arrow-right host location public time type

Economista del año

Nuestra académica de la Escuela de Gobierno y Directora del Centro de Políticas Laborales de la UAI, Andrea Repetto, fue galardonada como la “Economista del Año 2018”, distinción entregada por Economía y Negocios del diario el Mercurio y en donde el jurado son otros economistas.

«Es una académica que destaca dentro de nuestro cuerpo académico por ser integral: es reconocida por sus estudiantes como una excelente profesora”, sostiene la vicerrectora de la UAI, Soldedad Arellano, sobre la Ingeniero Comercial UC y PhD in Economics del Massachusetts Institute of Technology (MIT), quien lleva más de diez años como académica en nuestra universidad y es experta en diversos temas como economía, psicología, economía de la educación, economía laboral, crecimiento y productividad.

Algunas frases de sus pares:

«Es simplemente brillante. En mi opinión, debe ser la mejor economista chilena, incluyendo a los hombres, aunque se sientan ofendidos un montón de amigos míos».
Patricio Meller.

«Cuando fue directora del Magíster de Economía Aplicada de Ingeniería Industrial muchas estudiantes mujeres tomaban el programa y escribían sus tesis bajo su dirección».
Alejandra Mizala.

«Es 100% honesta y siempre busca investigación relevante. Diría que es una líder de su generación».
Rodrigo Valdés.

«A ella le gusta mucho la situación en la que está. Estar en la universidad, participar en Espacio Público, en proyectos de investigación, pero sin amarrarse en cargos públicos».
José De Gregorio.

Lee a continuación el perfil realizado por El Mercurio a nuestra académica:

«Es una economista brillante y que ha hecho un aporte relevante a las políticas públicas». Estos son los comentarios que más se repiten para perfilar a Andrea Repetto Lisboa. Ingeniera comercial con un magíster en economía de la Universidad Católica y la primera mujer chilena en obtener un doctorado en economía en el Massachusetts Institute of Technology (MIT) de Estados Unidos, fue escogida por sus pares como la Economista del Año 2018.

Este reconocimiento, que entrega Economía y Negocios de «El Mercurio» desde 2001, ha sido otorgado anteriormente a Mario Marcel, Juan Andrés Fontaine, Rodrigo Valdés, Francisco Rosende, Rosanna Costa, Rodrigo Vergara, José De Gregorio, Felipe Larraín, Cristián Larroulet, Klaus Schmidt-Hebbel, Sebastián Claro, Juan Pablo Montero, Andrés Velasco, Sebastián Edwards, Nicolás Eyzaguirre, Vittorio Corbo, Eduardo Engel y Ricardo Caballero.

Hija menor de los médicos Carmen Lisboa y Guillermo Repetto, la economista tiene dos hermanas: Paula Repetto, psicóloga de la UC y PhD de la Universidad de Michigan, y Gabriela Repetto, médico cirujano de la UC, pediatra de la Universidad de Wisconsin-Madison en Estados Unidos, experta en genética y enfermedades metabólicas. Casada y luego divorciada de Pedro Assael, Andrea tiene dos hijos: Pablo (20) y Daniela (17).

Inmersa en una familia intelectual, reconoce que su rigor por los estudios siempre estuvo impulsado desde su hogar. Siendo niña y tras regresar de Canadá -a donde su familia se había ido a vivir luego de que su madre obtuviera una beca para estudiar en Montreal-, fue alumna destacada del Colegio Universitario Inglés de Providencia, perteneciente a las religiosas Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, institución con la que aún mantiene un vínculo, pues forma parte del directorio del Colegio San Francisco Javier, que mantiene la congregación en Cerro Navia.

Pese a la vocación por la medicina de su círculo familiar, al momento de dar la Prueba de Aptitud Académica optó entre Psicología e Ingeniería Comercial. «Más que las matemáticas, me gustaban las ciencias sociales. Me gustó la economía una vez estudiando Ingeniería Comercial y decidí que tenía que seguir este camino. Lo que puedes hacer en políticas públicas a través de la economía fue lo que me atrajo», dice. Si hoy tomara otros estudios, la neurociencia sería su camino.

En medio de la convulsión política y social del Chile de fines de los 80, Repetto ingresó a la UC, donde la marcaron docentes como Dominique Hachette, Francisco Rosende, Juan Andrés Fontaine y Rodrigo Vergara. Recuerda que el curso que le realizó el expresidente del Banco Central fue uno de los más novedosos. «Él venía llegando de trabajar con (Lawrence) Summers y con Jonathan Gruber. Traía las últimas cosas de finanzas públicas, pero de un punto de vista microeconómico, eso me interesó», reconoce.

En la facultad fue ayudante de microeconomía, macro y econometría. Siendo matea, uno de sus cercanos revela un «defecto»: tenía muy mala letra. «En algún momento un profesor le tuvo que pedir que le leyera la prueba. Nadie le pedía los cuadernos porque no se entendía lo que escribía», dice este conocedor.

Compañera de generación, la actual ministra de Energía, Susana Jiménez, destaca su paso por la universidad. «Es una persona muy inteligente y muy generosa con sus conocimientos. Recibió un premio como mejor egresada», devela la autoridad con quien mantiene amistad.

En Cieplan investigó sobre el comercio internacional

Apenas en segundo año de su carrera comenzó a colaborar en Cieplan, think tank ligado a la naciente Concertación y desde donde surgió el equipo económico del expresidente Patricio Aylwin. «Entré a principios del 89 a trabajar. Estaba ahí cuando se fueron todos al gobierno. Hice mi tesis del magíster con Patricio Meller», cuenta.

Meller no esconde su fanatismo por Repetto: «Es simplemente brillante. En mi opinión, debe ser la mejor economista chilena, incluyendo a los hombres, aunque se sientan ofendidos un montón de amigos míos (…) No se le va el ego para arriba, a pesar de lo brillante que es», añade.

Pese a reconocer su cercanía con la centroizquierda, nunca ha militado en ningún partido. «Creo que ha sido una buena idea mantener mi independencia. Hoy no sabría en qué partido me metería si tuviera que escoger», dice.

Durante el gobierno de Aylwin se mantuvo en Cieplan con Patricio Meller, trabajando temas neurálgicos que emergían con fuerza: comercio internacional y las potencialidades de las exportaciones chilenas no cobre. En ese tiempo compartió con jóvenes profesionales, como Dante Contreras, Andrés Gómez-Lobo y Rodrigo Valdés, el ex ministro de Hacienda quien forma parte de su círculo de hierro en el mundo económico. De hecho, con la entrada de Valdés al Ministerio de Hacienda, Repetto y otros economistas, como Eduardo Engel y José De Gregorio, crearon el grupo de WhatsApp Los Escuderos. Y tras renunciar al cargo, Valdés fue incluido al grupo, el que fue rebautizado como Los Excuderos.

«Es 100% honesta y siempre busca investigación relevante. Diría que es una líder de su generación», dice Valdés.

Paso por el MIT le abrió las puertas a las finanzas públicas

En 1994 consiguió uno de sus grandes anhelos profesionales: Ingresar al MIT. Aunque iba con la intención de tomar el curso de comercio internacional, por recomendación de Valdés, que ya llevaba un año estudiando en la casa de estudios, optó por finanzas públicas. «Al final hice macro y finanzas públicas», recuerda.

Esta universidad de Boston se convirtió en la opción de muchos jóvenes chilenos, como Juan Pablo Montero, quien coincidió en algunos cursos con Repetto. «Estudiamos juntos. Siempre estaba interesada en discutir y debatir temas de política pública, tanto de la realidad norteamericana como la chilena», dice el actual profesor titular del Instituto de Economía de la UC.

El paso de Andrea Repetto por Estados Unidos no solo sirvió para incrementar su capital cultural, sino que también marcó el inicio de uno de sus pasatiempos favoritos: ver series de televisión. El capítulo final de «Seinfield» coincidió con su última etapa en el MIT en 1998. «Estábamos trabajando en un paper con el profesor de Harvard David Laibson y ese día nos detuvimos para ver la serie», cuenta. Actualmente es fanática de «Breaking Bad» y «The Wire».

Otra de sus distracciones es la lectura de novelas en inglés. Uno de sus favoritos es «Americanah», de la autora nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie. En el plano local, su último libro fue «Cosas que nunca te dije», de la escritora María José Viera Gallo. El deporte es otra de sus pasiones, específicamente el básquetbol, el que practica un par de veces a la semana con un grupo de amigas en la Alianza Francesa.

De vuelta en Chile, docencia y debate de políticas públicas

Tras su regreso de Estados Unidos ingresó al Centro de Economía Aplicada (CEA) de la Facultad de Ingeniería Industrial de la Universidad de Chile, lugar en el que se desempeñó diez años. Ahí compartió espacio con la economista Alejandra Mizala. «Es un gran modelo. Cuando fue directora del Magíster de Economía Aplicada de Ingeniería Industrial muchas estudiantes mujeres tomaban el programa y escribían sus tesis bajo su dirección. Esto es importante porque en economía tenemos pocas académicas mujeres y nos interesa que ese número aumente».

Además, comenzó a participar en comisiones presidenciales: la Comisión Marcel, de 2008, y la Comisión de Trabajo y Equidad que encabezó en la misma época Patricio Meller; la Comisión para la Medición de la Pobreza, encargada por el Presidente Piñera en su primer mandato; y el Consejo Asesor Presidencial Anticorrupción, liderado por Eduardo Engel en 2015.

Junto a este último cofundó el think tank Espacio Público, en el que todavía participa. Engel destaca el proyecto que Repetto lideró al alero de este centro de estudios y el BID durante los últimos cuatro años: Millennials en América Latina y el Caribe, que ha dado origen a un libro publicado recientemente. «Este proyecto contribuye con nueva evidencia que nos llevarán a replantearnos las políticas de empleo para los jóvenes, no solo en Chile, sino que en toda América Latina», destaca Engel.

Hoy Repetto es presidenta de la Fundación Superación de la Pobreza y se desempeña como profesora titular de la Escuela de Gobierno de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI), donde comparte con una de sus principales amigas, la economista del MIT Soledad Arellano. «Es una académica que destaca dentro de nuestro cuerpo académico por ser integral: es reconocida por sus estudiantes como una excelente profesora», señala la actual vicerrectora académica de la UAI.

De Gregorio destaca que Repetto aparezca como la economista chilena más citada a nivel internacional y su independencia en el plano político. «A ella le gusta mucho la situación en la que está. Estar en la universidad, participar en Espacio Público, en proyectos de investigación, pero sin amarrarse en cargos públicos».

No obstante, Repetto no lo descarta en un futuro. «He coqueteado con la idea y no me cierro. Pero en este minuto no. En diez años más no te puedo decir qué voy a pensar», señala sonriendo.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram