arrow-right host location public time type

El desafío de la educación a distancia

27 de Marzo 2020 Estudiantes Noticias

Debido a la contingencia desatada por el Covid-19, la Universidad Adolfo Ibáñez implementó, a través de la plataforma Zoom, la modalidad de clases online para sus estudiantes y así comenzar el proceso de adaptación de la enseñanza en medio de una crisis sanitaria mundial sin precedentes en este siglo.

Académicos, colaboradores y estudiantes se han sumado a este gran desafío que permitirá seguir adelante con el semestre académico y continuar brindando una formación de excelencia a los estudiantes.

Para el rector Harald Beyer, cuando ya estamos terminando la segunda semana con clases remotas y trabajo desde los hogares, le parece fundamental agradecer a todas y todos el compromiso demostrado: “Durante la primera semana, nos concentramos en lograr que se desarrollaran las actividades académicas y en organizar nuestra institución para funcionar remotamente. Más del 95% de nuestros profesores han podido hacer sus clases online. En la Universidad sólo se mantienen funciones críticas; esperamos reducirlas aún más en los próximos días. La dedicación con la que toda la comunidad ha abordado estos desafíos ha sido realmente admirable”.

También destaca que los desafíos son aún mayores, centrándose en las metodologías de enseñanza y evaluación y en el apoyo académico a los estudiantes, “debemos comenzar a generar en este período todos los espacios posibles de interacción virtual para que la comunidad pueda mantenerse en contacto y tenga las oportunidades de moderar las tensiones propias de estos períodos y sus impactos emocionales. Estamos haciendo todo lo posible para aprender de la experiencia comparada en estos asuntos y extraer buenas ideas y prácticas para adaptar a la realidad que está viviendo nuestro país y la UAI en particular

No hay duda en el mundo de la educación, que los desafíos de esta nueva modalidad implicará un cambio cultural importante. Para la Vicerrectora académica Soledad Arellano, en poco tiempo, la educación a distancia se volvió una realidad que ha debido adaptar no solo la metodología, sino el sistema de evaluación de más de 650 docentes: “Esto nos presionó a hacer rápido lo que esperábamos hacer más escalonado. Lo que habríamos hecho en meses tuvimos que hacerlo en una semana. Pero la capacidad de adaptación fue notable”, sostuvo.

Asimismo, Arellano afirmó que la UAI también está enfocada en el aspecto psicológico tanto de estudiantes como docentes “eso empieza a afectar y estamos fortaleciendo los canales para apoyar a estudiantes en el autocuidado y la salud mental” y destaca que “viene un cambio cultural importante que modificará los procesos de aprendizaje, la forma de hacer clases”.

Dentro de las propuestas que entregará esta formación online, es que algunos cursos podrían quedarse para siempre en la modalidad online porque se logran mejor los objetivos de aprendizajes, y la internacionalización.

¿Cómo ha sido la experiencia de los estudiantes en sus clases online

Martín Vidal, alumno de primer año, Ingeniería Comercial.

“Mi experiencia en las clases online ha sido grata, ya que a pesar de que no es lo mismo tener clases presenciales, los profesores tienen una muy buena disposición hacia nosotros, resuelven todas nuestras dudas, se preocupan de que aprendamos lo que nos enseñan y se adaptan muy bien a la plataforma con la que hacemos las clases”

Christel Lüttecke R., alumna de tercer año, Ingeniería Civil Industrial.

“Mi experiencia con Zoom ha sido muy buena, por su puesto que gracias al buen internet. Los profesores se conectan a la hora, pueden compartir pantalla para que tengamos acceso a la materia de forma inmediata, el audio funciona sin problemas, la clase queda grabada para que aquellos compañeros que no pudieron conectarse puedan acceder a la clase después, podemos participar, levantar la mano y realizar las clases de una forma muy fluida”.

María José de la Barra, alumna de cuarto año, Escuela de Comunicaciones y Periodismo.

“El impartir clases online a través de la aplicación Zoom ha sido un proceso enriquecedor pero también ha significado un gran desafío para toda la comunidad universitaria, tanto para los estudiantes como los docentes. Nos da acceso a nuevas herramientas con las cuales nos vamos ver enfrentados con la tecnología y los nuevos medios digitales, pero también significa un desafío en cuanto a nuestros procesos de adaptación. No estábamos acostumbrados a no tener clases presenciales y esta puede ser una nueva lógica de comunicación que va a empezar a imperar en el futuro, por ende en ese sentido considero que también ha sido un desafío pero muy enriquecedor en cuanto a el aprendizaje que entrega a cada uno de los participantes de la comunidad universitaria”.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram