arrow-right host location public time type

Físicos UAI explican el impacto de la primera fotografía de un agujero negro

12 de abril 2019 Noticias Profesores

Hace un siglo, Albert Einstein calculó que la fuerza de gravedad podía distorsionar el espacio-tiempo. Sus ecuaciones predecían que un cuerpo de altísima densidad podría esconderse detrás de un horizonte de sucesos, el límite a partir del cual la atracción del agujero negro es ineludible. Este horizonte es lo que se aprecia en la imagen recién publicada por Event Horizon Telescope (EHT) que ha dado la vuelta al mundo y causado un gran revuelo en la astrofísica y la ciencia.

Se trata de un agujero negro supermasivo en el corazón de la galaxia M87, cuyo pozo gravitacional tiene un diámetro de 40.000 millones de km, tres millones de veces más que el diámetro de la Tierra.

Entre los telescopios que participaron en este descubrimiento destacan los chilenos: ALMAAPEX y ASTE.

Los profesores Felipe Asenjo, Francisco Rojas y Andrés Gomberoff, del área de física de la Facultad de Ingeniería y Ciencias y Sergio Hojman, del área de ciencias de la Facultad de Artes Liberales, nos entregan aquí sus impresiones acerca de este hito científico.

Felipe Asenjo, Doctor en Física de la Universidad de Chile.

“Por primera vez tenemos confirmación visual de un agujero negro. Por lo tanto, ahora sabemos de forma inequívoca que realmente existen. En la foto se puede ver el “horizonte de eventos”, el cual es el lugar de no retorno. Nada puede atravesar ese punto y volver a salir, ni siquiera la luz. También se ve la materia que está siendo engullida por el agujero. Esta materia (que en realidad es gas en forma de plasma) se mueve a velocidades cercanas a la de la luz y está muy caliente en un disco alrededor del agujero.

Todo lo anterior llega a confirmar las teorías que teníamos, pero más importante, nos abre la puerta para comprobar y testear de forma observacional muchas nuevas teorías (viejas y nuevas) de astrofísica, que hasta ayer solo cabían dentro del ámbito de la especulación teórica. La tecnología utilizada para captar la imagen es el beneficio inmediato para la humanidad”.

Sergio A. Hojman, PhD Physics, Princeton University.

“Las predicciones teóricas basadas en la Relatividad General han sido, una vez más, corroboradas por observaciones directas de acontecimientos y de objetos celestes. Hace tres años fue anunciada la detección de ondas gravitacionales que fueron producidas como consecuencia de la fusión de dos agujeros negros, y hace unos pocos días fue dada a conocer la primera imagen del horizonte de eventos de un agujero negro supermasivo que se encuentra en el centro de la galaxia M87. Relatividad General, que fue publicada en su forma final hace poco más de un siglo tuvo, desde un comienzo, un enorme éxito al aclarar el motivo de la precesión del perihelio de la órbita del planeta Mercurio y predecir la deflexión y el cambio de color de la luz como consecuencia de su tránsito por campos gravitacionales, fenómenos que eran hasta entonces no entendidos o desconocidos. La teoría, un siglo después de su concepción, continúa siendo ratificada. Uno de los desafíos pendientes más grandes de la Física contemporánea, la construcción de una teoría que permita entender conjuntamente los fenómenos gravitacionales y cuánticos, podría surgir del estudio de los procesos que ocurren en las vecindades de agujeros negros como el que ha sido objeto de atención en estos días”.

Francisco Rojas, PhD Physics, University of Florida, United States.

“A partir de hoy, en donde hemos podido apreciar la silueta de un agujero negro, no queda más que asombrarse al ver como las leyes de la física y las ecuaciones matemáticas logran predecir la observación de algo tan majestuoso como esto. En otras disciplinas, tales como la astronomía y la ingeniería, su impacto podría ser más directo e inmediato. Por ejemplo, toda la nueva tecnología que se tuvo que desarrollar para poder captar la imagen de este agujero negro, y a esa distancia, podría aplicarse directamente para otro tipo de observaciones astronómicas que quizás, hasta ahora, no habrían sido posibles. En ingeniería, es posible que los nuevos métodos desarrollados por los observatorios puedan dar pie a nuevas tecnologías e innovaciones”.

Andrés Gomberoff, Doctor en Ciencias en Mención Física, Universidad de Chile. 

“Lo importante no es la foto. Es que cada vez quedan menos dudas de que el objeto más fantástico, simple, puro,demencial y hermoso ideado por el hombre está allí afuera”.

Contenido relacionado

Redes Sociales

Instagram