arrow-right host location public time type

Entre Chile, Suiza y Suecia: Nicolás Cerda quería una formación internacional y en la UAI la obtuvo

27 de Septiembre 2022 Noticias

En Estocolmo, Suecia, Nicolás Cerda, estudiante de ingeniería comercial de la Universidad Adolfo Ibáñez, se encuentra cursando la última parte del Master in International Management Cems. “Estoy realizando una práctica profesional e internacional con el Consejo Sueco de Comercio e Inversión, Business Sweden, en sus oficinas centrales en Estocolmo. Business Sweden es una organización cuyo trabajo combina una parte privada de consultoría estratégica de gestión con un mandato único del gobierno de Suecia para ayudar a las empresas suecas a aumentar sus ventas globales y a las empresas internacionales a invertir y expandirse en Suecia” explica sobre su quehacer diario. “La experiencia ha sido increíble”, agrega.

Para entender en mayor profundidad lo que es CEMS y lo que implica para sus participantes, es necesario contar que antes de Suecia, Nicolás estuvo en Suiza. Sí, más específicamente en la Universidad de St. Gallen, una de las 34 universidades a nivel mundial que forma parte de la alianza CEMS (incluida la UAI) y este año salió reconocida como la universidad con la mejor oferta en Masters en Management a nivel mundial (por el Financial Times). “La universidad es muy buena, y tiene una gran oferta de cursos en distintas áreas, desde lo más general como marketing y liderazgo, hasta temas más específicos como aviación, turismo o cambio climático” explica.

Entonces… ¿de qué se trata esta alianza entre universidades y organizaciones y por qué sus participantes deben cursar un trimestre y su práctica profesional en el extranjero?

El objetivo de CEMS es formar a la próxima generación de líderes globales que las empresas necesitan. La red -de la cual la Escuela de Negocios UAI es miembro desde 2013- se caracteriza por su multiculturalidad, exigencia, alta calidad académica de sus estudiantes, la directa conexión que el programa tiene con sus Corporate Partners, que son empresas u ONGs multinacionales, y una intensa colaboración entre las escuelas de negocios que la integran. Sus participantes – que provienen de todo el mundo- deben cursar dos períodos académicos, uno en la Escuela de Negocios UAI y otro en alguna de las universidades de la red: Cornell (Estados Unidos), National University of Singapore Business School, Korea University Business School, más una veintena de escuelas europeas como London School of Economics, HEC Paris, y University of St. Gallen (Suiza), por mencionar algunas, donde realizan cursos de estrategia global, liderazgo global, ciudadanía global y un proyecto de negocios -entre otros. También deben realizar una pasantía internacional, la que dura como mínimo ocho semanas y se realiza fuera de Chile.

“Haber tenido la oportunidad de vivir en Suiza por un periodo, como parte de mis estudios superiores, fue una experiencia increíble. Suiza es un país precioso, con mucha naturaleza y ciudades que valen la pena visitar. La mejor parte de la experiencia fue conectar con otros estudiantes de intercambio de distintos países, y también con los estudiantes UAI y chilenos que se encuentran estudiando en la HSG,” dice Nicolás sobre su experiencia en Suiza, que él sin duda aprovechó al máximo.

¿Por ejemplo?

En su estadía en la Universidad de St. Gallen, tomó varios cursos electivos relacionados con sus áreas de interés: aviación, turismo y cambio climático. Estos cursos, dice, fueron muy interesantes, porque distan del management convencional. “Lo mejor de mi experiencia fue que tuve la oportunidad de realizar mi Business Project (proyecto de consultoría en equipos) en el área de aviación con el Grupo de Lufthansa, específicamente con la empresa Swiss International Air Lines. En este proyecto aprendí muchísimo de la industria y además tuve la oportunidad de trabajar con compañeros increíbles.”

No solo eso, sino que además gracias al curso de cambio climático -que es impartido por más de 10 universidades de CEMS- Nicolás pudo juntarse en un mismo país con los participantes del curso de todas las universidades que lo consideran en su malla para simular una COP (Conferencia de las Partes) y llegar a acuerdos en términos de cambio climático. “En nuestro caso, nuestra actividad se llevó a cabo en Polonia, y tuvimos la oportunidad de viajar y conocer otros estudiantes internacionales. Cada equipo representaba a un país, y el objetivo era llegar al mejor acuerdo posible en pro a la lucha contra el cambio climático. Acá también nos pudimos reunir varios estudiantes de la UAI que estábamos realizando este curso en las distintas universidades.

Aprendizajes para seguir creciendo

A pesar de todas estas experiencias alucinantes, Nicolás quiere dejar claro que vivir y estudiar en el extranjero no siempre es color de rosa. Y no se refiere con ello simplemente a extrañar o las diferencias de precios (“Suiza puede llegar a ser tan caro que a veces íbamos a Alemania durante las tardes sólo para comprar lo que necesitábamos y ahorrar algo de dinero. Existen muchos tips para ahorrar en Suiza mientras tienes que una buena experiencia”, explica) o problemas con la visa que pueden existir (y que, de hecho, las tuvo) sino que situaciones inesperadas que desarmar y hacen que la vida tome un giro doloroso.

Nicolás se refiere y comparte lo que fue una de las experiencias más duras de su vida. Aquí, en sus palabas:

“Mientras me encontraba terminando mi periodo en Suiza, mi madre se enfermó en Chile. Los días pasaban y su estado de salud agravó rápidamente, por lo que tomé la decisión de viajar a Chile (literalmente compré el pasaje en el aeropuerto dos horas antes de viajar). Tuve la oportunidad de verla el mismo día que llegué, y conversar con ella (fue una sorpresa para ella). Al día siguiente, fue entubada y nunca más despertó de esa pesadilla. 

Estuve en Chile cerca de un mes y después de un tiempo regresé a Europa por mi práctica. Lamentablemente ella falleció a los dos días de mi vuelta, por lo que no pude estar en su último adiós. Fue un momento sumamente difícil, pero tanto mi familia como amigos me apoyaron en el proceso. El equipo de CEMS también me ofreció su apoyo en todo momento, y estaré eternamente agradecido por ello.”

Una situación que el mismo define como desgarradora.

“Vivir en el extranjero no es fácil, muchas personas romantizamos esta experiencia a través de las redes sociales, pero existen varias ocasiones donde la soledad y tristeza son más fuertes que la experiencia en sí misma. No obstante, poder conectar con personas que están en una situación similar, te permite sobrellevar estas situaciones de mejor manera. Uno de los mayores aprendizajes personales que destaco de lo que va de esta experiencia, es el aprender a ver la vida y la realidad desde otra perspectiva, con nuevos conocimientos y en culturas totalmente distintas a las que estaba acostumbrado, y eso es invaluable.” 

Eligiendo su propio camino

Nicolás cuenta que desde que supo que quería estudiar Ingeniería Comercial, la Universidad Adolfo Ibáñez fue su primera y única opción, y el Master in International Management tuvo mucho que ver en ello. Desde el colegio, dice, supo que quería vivir y estudiar afuera, y CEMS le ofrecía todas las posibilidades que él quería: buenas oportunidades en el exterior, convivir con distintas culturas y poder utilizar distintas becas y/o beneficios estudiantiles.

Tan claro lo tenía que cuenta que desde el primer año de la universidad, comenzó a investigar sobre los requisitos de postulación al programa, y lo hizo junto a su grupo de amigos que también entraron finalmente al magister y vivieron sus experiencias en otras partes del mundo.

  • ¿Qué sientes que te ha entregado CEMS para tu desarrollo profesional y personal?

“CEMS me ha entregado varias herramientas profesionales y personales. Si tomamos en cuenta que son sólo 34 escuelas de negocios a nivel mundial, y sólo una por país, cursar este magíster en 2 de esas escuelas te asegura calidad y conocimientos de vanguardia. Y lo bueno de CEMS es que gran parte del currículum te lo armas tú, puesto que debemos cursar un gran número de ramos electivos y estos dependerán de tus gustos e intereses profesionales. Sin embargo, una de las principales herramientas que te entrega este magister es el desarrollar y conectar con una red de contactos a nivel global, tanto por los distintos estudiantes que conoces en las universidades y actividades en las que participas, como también por las empresas (Corporate Partners) que forman parte de tu desarrollo a través de charlas, reuniones, visitas y el Business Project.

En lo personal, el crecimiento que he visto en mi durante el último año ha sido gigante. Desde la capacidad de desenvolverme en escenarios más complejos y dinámicos, hasta el tener mayor confianza en mis conocimientos y habilidades.

​Haber ingresado a este master con parte de mi grupo de amigos de la universidad fue una experiencia increíble, tanto por la red de apoyo que nos brindábamos como también por las oportunidades de viajes que teníamos. Por ejemplo, con una amiga viajamos juntos a Europa y estuvimos recorriendo Suiza por 1 semana antes de iniciar nuestros semestres. También visité a otra amiga en Barcelona, y estuve conociendo esa ciudad con ella por más de 1 semana. También viaje con algunas amigas a Holanda, Bélgica y Francia. La magia de Europa que está todo cerca y es relativamente económico viajar.”

Puedes conocer más de CEMS,  Master in International Management AQUÍ. 

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram