arrow-right host location public time type

Expertos de Negocios UAI opinan sobre rechazo a los proyectos de quinto retiro de fondos previsionales

20 de Abril 2022 Noticias

La destrucción del sistema de pensiones, el debilitamiento del mercado de capitales y el aumento de la inflación son algunas de las consecuencias que expertos de la Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez vinculan a los sucesivos retiros de fondos de pensiones que se han impulsado para paliar el complejo escenario económico, producto de la pandemia.

Los académicos consultados entregaron su visión sobre los alcances del reciente rechazo en la Cámara de Diputados de dos proyectos de ley que pretendían, con diferentes condiciones, impulsar un quinto retiro de fondos previsionales.

Para Ricardo Úbeda, Doctor en Economía y Finanzas de la Universitat Ramón Llull, “afortunadamente el quinto retiro no se aprobó, pues contaba con más efectos negativos que positivos. Para solventar los problemas que pretendía resolver existen otras herramientas, aprobarlo habría sido una acción populista e irresponsable”.

El también Director Académico del Executive MBA LATAM considera que, desde un punto de vista más amplio, los permanentes debates sobre los retiros y las AFP no aportan ningún tipo de estabilidad a los mercados de capitales y todo lo que éstos implican; tipo de cambio, tasas de interés o a las expectativas de familias y agentes económicos, entre otros.

En su opinión, este contexto añade presión para acelerar la reforma de pensiones, definir las reglas, órganos y normas que van a regir uno de los principales pilares de bienestar de las personas y de financiación de los proyectos del país. “El actual sistema no ha generado las pensiones deseadas, por los bajos salarios, las lagunas en las cotizaciones y por un 10% que comparado con cualquier país con buenas pensiones se muestra como insuficiente. Erróneamente se ha acusado a las AFP”.

“Tanto desde un punto de vista político, como económico y social, es deseable abordar e implementar una reforma que garantice unos principios mínimos de solidaridad, que no sobrecargue los gastos del Estado, que no limite la competitividad y que permita pensiones de un 60-70% de reemplazo”, señala.

“Sin embargo, hay cuestionamientos a la sostenibilidad del sistema planteado, pues puede crear enormes pasivos fiscales con los consecuentes aumentos de impuestos en el tiempo. La reforma tributaria dice hacerse cargo de ello, pero en el largo plazo, con rentabilidades no garantizadas puede suceder que todo termine en mayor gasto público y una enorme deuda pública”, agrega Úbeda.

Por su parte, Pablo Pincheira, Ph.D en Economía de la Universidad de Wisconsin-Madison, afirma que la política de los retiros “destruye las pensiones de todos nosotros, genera inflación y nos hace más pobres, debilita nuestro mercado de capitales y daña la credibilidad de nuestro sistema político”.

“Años atrás había un comercial en televisión que apuntaba a educar a los conductores de vehículos motorizados. Decía ‘Cuando vea un disco Pare, ¡pare!’. Así de sencillo y así debiese ocurrir con cualquier sistema de pensiones: no debería tocarse, salvo a la hora de jubilar. Para eso está, para eso se creó”, enfatiza.

El ex Economista Senior de la Gerencia de Investigación Económica del Banco Central añade que “en este ambiente de irracionalidad económica, el resultado de las votaciones (de rechazo) sorprende, aunque parece ser un gol de rebote y no el fruto de una jugada hilada y urdida con la genialidad de un gran maestro de ajedrez”.

“La luz de esperanza parece llegar desde el propio presidente Boric, quien ha pedido dejar atrás la política de los retiros para concentrarse en una buena reforma de pensiones. Celebro esta intervención. Esperemos que sus certeras palabras tengan eco en sus seguidores e iluminen el camino para dejar definitivamente atrás nuestra historia reciente de cuestionables retiros previsionales”, sostiene Pincheira.

Medidas alternativas de apoyo económico

En otra arista del tema, el académico Rodrigo Wagner compartió su mirada sobre medidas alternativas de apoyo económico a las familias, en el contexto del rechazo a los mencionados proyectos y la creciente inflación.

En conversación con CNN Chile, el académico de la Escuela de Negocios UAI afirmó que “esto es algo muy importante para las familias y se siente, y no es fácil ajustarse. Si bien puede haber un presupuesto extra, los saltos en el precio de gasolinas y sobre todo de alimentos le pegan mucho a gente que necesita… Obviamente mucha de esa gente, no recibe particularmente muchos recursos de los retiros”.

El Doctor en Economía Política de la Universidad de Harvard añadió que “el gobierno ya ha hecho cosas respecto de las gasolinas, porque si bien no hay una rebaja directa de impuestos que se vea cuando uno va a comprar porque los precios están subiendo, hay una reducción implícita de impuestos y un aporte fiscal a estos fondos que está ahí”.

Wagner sostuvo que existen propuestas en torno al tema de alimentos: “Personalmente, en un momento en que estuve apoyando programas presidenciales -en referencia al de Yasna Provoste-, estuvimos apoyando la idea de que hubiera una transferencia directa a las familias, cuando el precio de los alimentos sube mucho”.

Las ventajas de este mecanismo frente a otras medidas como, por ejemplo, las reducciones de IVA, radican a su juicio en que estas últimas tienden a tener algunos problemas. “Uno es que si yo bajo el IVA, no es obvio que el almacén o el local le baje en un 19% el precio al consumidor… Segundo, la razón por la cual en Chile tenemos un IVA parejo (…) es porque hemos tenido gente que alguna vez hace pasar tortas por pan, porque el pan tiene menos IVA”.

“Yo prefiero un subsidio a los que necesitan que un subsidio al precio porque si no el que compra más tiene más descuento, y uno quiere que haya un piso mínimo para todos”, concluyó.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram