arrow-right host location public time type

¿Por qué calculamos la Huella de Carbono Institucional en la UAI?

8 de Junio 2020 Estudiantes Noticias

Conocer el impacto ambiental de nuestras actividades en la UAI con el próposito de buscar medidas que permitan mitigar y compensar estas acciones con el medio ambiente. Este es el objetivo del proyecto “Huella de Carbono Institucional” que trabajan en conjunto la profesora de la Facultad de Ingeniería y Ciencias (FIC), Dafne Crutchik, y la estudiante del Magíster en Ciencias de la Ingeniería (MCI), mención Energía y Medio Ambiente, Fernanda Alarcón.

El proyecto fue una de las iniciativas ganadoras del “Concurso formación de estudiantes para la investigación” del “Programa de Apoyo a la Investigación” de la Dirección de Investigación de la UAI. Además, es parte de los hitos del Consejo de Sustentabilidad de la UAI, cuyo lanzamiento se realizó este año y donde la FIC ha jugado un rol relevante en cuanto a su desarrollo, impulsando su creación a través de iniciativas lideradas por  profesores de los campus UAI de Santiago y Viña del Mar .

La huella de carbono nos permite evaluar, entender y conocer cuánto efectivamente impactan nuestras acciones en el medio ambiente, específicamente en el cambio climático. La idea de esta iniciativa – dice Crutchik– es potenciar el compromiso de la UAI con el cuidado y la preservación del medio ambiente. “Este proyecto tiene como objetivo la estimación de la Huella de Carbono Institucional. Posteriormente, la idea es que la UAI se certifique en el programa del Ministerio de Medio Ambiente, HuellaChile donde varias universidades chilenas ya se encuentran certificadas”.

La cuantificación de la huella de carbono se determina en base a las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), generadas por las actividades que realizamos en nuestro día a día en la UAI. Su medición cuantifica la cantidad de emisiones de GEI en toneladas de dióxido de carbono equivalente, las cuales son liberadas a la atmósfera debido a las actividades realizadas y los servicios que consumimos. Principalmente, la huella de carbono se calcula en base a las emisiones directas, esto es aquellas controladas por la organización, y las emisiones indirectas, aquellas que son consecuencia de las actividades realizadas o servicios consumidos por la organización.

“La primera etapa del proyecto consistirá en cuantificar la huella de carbono institucional para el año 2019, que será la línea base para el estudio. A partir de la huella de carbono para ese año, se estudiarán diferentes escenarios a corto, mediano y largo plazo para proponer medidas de mitigación y compensación de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) con el objetivo de reducir la huella de carbono institucional. La idea es que la reducción propuesta de las emisiones de GEI de las actividades de la UAI, estarán alineadas con el compromiso que adquirió Chile en el acuerdo de París. Esto es reducción de 30% de las emisiones y carbono neutralidad a 2050. El estudio presentará  algunas propuestas a la universidad”, explica la profesora Dafne Crutchik.

Al respecto, Fernanda agrega que “actualmente, el cambio climático es uno de los retos que esta enfrentando la humanidad y la UAI no esté ajena a ello. El calentamiento global es uno de los impactos visibles del cambio climático, el cual ha ido en aumento junto con estos gases en la atmósfera en las últimas décadas. A raíz de esto, es que estamos calculando la huella de carbono institucional para así proponer medidas con el objetivo de disminuir las emisiones de gases efecto invernadero que se están generando en nuestras actividades diarias en la UAI. Además, de contribuir a la educación ambiental y fomentar el desarrollo sostenible en la comunidad de la universidad”.

Para calcular la huella de carbono de la UAI, la alumna del Magíster en Ciencias de la Ingeniería (MCI) tendrá a su cargo varias tareas, entre ellas, estudiar el estado del arte, analizar los datos de acuerdo a las necesidades del mismo estudio y levantar la información necesaria para, finalmente, innovar y desarrollar medidas de mitigación y compensación “que puedan ser adoptadas por la UAI en un futuro con el objetivo de que nuestra universidad pueda reducir sus emisiones y contribuir a la lucha contra el cambio climático”, comenta Fernanda.

En este contexto, los hábitos de transporte de nuestra comunidad UAI es una información muy importante para conseguir un buen resultado de la huella de carbono institucional, sostiene Fernanda. Para ello, junto a la profesora Crutchik, prepararon una encuesta dirigida a toda la comunidad UAI, que se encuentra en la página de  Sustentabilidad de la UAI, y que permitirá determinar los hábitos del transporte en las tres sedes de la universidad. La encuesta es un insumo fundamental para obtener un resultado fiable del cálculo de la huella de carbono institucional.

Impacto para la UAI

Respecto del impacto que tendrá para la UAI cuantificar la huella de carbono, Dafne señala que entre los beneficios están la mejora de los indicadores de sustentabilidad y competitividad; la identificación de los procesos con mayores emisiones de GE; el aumento de la competitividad en el mercado nacional e internacional y generar una oportunidad que se traduce en reducción de costos.

“La idea es dar a conocer lo que se realizó en este proyecto por lo cual, una vez finalizado, se hará una presentación de los resultados obtenidos. Será una actividad que la Dirección de Investigación de la UAI está planteando para que todos los estudiantes beneficiados en este concurso presenten sus trabajos de investigación y así  motivarlos  para que trabajen en temas de investigación con los docentes UAI”, comenta la profesora de la FIC.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram