arrow-right host location public time type

Niall Ferguson: “La libertad de expresión no es ni tan gratis ni tan libre”

8 de Noviembre 2017 Noticias

En el marco de la Cátedra Friedrich von Hayek, dirigida por el profesor Axel Kaiser, se realizó el seminario “Corrección política y libertad de expresión”, en la que participó el historiador Niall Ferguson, Master of Arts y doctor en Filosofía y ex profesor de la Universidad de Harvard quien además, es miembro académico honorario de la UAI.

Entre anécdotas personales e importantes acontecimientos históricos, Ferguson realizó un breve repaso de los hechos que han favorecido o perjudicado la libertad de expresión a lo largo de la historia y cómo éstos han estado marcados fuertemente por la tecnología haciendo especial énfasis en el poder que hoy poseen el internet y las redes sociales.

El historiador confesó que, en sus primeros años de formación académica, escribió una artículos ofensivos sobre diversos temas, y salvo ocasiones puntuales en las que recibía tres o cuatro cartas de algunos airados lectores, no existía una amenaza significativa que restringiera su libertad de expresión a la hora de publicar sus escritos. Sin embargo, una vez que se trasladó a Estados Unidos, comenzó a darse cuenta de que aquellos lectores que reaccionaban ante sus artículos habían obtenido un nuevo poder gracias al advenimiento del internet.

En la actualidad, “el Twitter o los blogs adquirieron el poder de denunciar. Cuando por primera vez experimenté las denuncias a través de internet por algo que yo había escrito, realmente me impactó que miles de denuncias hostiles que permanecían en línea. (…) Acusaciones casuales de desprecio pasaron a ser parte de mi vida rutinaria en Estados Unidos”, afirmó.

Ferguson resaltó que, durante gran parte de la historia, las personas no han disfrutado de la libertad de expresión. Según comentó, la primera vez que se vio desafiada esta histórica tradición de la “no libertad de expresión” fue con la Reforma de Martín Lutero y la respuesta está en la tecnología: “el hecho de que la imprenta existiese permitió que el mensaje se difundiera. La revolución científica ocurrió y se propagó gracias a que nadie controlaba la imprenta”, destacó.

Posteriormente, el historiador se refirió a los siglos XIX y XX en donde la libertad de expresión prácticamente no existía. Para el académico, el cambio se produjo nuevamente gracias a la tecnología. “El ciberespacio independiente lograría lo mejor de la libertad humana, una conectividad universal de forma gratuita y libre”. El internet llegaba para revolucionar el concepto de libertad de expresión.

Sin embargo, para Ferguson el odio que se genera actualmente a raíz de ciertas publicaciones en redes sociales es el equivalente a la herejía de los siglos previos: “se hace una cacería de brujas o de herejes en línea que pueden forzar a una persona a autocensurarse y perder las facultades de expresarse libremente, sin dejar de considerar la amenaza que representaría para su propia seguridad”.

El académico recomienda tener cuidado con estos “cazadores de brujas” o denunciantes web porque, a su juicio, representan una amenaza profunda no solo para la libertad de expresión, sino que también para la libertad de pensamiento.“ La libertad de expresión no es ni tan gratis ni tan libre”, sentenció.

El historiador concluyó su exposición haciendo un llamado al mundo académico para que promueva una cultura de tolerancia en un ambiente de intercambio abierto de opiniones. No obstante, especificó que tampoco se puede ser un absolutista de la libertad de expresión y permitir que se difundan libremente causas como la pedofilia o el terrorismo. “Necesitamos defender el derecho a la libertad de expresión, excepto cuando se usa para atacar la propia libertad de expresión”.

Mira las fotos del encuentro aquí.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram