arrow-right host location public time type

Crisis y movimientos sociales: una mirada desde Argentina

9 de Diciembre 2019 Noticias

¿Cómo se configuró el poder actual de Cristina Kirchner? ¿Cuál es la visión de la crisis chilena desde el país vecino?, fueron algunas de las interrogantes que Diego Cabot, periodista argentino, editor de La Nación y quien destapó el caso de los cuadernos de las coimas del gobierno de los Kirchner, respondió en conversación con la académica de la Escuela de Comunicaciones y Periodismo, Bárbara Fuentes.

Organizada por el Magíster de Comunicación Política y Asuntos Públicos, la actividad comenzó con una exposición del periodista que trata de explicar cómo la expresidenta,  quien actualmente está con varios procesos judiciales, asumirá como la nueva vicepresidenta de Argentina.

“Que el vicepresidente elija al presidente es un caso único en el mundo”, sostiene Cabot sobre el caso de Alberto Fernández quien asumirá frente a la Casa Rosada, gracias al apoyo de la exmandataria. Para Cabot, este hecho inédito se debe también  a una cuestión económica del saliente gobernante: “son hijos de una mala gestión de Macri, ahí estuvo el germen”.

Sobre la situación que vive nuestro país tras el estallido social, para Cabot, “el gran ausente en Chile son líderes para negociar”, escenario que en Argentina no sucede: “eso el peronismo no te lo deja pasar, se inventa uno en dos minutos…en nuestro país se adopta el manual del peronismo: negociación y dinero” y aseguró que con esta técnica hay efectividad, no es algo para copiar o enorgullecerse.

Asimismo afirmó que el proceso chileno es difícil entenderlo desde afuera, pero que para lograr salir las autoridades deben preguntarse por qué la gente sale a la calle y saber darles una respuesta: “Chile va querer poner sus reclamos en la Constitución, es un proceso de mucha demanda hacia una clase política que no puede dar respuestas y esto genera un desgaste político que puede terminar con un presidente de extremos en una radicalización”.

 Para Cabot es fundamental que hayan referentes que encaren las demandas, ya que está la sensación de pocas respuestas del poder político, y eso genera una crisis institucional   muy fuerte: “con una sociedad dividida va ser difícil gobernar, el enfrentamiento es muy fuerte y te impide buscar un líder que aúna”.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram