arrow-right host location public time type

Estudiantes de primer año de Ingeniería Comercial vivieron el “Taller de Lanzamiento”

22 de Marzo 2021 Noticias

En el marco del proceso de innovación curricular para Ingeniería Comercial, en el que la Escuela de Negocios de la UAI viene trabajando arduamente y que tuvo como hito el lanzamiento de la nueva malla este 2021, los(as) estudiantes de primer año de la carrera de Santiago y Viña participaron en el Taller de Lanzamiento, efectuado el 12 y 13 de marzo.

El primer día de la actividad sirvió como instancia para dar oficialmente la bienvenida, desde la Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez, a sus nuevos alumnos y alumnas, quienes fueron recibidos virtualmente por el decano Ralf Boscheck, el vicedecano de Ingeniería Comercial, Pablo Castañeda, y el director de docencia y director de la Escuela de Negocios campus Viña del Mar, Alejandro Montecinos.

“Les podemos prometer una cosa: van a ser cinco años desafiantes y exigentes. No van a estar solos, pero va a requerir de ustedes esforzarse”, señaló Castañeda.

“Los invito a partir esta aventura que va a durar cinco años, una aventura que los va a exponer al mundo de los negocios, a todas las oportunidades que se abren con esta nueva realidad y el crecimiento personal que van a tener en los próximos años. Esperamos ser partícipes de este crecimiento”, agregó Montecinos.

El decano Ralf Boscheck, por su parte, compartió con los estudiantes la visión de la Escuela de Negocios UAI: “La Escuela quiere ser la referencia para liderar negocios en América Latina”, expresó. “Esta misión tiene tres partes. Primero, queremos tener y mantener la capacidad para ofrecer aprendizaje real en el mundo real (…) Segundo, ser la referencia para hacer negocios en América Latina, lo que también significa ofrecerse como recurso para desarrollar la región. Tercero y finalmente, queremos formar los auténticos líderes de esta región. ¿Qué significado tiene eso? Estamos hablando de liderazgo basado en la competencia empresarial, la autoconciencia y la madurez moral”, añadió. “La mayoría de los problemas de negocios deben resolverse navegando un dilema”.

Nuevo estándar

El decano también comentó las ventajas que tendrán los nuevos estudiantes de Ingeniería Comercial.

A partir de 2021, la Escuela de Negocios de la UAI está ofreciendo un nuevo formato de estudios de Ingeniería Comercial, pasando del anterior modelo, conocido como “4 + 1” (que contemplaba 4 años de licenciatura y 1 de especialización), al modelo actual, conocido como “3 + 2” (3 años de licenciatura y 2 años de especialización). Lo anterior está en línea con las tendencias internacionales y los estándares europeos. Así, combinamos una efectiva entrega de fundamentos rigurosos y relevantes de negocios y la economía, con una oportunidad de profundizar el conocimiento a través de estudios especializados con prácticas, mentoring y un proceso de internacionalización”, explicó.

Los tres primeros años de la carrera estarán dedicados a entregar efectivamente fundamentos rigurosos y relevantes. Esto por medio de innovaciones didácticas, el fortalecimiento de las habilidades cuantitativas y el análisis de datos, una integración aún más estrecha de conocimiento funcional para fines de gestión general, talleres y cursos de integración juntando participantes de pre, postgrado y ejecutivos, talleres con el Centro Innovación, Emprendimiento y Ventures, Asociación Chilena de Venture Capital y el Centro Gobierno Corporativo, además de inglés C1.

Los dos últimos años de la carrera, en tanto, estarán orientados a profundizar el conocimiento a través de estudios especializados con prácticas y mentoring, y un proceso de internacionalización. Lo anterior, a través de 14 magísteres con oportunidades para sacar majors y minors; nuevas especializaciones sectoriales; la oportunidad para competir por cupos en universidades top en USA, Europa y Asia complementando estudios o incluso –dependiendo del área– sacar certificaciones adicionales o dobles titulaciones. También, la opción de competir para un cupo en el Master in Latin American Economics & Management en cooperación con profesores de Geneva Graduate School of International Affairs, LSE, Singapur Management University y otros.

Asimismo, la oportunidad de participar en CEMS (Master in International Management), un programa que reúne a las 32 mejores escuelas de negocios en el mundo. Además, durante su licenciatura, los alumnos podrán trabajar junto con estudiantes de otras universidades en proyectos de investigación y consultoría organizados por el Center for Latin American Business de la Escuela de Negocios UAI, y ser parte de pasantías y internships con empresas e instituciones.

“En tres años, van a tener una oportunidad que nadie tiene en el país, ni antes ni ahora. En la segunda parte de su educación universitaria, podrán escoger entre 14 magísteres de especialidad. Van a poder optar para obtener doble titulación, van a poder trabajar en prácticas con empresas nacionales y multinacionales, y algunos de ustedes incluso van a tener sus propias startups. En cinco años van a tener una educación interdisciplinaria que les permitirá navegar el futuro con optimismo, confianza y éxito profesional, pero también con la convicción que deben trabajar, porque negocios significa progreso. Los negocios deben ser la llave para crear progreso para todos, para cambiar el contexto, para crear una sociedad que sea justa, libre y sostenible”, enfatizó el decano.

“La pregunta es si ustedes tienen la ambición para hacerlo. Porque para desarrollar su potencial, necesitan ambición, una formación robusta y relevante, y la oportunidad de escoger los mejores conocimientos y prácticas del mundo”, agregó. “Lo que queremos hacer es crear una oportunidad que no existe en Chile. Queremos crear un nuevo estándar.”

Taller de Lanzamiento

Culminadas las palabras de bienvenida, los estudiantes comenzaron a trabajar en la resolución de un problema de negocios mediante un taller donde se analizó el caso Nexavar, que generó polémica en la industria de salud de todo el mundo. Teniendo como antecedente un paper sobre el mismo, los alumnos y alumnas se dividieron en grupos para trabajar en la defensa de dos posiciones: una que representaba al gobierno indio y otra, al laboratorio Bayer. Luego, debían presentar con argumentos por qué defendían una postura u otra.

Antes, el decano de la Escuela de Negocios ofreció a los participantes una breve introducción, a modo de contexto, sobre este dilema ético. Afirmó que el desarrollo tecnológico es importante no solo para salvar vidas, sino para mantener y hacer crecer la economía. El problema -agregó- es que los macroeconomistas pueden medir, pero no pueden decir qué tipo de industria va a impulsar el avance tecnológico. “Si quieres tener avance económico necesitas aceptar que necesitas emprendedores que tengan patentes, pero creas una situación de monopolio, que va a generar rentabilidad por unos años, pero por efecto secundario va a crear una pérdida para la sociedad. Entonces se crea un dilema. ¿Quieres tecnología o quieres competencia?”, señaló.

Los estudiantes se reunieron con los profesores en distintas salas virtuales para trabajar el caso. Luego, cada grupo seleccionó a un representante que debía exponer sus argumentos. Muchos quisieron exponer sus conclusiones, por ejemplo, Tomás Batlle, quien debía defender a Bayer: “Bayer tiene una misión como empresa. Busca llevar la ciencia al servicio de la humanidad mejorando la calidad de vida de las personas. No es que no tenga empatía, sino que se debe poner en perspectiva que es una empresa de alcance mundial. En este modelo, el dinero que se gana termina siendo dinero que se gasta en investigación. En el caso de India, ¿es acaso responsabilidad de Bayer velar por la salud de un gobierno como India?”.

Por su parte, Amparo Villalobos, defendió la postura del gobierno de la India. “Si pudiéramos resumir esto en una frase, sería la vida y la salud de unos por el egoísmo de otros. Pero lo que nos interesa es el negocio y ahí nos tenemos que fijar. Y el primer punto es que cuando nosotros nos involucramos en hacer negocios con un país, nos tenemos que fijar en sus leyes. Y la India tenía una ley de patentes que decía que el remedio se debía comercializar en cantidades razonables, lo que no estaba pasando porque solo se estaba comercializando un 2%… El precio era inalcanzable para los indios y, además, la producción no era en India por lo que Bayer no pagaba impuestos en ese país. Por eso, esta ley se debe cumplir, porque se deben respetar las leyes internas”, argumentó.

El decano les dejó algunas preguntas a los estudiantes, como, por ejemplo, si es que los indios pagan un precio muy alto, 45 veces el promedio del salario mensual de un indio por un tratamiento de un mes, “entonces, la pregunta es: ¿por qué tenemos un precio para todos? ¿Cómo vamos a maximizar el lucro? Si tenemos un precio tan alto, entonces llegaremos solo al 2% de la población.”

“Para maximizar la rentabilidad y vender a más gente… ¿debemos tener precios distintos?  ¿Es esto justo?”, se preguntó. “Para segmentar, necesitas tener el apoyo del país e India no lo va a apoyar porque India quiere tener acceso a tu tecnología. India hoy en día es el n°1 en producción de genéricos, pero lo hacen rompiendo la propiedad intelectual de las empresas. El resultado es que ningún laboratorio quiere trabajar más con la India y va a quedar fuera del avance tecnológico. ¿Es responsabilidad de Bayer asegurar la salud de los indios o es la responsabilidad del país (…) ¿Cuál es la alternativa a un sistema de patente? ¿Existe?”.

Finalmente, el decano Ralf Boscheck comentó que el objetivo de introducirlos en esta discusión era ponerlos en una posición de toma de decisiones. “Parece simple pero no lo es, porque todas las decisiones de negocios tienen aspectos éticos que van a provocar, y por eso necesitamos prepararlos, para que tengan una base no solo técnica, sino también ética, para que se puedan desenvolver. Esos son dilemas que afectan permanentemente a las personas del mundo de los negocios”, dijo. “Es importante que tengamos una educación que nos entregue capacidades técnicas, autoconciencia y que también nos permita conocer cuál es nuestra intuición ética, porque a veces necesitas responder rápidamente (…) Nosotros les vamos a dar una educación donde tendrán las habilidades para saber, la confianza para actuar y la humildad para liderar”.

 

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram