arrow-right host location public time type

Observar la Tierra desde el Espacio

17 de Agosto 2020 Estudiantes Investigación Noticias

La UAI firmó con CSIRO, la agencia científica nacional de Australia, una alianza estratégica para desarrollar un revolucionario proyecto de Cubo de Datos Abiertos (Open Data Cube)La iniciativa permitirá el monitoreo satelital terrestre y marítimo de Chile, comenzando en una primera etapa con datos satelitales para avanzar en la investigación y el entendimiento del comportamiento del clima, la agricultura, la escasez hídrica, la marea roja y los incendios forestales, entre otros fenómenos.

“Para la UAI, y en particular para la Facultad de Ingeniería y Ciencias (FIC), la alianza con un socio del prestigio y relevancia mundial como lo es CSIRO refleja la comunión de visiones entre ambas instituciones y es un claro reconocimiento a la calidad de nuestro trabajo en investigación e innovación. Juntos trabajaremos en diversos desarrollos científico tecnológicos con impacto en áreas tan diversas como la energía y la gestión de recursos hídricos, en búsqueda de la construcción un mundo sostenible”, sostuvo el decano de la Facultad de Ingeniería y Ciencias (FIC), Carlos Jerez.

El proyecto se llevará a cabo en 3 etapas, comenzando por el desarrollo de un prototipo de Cubo de Datos Abiertos, que facilitará al público general acceder rápidamente a grandes cantidades de imágenes satelitales, y su conexión con otros cubos de datos que se desarrollan en Latinoamérica.

Según comentó Jonathan Hodge, director del Programa de Integración y Ciencia de Datos de CSIRO Chile, se trata de un Cubo de Datos Abiertos de alta escala para Chile, con muchos tipos de conjuntos de datos para diferentes usos a partir del monitoreo satelital. “Comenzaremos por los datos de agua y sequía en la zona central de Chile, que cuenta con 35 años de registro de datos que ya están disponibles en el Data Cube”.

El financiamiento inicial de este proyecto se realizará a través del Departamento de Relaciones Exteriores y Comercio del Gobierno de Australia y el Data Observatory (DO), iniciativa liderada por el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo; Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación; junto a Amazon Web Services (AWS) y la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI).

En una segunda etapa, en la que CSIRO trabajará en colaboración con los investigadores del DO, el prototipo inicial se convertirá en una plataforma de observación de la tierra totalmente operativa y al servicio de Chile. De este manera, en los próximos 2 años se podrá tener acceso público a datos satelitales que permitirán, no solo la comprensión del entorno, sino también guiar nuevas investigaciones, apoyar decisiones de políticas públicas y estrategias de inversión e innovación de empresas y universidades.

El ministro de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Andrés Couve, destacó el Cubo de Datos por el impacto que generará a nivel nacional “en la comprensión del cambio climático y en la acción climática”.

Por su parte, Julio Pertuzé, director alterno del Ministerio de Economía en el DO, sostuvo que “poner a disposición sets de datos abiertos, como bien público, es un insumo para que florezca la economía digital” y agregó que  iniciativas como el Cubo de  Datos podrían ayudar a desarrollar nuevos servicios y tecnologías “en áreas tan importantes como agricultura, pesca, desarrollo urbano, gestión de recursos hídricos, y nuevos usos que se puedan descubrir”.

Datos satelitales al alcance de todos

Desde la UAI, Andrés Jordán, astrofísico e investigador de la Facultad de Ingeniería y Ciencias que participa en el DO, indicó que este proyecto se alinea plenamente a la misión que inspiró al DO. Es decir, poner a disposición y dar acceso a  los datos abiertos, de modo que esta información tenga un mayor impacto  a nivel nacional, incluyendo al sector público, privado y al mundo académico. “Los datos satelitales son muy diversos y complejos, y en un Open Data Cube quedan disponibles en un formato amigable y de forma expedita. Una vez que se concluya el prototipo, se irán sumando nuevas capas, satélites y sensores, de acuerdo a las prioridades que se identifiquen en función de sus usuarios”.

En este contexto, Carlos Jerez, decano de la FIC, destacó las múltiples posibilidades de innovación y desarrollo científico que ofrece esta plataforma abierta para Chile, de acceso público y gratuito, pudiendo acceder en cuestión de minutos a datos de décadas en distintos sectores de la economía. “El eficiente y actualizado acceso al monitoreo satelital de nuestro territorio terrestre y marítimo, de seguro nos permitirá comprender mejor nuestro entorno, predecir escenarios y tomar decisiones más asertivas en políticas públicas, usando herramientas de precisión en pro de una gestión más eficiente de los recursos para un desarrollo sostenible. El DO comenzó por observar los cielos en su primer proyecto junto a ALMA, y hoy inicia la observación de la Tierra desde el espacio”.

Una vez desarrollado el prototipo de Cubo de Datos Abiertos, este se difundirá a todo Chile a través del DO, incorporando también información satelital desde otras plataformas. La idea para el futuro es colaborar con otros cubos de datos de monitoreo satelital terrestre y marítimo en desarrollo, por ejemplo, en México, Colombia y Brasil. “Nuestra meta es construir un gran Cubo de Datos único para Latinoamérica”, concluyó Jonathan Hodge.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram