arrow-right host location public time type

Cristóbal Bellolio: La estrategia del FPMR fue la perdedora

15 de febrero 2019 Entrevistas Noticias Profesores

El profesor de la Escuela de Gobierno, Cristóbal Bellolio, conversó con The Clinic sobre cómo le afecta al mapa político chileno la irrupción de nuevos actores.

Volvió a Chile el ex frentista Patricio Ortiz y Palma Salamanca concedió una entrevista exclusiva a The Clinic. ¿Cuál es la trascendencia del FPMR? ¿ Aportó la vía armada en el derrocamiento de Pinochet?
La trascendencia histórica del FPMR y en qué medida aportaron al fin de la dictadura es materia de historiadores. Ahora bien, Pinochet no fue precisamente derrocado. Fue derrotado en las urnas, que es distinto, y ese no era el camino que había tomado el FPMR. Desde esa perspectiva yo prefiero agradecerles a los partidos de la Concertación que apostaron por la vía democrática: fueron más efectivos y sin derramamiento de sangre.

Pero entiendo la fascinación de romanticismo guerrillero que despierta en ciertos sectores de la izquierda y especialmente en los más jóvenes que no vivieron esos tiempos. No sólo Boric y Orsini. No olvidemos que el frenteamplismo nace para cuestionar la obra de la Concertación. Creen que fueron muy blandos con el legado de Pinochet. Por lo tanto, se eleva a categoría heroica al revolucionario que nunca estuvo dispuesto a pactar ni transar. Tiene algo medio adolescente. Pero no vamos a negar que la imagen de un frentista escapando de la cárcel en un canasto es más sexy que la de un operador del PPD. Nadie le dedica poemas a esos héroes cansados, como les decía Marco Enríquez.

Juan Pablo Saez sostuvo en El Mostrador que sin justificar el asesinato de Jaime Guzmán, es comprensible y señaló que la lógica del FPMR sería similar a la que enarboló Guzmán para justificar las violaciones a los DDHH. ¿Es comprensible el asesinato de Guzmán bajo esa lógica? Filosóficamente hablando, creo que es un ejercicio permisible. Ahora bien, anda a decirle a las víctimas de violaciones de DDHH o de violencia de género que no vas a justificar sino a explicar (“comprender”) la lógica de los victimarios y femicidas. No te va a ir bien. Pero volviendo al punto, creo que el argumento de la columna es insuficiente. Que Guzmán haya sido consecuencialista en su actuar político es una cosa. Pero no veo la lógica utilitarista de sus asesinos, El utilitarismo distingue éticamente entre acciones buenas y malas de acuerdo con el resultado ¿ Cuál es beneficio que trajo a su causa la muerte de Guzmán? No lo veo. Por el contrario, yo diría que los asesinos fallaron en captar una máxima deontológica: no se atenta contra la vida de opositores en democracia. Punto. Siguiendo a Kant, ésa no admite excepciones, no es contingente y siempre es universalizable.

Otro de los temas que ha marcado la agenda lo poco que va del 2019 ha sido Venezuela y vemos a la izquierda chilena dividida. ¿Debe dar explicaciones por el régimen de Maduro?
La izquierda ya perdió esa batalla. La opinión pública chilena ya se formó una convicción respecto de Maduro y su régimen. Maduro es caca. Es casi una caricatura de todo lo que no queremos: autoritario, inepto, militarizado, paranoico, déspota e insensible al sufrimiento de su propia población. Los que quieran defenderlo, deben saber que están defendiendo caca. Si no se van a distanciar por convicción, al menos deberían hacerlo por estrategia, porque les puede pasar la cuenta electoral. La carta Chilezuela ya le funcionó a la derecha y le va a seguir funcionando en la medida que el conflicto siga abierto y haya políticos en Chile que le prestan ropa al tiranillo. El Frente Amplio ya lo entendió. Aunque su “partido transversal” (Mirosevic, Jackson, Boric) ya se había desmarcado, ahora se nota que hay una voluntad política por aislar a los disidentes. Del PC no esperaría mucho más, la verdad.

Cuando Ampuero se resta de los diálogos promovidos por UE, ¿no está a Chile en un cómplice pasivo de un eventual conflicto bélico?
Aquí cada actor tiene su agenda. Piñera puso a Ampuero en cancillería con la expresa intención de antagonizar a los “socialismos del siglo XXI” de la región. De esa manera Chile aparece como el paladín de la democracia y los derechos humanos en el cono sur. Todo ha sido ganancia para el gobierno en este conflicto, porque hay un malo (Maduro) y un bueno (Guaidó) perfectamente identificados por la opinión pública, y Chile está del lado del bueno. Pero Piñera no es Mandela. No le pidan que se ponga por encima del conflicto. Ideológicamente hablando, Chile ya está camiseteado con un bando.

¿Cuál es la mejor opción para Venezuela, un referéndum, elecciones presidenciales nuevamente, qué? Considerando que la mitad de Venezuela podría seguir siendo chavista.
No estoy de acuerdo con la premisa de la pregunta. Aunque no tengo evidencia para esto, mi impresión es que Maduro sacaría bastante menos que Pinochet si mañana se realiza un plebiscito con todas las garantías en Venezuela. La mitad fue chavista durante un buen tiempo. En medio de una crisis humanitaria y con la oposición envalentonada por la comunidad internacional, se abaratan los costos morales y políticos para abandonar el barco. En esto le encuentro razón a Ampuero: creo que no es descabellado pensar en algo parecido al proceso de recuperación de la democracia y transición que tuvimos en Chile. Es cierto que eso puede significar hacer ciertas concesiones al chavismo -como las tuvo el pinochetismo en los noventa- pero las concesiones son parte de las transiciones pactadas. Guaidó ha sido inteligente en ofrecer amnistías, por ejemplo, aun sabiendo que éstas pueden beneficiar a agentes represores del régimen o a la “boliburguesía” que se ha llevado el estado para la casa.

 

Publicado en The Clinic.

Contenido relacionado

Redes Sociales

Instagram