arrow-right host location public time type

Mindfulness en la infancia

14 de Mayo 2021 Investigación Noticias

La evidencia ha demostrado una serie de beneficios de la práctica de mindfulness para promover el bienestar en la vida de las personas, pero ¿tiene el mismo efecto en los niños/as? ¿Cómo acercarlos a la práctica? ¿De qué manera impacta en su desarrollo?

El académico de la Escuela de Psicología, Claudio Araya, desarrolla un estudio junto a los académicos Catherine Andreu (PUC) y Carlos García Rubio (U. Autónoma Madrid) que busca revelar los efectos de la incorporación de práctica sistemática de mindfulness en niños/as de cuarto y quinto año de alto riesgo, “este, es uno de los pocos estudios en contextos de vulnerabilidad psicosocial en chile en niños de esa edad”, agrega Araya.

En base al estudio, Claudio Araya publicó un artículo que analiza los resultados de la parte cualitativa de la investigación, a través de entrevistas a los niños/as de un colegio en Cerrillos luego de participar en el Taller Crecer Respirando, el cual se basa en mindfulness y busca desarrollar habilidades de amabilidad entre ellos. Antes de la práctica, el académico cuenta que los niños reportaron estado de insatisfacción emocional e intensión de sentirse mejor, “posterior a la práctica hubo un cambio en un ciclo de reactividad, pasaron de reportar una emoción de ansiedad, de insatisfacción, de rabia, que los llevaba a tener conductas impulsivas y pensamientos autocríticos, a un ciclo de regulación emocional, donde aquellas emociones se reemplazaron por regulación: Pensamientos autocríticos, por pensamientos de dejar pasar, no etiquetar y de ser más amables con ellos mismos; y conducta impulsiva se reemplazó por conducta de no reactividad y actuar con mayor conciencia”, explica.

Dentro de los principales hallazgos está el desarrollo de una habilidad de darse cuenta de “self awareness”, como lo mencionan en el artículo, que se trata de tener conciencia plena de la respiración, del cuerpo, de la atención, “y este conjunto de habilidades irradiaba mejoras en distintos ámbitos, por ejemplo, en lo emocional, mayor conciencia de abrirse a emociones más placenteras, les permitía comportarse mejor, levantar la mano antes de hablar, no reaccionar, actuar con más autocontrol. A nivel cognitivo, dejar pasar los pensamientos, no juzgar a otros, ser más compasivos con los otros. A nivel de narrativas, hablarse a ellos mismos con más calma”, señala.

¿Por qué la práctica en niños es importante?

A raíz del estudio y de la experiencia de Claudio Araya investigando en esta línea, explica los beneficios de iniciar a niños y niñas en la práctica de mindfulness:

  • Al estar en proceso de formación, es muy valioso que aprendan y desarrollen habilidades socioemocionales, que regulen sus emociones.
  • Mientras antes mejor, porque es más preventivo, contribuye a que en las etapas siguientes de su desarrollo tengan más recursos, como adolescencia y adultez.
  • Mayor capacidad de regulación emocional y mejores habilidades sociales contribuyen a sufrir menos y tener mayor bienestar en la vida.
  • Entendiendo el contexto actual, son recursos preventivos, para que puedan ser más conscientes con sus emociones y reacciones en situaciones complejas.
Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram