arrow-right host location public time type

Investigadores del CIT UAI viajarán a Francia a competir con proyecto que busca salvar los océanos

Con un proyecto que propone monitorear mediante imágenes satelitales los ecosistemas de bosques de algas, el equipo liderado por Eduardo Guajardo e integrado por dos analistas del Centro de Inteligencia Territorial (CIT) de la UAIDenis Berroeta y Leonardo Rojas— logró el primer puesto en la séptima edición de Ocean Hackathon 2022.

El concurso es una maratón en línea que desafía a científicos de todo el mundo a proponer soluciones innovadoras relacionadas con la biodiversidad oceánica y las funciones de los ecosistemas marinos en solo 48 horas. En ese lapso de tiempo, los equipos deben explotar datos marinos, desarrollar un prototipo y presentar una solución ante un jurado local.

En Chile participaron 35 personas en 4 equipos, resultando ganador el proyecto de la Región Metropolitana “Seguimiento satelital de los bosques de algas: esfuerzos para un nuevo alcance espacio-temporal” (Blue Alert!: Satellite monitoring of the cover of Kelp forest ecosystems), que pretende desarrollar un código en series temporales de filtros multiespectrales para analizar los bosques de macroalgas, ecosistemas reconocidos como uno de lo más productivos y dinámicos de la tierra, y los cambios que han conocido a causa de los cambios climáticos.

“Bajo el escenario en el que nos encontramos, es urgente generar estrategias de monitoreo de la biodiversidad marina. En los últimos años, se ha evidenciado una reducción en la abundancia de bosques submarinos en un 38% de las ecorregiones a nivel global, extinciones locales de algunas especies y cambios en la estructura comunitaria como resultado de la interacción de distintos factores, entre ellos: el cambio climático”, explica Denis Berroeta.

El investigador del CIT agrega que estos bosques forman hábitat y refugio para un gran número de invertebrados y peces, además de otorgar diversos servicios ecosistémicos de soporte (mantenimiento de biodiversidad, protección contra oleaje), de regulación (por ejemplo, el ciclaje de nutrientes, captación de carbono y producción de oxígeno), de provisión (alimentos, materia prima para biomateriales, biocombustibles, etc) y culturales (turismo y recreación, beneficios estéticos, entre otros).

“Mediante la descarga, el procesado, resumen y visualización final de datos satelitales, Blue Alert permite entregar información espacio-temporal de bosques submarinos de manera sencilla y personalizable a cada usuario, permitiendo visualizar índices de estabilidad de los bosques para cada sitio, en promedios mensuales y anuales; relacionar esta data con otros índices de importancia como el Índice ENSO que describe eventos del El Niño y La Niña; y estudiar para cada sitio, cómo oscila su cobertura a lo largo del año”, dice Denis.

El académico comenta que esperan que el desarrollo de su prototipo sirva para comenzar a realizar el monitoreo satelital de bosques de algas en las costas chilenas, como lo realizado por Kelp Watch, quienes, financiados por NASA, habilitaron el monitoreo satelital de esta especie para toda la costa de California.

Por su parte, Leonardo Rojas destaca que, en el marco de que lo que no se mide no se puede controlar, mejorar o administrar, este proyecto busca generar “datos confiables sobre estos ecosistemas maravillosos. Es así que apuntamos a visibilizar el enorme valor de los bosques de algas y ayudar a cuidarlo y valorarlo, ya que hasta ahora existe poca información y esta es bastante dispersa. Con esto buscamos aportar tanto a investigadores como a la sociedad civil al democratizar el acceso a esta información”.

Denis Berroeta y Leonardo Rojas, junto a los demás investigadores, podrán participar en la gran final de Brest (Francia), donde se enfrentarán a los vencedores de los otros países participantes: Francia, África, México, Estados Unidos, Lituania, Malasia y Mauricio. La Ocean Hackaton es organizada por el Campus Mondial de la Mer, la Delegación de Cooperación Regional de la Embajada de Francia, el Instituto Francés de Chile e Inria Chile.

“El participar y obtener el primer lugar en la competencia significa para mí un enorme incentivo para el desarrollo de soluciones creativas a problemas apremiantes. Sobre todo, recalcando la importancia del trabajo interdisciplinario, donde las distintas habilidades de los participantes del equipo contribuyeron a lograr el objetivo. De la final en Francia espero sorprenderme con las soluciones desarrolladas por otros equipos en otros países, además de representar a nuestro país mostrando cómo valoramos y cuidamos nuestra larga costa nacional”, señala Leonardo.

Denis complementa. “Una competencia como esta que busca resolver problemáticas relacionadas con la biodiversidad oceánica es una oportunidad para demostrar nuestro compromiso como país con la conservación de nuestros océanos y costas. Haber ganado esta OceanHackathon es un logro importante que significó un gran trabajo de todo nuestro equipo provenientes de diferentes disciplinas, que nos une en el interés por la conservación del medio ambiente, haciendo uso de herramientas tecnológicas avanzadas, donde se pudo crear en 48 horas un sistema de monitoreo de bosques de algas haciendo uso de imágenes satelitales de libre acceso. Ahora el trabajo continúa, debemos llegar con nuestra solución avanzada y mejorada, para representar a Chile y aspirar a ganar la competencia internacional que se llevará a cabo en Francia los primeros meses del 2023”, concluye.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram