arrow-right host location public time type

Diseño + Sustentabilidad, el binomio perfecto

Impulsar el desarrollo sustentable a partir del diseño. Fabricar, prototipar, innovar y aplicar la tecnología para lograrlo. Este fue el desafío que abordaron Hernán Robinson y Lucas Helle en sus proyectos de tesis del Magíster en Ciencias del Diseño (MCD) del Design Lab UAI. Proyectos que fueron destacados por Chile Diseño -asociación de empresas de diseño en Chile- por su aporte a la sustentabilidad y que abarcan, desde la creación del un FabLab en Tierra del Fuego para el cultivo de alimentos frescos y saludables, hasta la aplicación de mecanismos de la naturaleza en sistemas robóticos que permiten modificar nuestra interacción con el espacio.

“Diseño y fabricación digital para un desarrollo endógeno en Tierra del Fuego” es el proyecto de Hernán Robinson, arquitecto y Magíster en Ciencias del Diseño UAI. La propuesta, que incorpora innovación tecnológica y económica, tiene como objetivo el desarrollo sustentable de la isla de Tierra del Fuego a través de la implementación de un centro de Diseño y Fabricación Digital donde se dará valor agregado a las materias primas de la isla. Para ello, este FabLab de Tierra del Fuego aprovechará el potencial eólico y solar en el cultivo de alimentos frescos que contribuyan a mejorar la salud de sus habitantes.

“El proyecto explora el ámbito del diseño de innovación social. En el marco de las ciencias del diseño espera contribuir a una economía endógena en Tierra del Fuego estableciendo una correlación entre una estrategia de desarrollo local, la calidad de vida y el diseño y fabricación digital. Se quiere recoger las oportunidades creativas y reflexivas proporcionadas en un marco de innovación tecnológica para concretarlas en propuestas basadas para un desarrollo inteligente a escala local”, explica el arquitecto Hernán Robinson.

Entre los objetivos puntuales comenta que esta iniciativa considera la estructuración de una temática básica para el desarrollo de un Fablab en la Patagonia Fueguina que permita diseñar y prototipar objetos funcionales con el entorno y las personas. Pero, además, el proyecto tiene el gran desafío de generar en la población interés por el diseño y la fabricación digital y, con ello, un polo de atracción de talento. A ello se suma, un proyecto piloto para el desarrollo de una agricultura inteligente y sustentable como un nuevo ámbito productivo que permita una nutriciñon salulable que contribuya a una mejor calidad de vida”.

¿En qué te inspiraste para desarrollar este proyecto?
Tomé como punto de partida de la investigación el marco de convulsión social y sanitaria en el que se ha desarrollado nuestra cotidianeidad en los dos últimos años. Es así como observé el potencial que ofrecen, para una mejor calidad de vida, las localidades pequeñas y aisladas de nuestro país a través de la implementación de tecnologías de la información y comunicación.

Respecto a las herramientas obtenidas por su paso por el Magíster en Ciencias del Diseño (MCD), Hernán destaca como esencial “el enfoque profundo, sistemático e integral de la temática del diseño. Este programa permite la auto exigencia intelectual, transitando como alumno hacia una manera científica de hacer diseño, generando así una suerte de ‘metodología profunda’ para enfocar el futuro profesional en el amplio campo del diseño”.

Naturaleza y robots

Sobre la fuente de inspiración de su proyecto de tesis del MCD “Diseño y modificación de entornos dinámicos mediante sistemas robóticos de enjambre”, Lucas Helle, diseñador y Magíster en Ciencias del Diseño UAI, nos confiesa haberla encontrado entre la naturaleza, sus sistemas biológicos y la tecnología. “Por un lado, hay una inspiración desde la fabricación digital y la tecnología que son áreas que caracterizan a la Escuela de Diseño. Por otro, es un interés personal por la naturaleza y sus sistemas complejos como colonias de hormigas, organismos celulares y otros en los que se logran objetivos complejos a partir de la suma de las pequeñas acciones de cada uno de sus miembros. De hecho, esa inspiración es compartida en toda el área de robótica de enjambre por que se cree que hay un gran potencial de trabajo si se logra apreciar estos sitemas”, dice.

La robótica de enjambre estudia el uso de múltiples unidades robóticas simples, pero que coordinadas pueden conseguir objetivos complejos. Su principal ventaja es que al ser sistemas sin un control central, cada robot puede funcionar acomodándose a los cambios locales y comunicarse con otros cercanos y por lo tanto tienen mejor adaptabilidad a los cambios de su alrededor, se lee en el abstract del proyecto de Lucas.

Y ¿cómo llevar un proceso de diseño abordado desde la robótica de enjambre? El proyecto estudia el potencial del uso de sistemas de enjambre para modificar un espacio de tierra,  transformar topografías, entendiendo su potencial como una pieza clave para avanzar hacia un futuro sustentable.
“El proyecto busca explorar nuevas metodologías del emergente campo de la robótica de enjambre para modificar el entorno que nos rodea. Esto a su vez propone una alternativa a la manera de diseñar un proyecto. Tradicionalmente diseñamos con un objetivo físico definido. En vez de eso, aquí se trabaja a partir de variables que siente cada robot en tiempo real y en cómo modificarlas”, explica Lucas sobre los objetivos de la iniciativa.

¿Qué herramientas destacarías del MCD para tu desarrollo profesional?
Creo que la principal herramienta que entrega el MCD es proponer una forma de abordar los problemas desde la disciplina del diseño y cuestionar las implicancias que eso tiene, tanto para trabajar como para desarrollar una investigación. Respecto al desarrollo profesional creo que ese aprendizaje se nota en la manera de buscar soluciones a problemas inciertos usando las herramientas de forma creativa, comenta Lucas.

Sobre este magíster que imparte la Escuela de Diseño, Felix Raspall,  profesor del programa que trabajó junto a los alumnos, destaca  las herramientas metodológicas, conceptuales  y prácticas que permiten a los estudiantes proponer y desarrollar proyectos innovadores y sustentables. “Utilizando software avanzado para el diseño digital y simulación computacional, estos alimentan la generación de procesos de fabricación robótica y por control numérico. En el caso de Hernán Robinson, su proyecto propuso el uso de estas tecnologías en un proyecto que potencia el desarrollo endógeno en Tierra del Fuego. Lucas Helle, por otra parte, desafía el estado del arte en la fabricación digital proponiendo sistemas de robótica de enjambre, que se encuentran mayormente estudiados a nivel fundamental, para la transformación de topografías y paisajes”, agrega.

 

Foto: Imagen de los experimentos y conceptos, cortesía de Lucas Helle.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram