host location public time type

Psicólogos con sentido sostenible

El objetivo de la práctica que deben realizar los estudiantes de quinto año de Psicología, es que “puedan ejercer las competencias para los que los hemos formado, en este sentido el único requisito para la práctica es que las actividades y proyectos en los cuales se inserten tengan relación con el perfil profesional del psicólogo social”, explica Ana Rosenbluth, Directora del Magíster en Psicología Social.

El objetivo es que los estudiantes puedan colaborar en proyectos de diseño, evaluación y/o ejecución de intervenciones psicosociales, trabajo en relacionamiento comunitario, proyectos de comunicación estratégica, y/o proyectos de facilitación, mediación y diálogo participativo, entre otros.

Raul Miranda eligió hacer su práctica en Polpaico porque siempre ha estado interesado en temas comunitarios y de sostenibilidad, pero ¿qué rol cumple un psicólogo en esta organización? Raúl cuenta que le ha tocado trabajar “en proyectos vinculados a la disminución de residuos producidos por la empresa y proyectos que van más enfocados hacia el Acuerdo de Producción Limpia (APL) y la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor (Ley REP)”, dice.

A la vez, en el ámbito comunitario, Raúl participó en proyectos que comenzaron con su llegada, por lo que pudo ver el impacto que tienen las empresas con sus comunidades, y el esfuerzo que ponen para fortalecer este vínculo, “mi experiencia en Polpaico me ha enseñado que es posible realizar procesos de colaboración entre el mundo público, civil y privado que tengan como fin el mejoramiento en la calidad de vida de las personas”, agrega.

Dentro de sus responsabilidades, Raúl cuenta que “se me permitió trabajar en la evaluación, desde el punto de vista de relaciones comunitarias, de la factibilidad de la instalación de futuros proyectos de la empresa en distintos territorios”, lo que le permite seguir desarrollando estrategias e intervenciones de impacto.

Una de las particularidades de los psicólogos sociales es el vínculo que deben generar con las personas, en este sentido Raúl cuenta que “lo que más me ha llenado es el entrar en contacto con comunidades y ver cómo un actor privado puede aportar al desarrollo de estas mediante acciones determinadas”, en su tiempo de práctica tuvo la oportunidad de participar en distintas actividades de relacionamiento comunitario donde conoció a representantes locales de Tiltil, Polpaico, Coronel, Santa Marta, Huertos Familiares, entre otros, “y sin lugar a dudas me ha llenado mucho saber que existen empresas y comunidades que están dispuestas a trabajar en conjunto para mejorar la vida de las personas”, acota.

La oportunidad de conocer en profundidad el trabajo de las organizaciones en materia de relacionamiento comunitario se da en la UAI gracias a la flexibilidad y transversalidad que existe en la Escuela de Psicología para elegir sus prácticas: “en mi opinión, las prácticas del Magíster cubrieron una diversidad de ámbitos de acción bastante considerable. Hay personas vinculadas a la investigación, otras en distintos programas socio-comunitarios, otros están trabajando con comunidades LGBTQI+ y DDHH, y así como yo, en el mundo privado”, y agrega que esto “muestra la gran variedad de rubros donde pueden trabajar las personas que opten por este magíster, algo que muchas veces es desconocido por el común de las personas”, dice.

Más allá de la transversalidad, el lugar de práctica es importante para poner a prueba los conocimientos aprendidos durante los años de estudio, y se ve reflejado el sello del egresado de la Escuela de Psicología, que es transformar sociedades, “sinceramente, creo que estas opciones de prácticas reflejan bastante bien el panorama profesional que presenta nuestra carrera, y a su vez, el potencial de acción ligado a la justicia y equidad social, temáticas son transversales en la realidad Latinoamérica”, cuenta Raul.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram