arrow-right host location public time type

Round 2: Eslóganes y francotiradores

13 de Octubre 2017

ste segundo debate entre los candidatos al Senado de la región mostró que la experiencia cuenta y que no necesariamente el que más grita es el que más sabe ni, remotamente, el que más aporta. Pero que, no obstante, un par de francotiradores siempre hacen más entretenida la situación.

Los siete postulantes –Juan Ignacio Latorre (RD), Kenneth Pugh (RN), Ignacio Walker (DC), Marco Antonio Núñez (PPD), Oscar Rementería (Indep. Amplitud), Andrea Molina (UDI) y Gaspar Rivas (Indep.)- se vieron enfrentados a los temas que marcan a la región hace ya varias campañas: realidad portuaria, medioambiente versus desarrollo, empleo, sequía y patrimonio, entre otros.

Pero, en esta segunda jornada, la característica principal fue el constante vaivén entre los eslóganes vacíos y el disparo a matar (siguiendo la línea instaurada por el abanderado presidencial José Antonio Kast), con escenas de grueso calibre protagonizadas fundamentalmente por Rivas y Rementería.

Con una creatividad ausente, hubo algunas propuestas archiconocidas, como que los puertos tributen a las comunas que los albergan, la conectividad de la región a través del metro a La Calera o la complementación público-privado en salud. Pero hubo otras que llamaron algo más la atención, como que un porcentaje del IVA quede en la zona, que el alcalde de Valparaíso participe del directorio del puerto, que se replique el modelo que tiene el casino con Viña del Mar en la relación puerto-ciudad, o aumentar el grado de autoadministración de Isla de Pascua.

La experiencia aquí se notó. Ignacio Walker medía sus palabras, hablaba desde la altura que le dan los años, lleno de cifras y datos duros, con un aura de estadista que –en todo caso- le costó mantener cuando Rementería lo emplazó a hacer un “mea culpa” por los 25 años que lleva en el Congreso y en los que no se ha avanzado, por ejemplo, en materia de elección de gobernadores regionales o cuando lo enfrentaron a las críticas por no vivir en la región.

Mientras, en su debate propio, Núñez y Molina cuchicheaban constantemente al punto de no estar siempre conectados con lo que se estaba debatiendo. Sin embargo, el PPD fue el único en hacer el “mea culpa” que pedía el abanderado de Amplitud: “Las grandes coaliciones se resisten a soltar el poder” de designar a los 15 intendentes.

Ante la mirada pausada del vicealmirante (r) Pugh y del académico Latorre, los francotiradores lo dieron todo. En este segundo round, Rivas y Rementería no dudaron en proponer medidas como la libre adquisición de armas para combatir la delincuencia, por parte del ex RN, o su alocución final declarándole la guerra a “este Congreso inútil y corrupto” (al que pretende seguir perteneciendo). Mientras, el abanderado de Amplitud sentenció que –de ser electo- agilizará proyectos y hará que los parlamentarios trabajen en el Congreso de lunes a viernes, dejando en la duda su nivel de conocimiento sobre las atribuciones parlamentarias, pero mostrando que ante las cámaras, no es malo salirse del libreto.

Publicado en El Mercurio de Valparaíso.

Contenido relacionado

Redes Sociales

Instagram