arrow-right host location public time type

Rompiendo estereotipos: Vivir y hacer negocios en China

El modelo educativo de la Universidad Adolfo Ibáñez está basado en tres pilares: El programa de Artes Liberales, la formación en competencias profesionales y la especialización en el último año de la carreara. (A partir de este 2021, con el lanzamiento del modelo 3+2 en la malla de Ingeniería Comercial, esta especialización se dará en los dos últimos años de la carrera y la licenciatura se obtendrá en 3 años). Para especializarse, los alumnos de comercial pueden elegir entre 13 magísteres, uno de ellos, CEMS UAI, Master in International Management.

CEMS UAI es parte de CEMS Global Alliance, una alianza internacional que reúne a 32 universidades y más de 70 empresas de todo el mundo y cuyo objetivo es formar a la próxima generación de líderes globales que las empresas necesitan. “CEMS Master in International Management (MIM) es el programa perfecto para alumnos que quieren darle un enfoque internacional a sus carreras. Es una red de escuelas de negocios de primer nivel localizadas a lo largo del mundo que se complementa con la participación activa de partners corporativos, organizaciones sin fines de lucro, y exalumnos. Todos los estudiantes que cursan este programa estudian un trimestre en el extranjero, en alguna de las universidades de la red y realizan una práctica internacional de dos meses,” explica el director de CEMS UAI, el profesor Santiago Mingo.

Además, CEMS potencia el involucramiento de sus estudiantes en diferentes actividades que van mucho más allá de la formación académica, enriqueciendo su experiencia. Una de esas actividades es CEMS CLUB, organización formada por los propios estudiantes que se encarga de varios aspectos durante el trimestre, entre ellos, de la creación y promoción de charlas y eventos profesionales “lo que nos da la oportunidad de profundizar en distintos temas que mueven al mundo hoy en día,” explica el actual Presidente de CEMS CLUB Chile, Ignacio Rojo. Ignacio fue elegido Presidente durante el primer trimestre del CEMS en el año 2020 (último trimestre del año en Chile), Sin embargo, debido a la contingencia sanitaria, hoy continúa en su rol. “Durante el trimestre, se realizaron varias actividades, entre las que destacan charlas, foros y eventos organizados por los departamentos respectivos.

 Women in the Asian Giant

Una de las charlas organizadas por Cems Club Chile, fue “Women in the Asian Giant” que, de hecho, obtuvo el tercer lugar entre las mejores prácticas dentro de los más de 30 CEMS Clubs conformados globalmente. La charla trajo a dos mujeres, Mariana Usach, Directora Ejecutiva de la Cámara de Comercio Chilena en China y a María de los Ángeles Awad, Gerente General de Business Accelerator Partner y se enfocó en descubrir y compartir las experiencias de ambas, además de profundizar en los desafíos de cómo es estudiar o trabajar en China. “La charla fue un rotundo éxito y se conectaron más de 100 participantes de alrededor de 15 países,” dice Ignacio, y es por ello que quisimos ahondar con Mariana Usach sobre alguno de los tópicos tratados.

El rol de la Cámara de Comercio Chilena en China

La Cámara Chilena de Comercio en la República Popular China es una organización de carácter privado, impulsada por sus miembros, dedicada a mejorar el entorno empresarial en China y promover relaciones económicas sostenibles y constructivas entre ambos países. Mariana cuenta desde Shanghái que hace un año fue invitada a integrarse a su equipo como Directora Ejecutiva, retomando el arduo trabajo que muchos empresarios chilenos pioneros en China realizaron, pavimentando el camino para desarrollar actividades de fomento y promoción de la calidad e inocuidad de los productos chilenos y tratando a su vez de atraer capitales chinos para invertir en Chile.” 

Construir una Cámara de Comercio en China comprende de un procedimiento de alta rigurosidad y detalle, porque China solo autoriza el funcionamiento de una Cámara por país, por lo que debe ser impulsado por la embajada. “Requiere de una larga y rigurosa tramitación ante el Ministerio de Asuntos Civiles de China,” dice, por lo que el equipo trabajó arduamente para cumplir con todos los requisitos solicitados.

Parte también del compromiso de la Cámara es “mantener la marca Chile por sobre todas las cosas, en un entorno abierto, pluralista y equitativo, en donde la búsqueda de las oportunidades, así como la defensa frente a amenazas, son el foco conductor de los esfuerzos realizados, y que finalmente vayan en beneficio de todos los emprendedores y empresarios chilenos.” Agrega que en el último tiempo han podido potenciar la interacción de la Cámara con empresarios y emprendedores, generando puentes. “Hemos podido unir expectativas tanto de productos o capitales chinos a Chile, como la llegada de bienes chilenos a China, facilitando el camino de aquellos que se acercan a nosotros para buscar información bilateral para la realización y continuidad de sus negocios.”

 Camino a Shanghái

Mariana- abogada- cursó un Magíster en la Universidad de Fudan, (LLM in Chinese Business Law), donde dice que vivió en primera persona la excelencia académica de las universidades chinas. “Tanto en el ámbito profesional como en el cultural soy una enamorada de este país. En las actividades de la cámara, me he encontrado con un ambiente laboral muy profesional, dedicado y de alto rendimiento. El motor y la energía que hay en esta ciudad (Shanghái) es impresionante.” ¿Por ejemplo? Cuenta que le llamó mucho la atención que algunos feriados se recuperan, lo que significa que, si lunes y martes fueron libres, las actividades se trasladan al sábado y al domingo. “Es decir, la universidad, los colegios, los bancos, las oficinas, todo funciona ese sábado y/o ese domingo, como si fuese un día hábil.” Además, la eficiencia en los tiempos de respuesta es impresionante, mirada desde una perspectiva chilena. “El horario pareciera no ser un obstáculo al momento de concretar un negocio. Hay muchos eventos de negocios que se realizan los fines de semana, es muy normal que se cite a una reunión un sábado o un domingo.”

De los dos años que lleva viviendo en China, dice que el balance es 100% positivo a pesar de las dificultades idiomáticas. De hecho, el idioma es el principal desafío para extranjeros de cualquier lugar del mundo que buscan establecerse en China. “Ser analfabeto no es fácil” dice Mariana. “En la vida cotidiana, tratar de entender la información en las señaléticas, o llegar a algún sitio, requiere de mayor preparación y concentración.”

Si bien- cuenta- hay un número importante de personas que hablan inglés, o aplicaciones con traducciones (que no siempre son confiables,) “un ciudadano de a pie puede ver su vida bastante más cuesta arriba por no poder expresarse, pedir comida o incluso comprarla en un supermercado. No poder contestar el teléfono o las mil cosas básicas que uno quisiera expresar o hacer entender, ya que en muchas ocasiones ni siquiera los gestos o la mímica ayudan, incluso los números del 6 al 10 se gesticulan con las manos de manera distinta a la que conocemos al otro lado del mundo.”

Una forma distinta de hacer negocios

Mariana señala que es sumamente relevante informarse de forma acuciosa y prolija de los requisitos que se deben cumplir para realizar las actividades comerciales, respetando las regulaciones locales, para evitar futuros inconvenientes o ilegalidades. “Aquellos que vienen a China para hacer negocios deben educarse acerca de la cultura local y la forma en que se estila generar los vínculos comerciales. Los tiempos son distintos, y a veces la premura que nos impulsa en occidente, no se condice con la costumbre local que entrelaza amistad y generación de confianza con la futura realización del negocio,” explica.

“Desde mi perspectiva, viviendo en Asia, es muy importante que se cambie el switch occidental basado en un total desconocimiento de lo que significa vivir en China o de lo que es como país. Aquellos que repiten en forma despectiva …ah, es que es made in China o piensan que China se limita a ser el productor del gatito de la suerte que mueve el brazo, no quieren despegar la vista de la percepción sesentera o setentera del país, parafraseando un gastado y errado discurso, que dista ciertamente de la realidad actual de China, de su linda gente, de su diario vivir y de la administración económico-social del país,” agrega.

Agrega que le encantaría ver a muchas mujeres empresarias desarrollarse en China. “Tenemos pocas pero excelentes emprendedoras, profesionales y ejecutivas chilenas que se han abierto camino en un mercado difícil y que sin duda está numéricamente dominado por hombres, pero que han podido encontrar su espacio y generar instancias comerciales exitosas. Me gustaría que muchas más mujeres latinoamericanas se animaran a emprender ya que hay muchas mujeres chinas, al menos en Shanghái, que tienen o lideran grandes corporaciones o sus propios negocios.”

“Los invito a no dejarse llevar por estereotipos, vengan a China, vivan China y van a descubrir un país lleno de energía, de amistad y de hermosos paisajes.”

Conoce más de CEMS UAI AQUÍ.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram