arrow-right host location public time type

Controversias: Gobierno y su actuar en las catástrofes del verano

12 de febrero 2019 Noticias

Las redes sociales han abierto el debate sobre la forma en que el Ejecutivo a enfrentado las catástrofes que afectan el norte y sur de Chile. Desde las decisiones hasta la presencia y ausencia de personajes políticos relevantes en la resolución de estos siniestros.

Los analistas políticos, Max Colodro de la Escuela de Comunicaciones y Periodismo UAI junto a Cristóbal Bellolio de la Escuela de Gobierno UAI, profundizaron en La Tercera el actuar del Gobierno de Sebastián Piñera.

La Tercera

El Presidente volvió hoy a La Moneda y el gobierno salió a retrucar las críticas por una eventual tardanza en la reacción ante las catástrofes. ¿Cuál es el balance del manejo político que ha mostrado? ¿Es el mismo Piñera quien ha alimentado el hábito del 24/7? Max Colodro y Cristóbal Bellolio calibran la primera controversia de febrero.

Hasta que regresó a Santiago y a La Moneda. A encabezar un comité político -con ministros subrogantes- y hasta hizo vocerías. La catástrofe provocada por el invierno altiplánico en el norte y los incendios que han vuelto a castigar al sur otra vez pusieron a prueba no sólo la imagen del Presidente Sebastián Piñera, sino que el nivel de respuesta y preparación de un gobierno que en su primera temporada (2010-2014) se preciaba de casi haber sacado un doctorado en manejar cataclismos de todo tipo.

El regreso del gobernante estuvo precedido de una dosis de controversia y críticas a si el Ejecutivo actuó rápido o no, la mayoría canalizada por Twitter y otras redes sociales (l0s partidos políticos, partiendo por la oposición, en gran parte están de vacaciones). En el sur, las fallas del avión “Ten Tanker” arrendado para combatir el fuego también levantó cuestionamientos.

Dejando constancia de que todo esto ocurre a mediados de febrero, cuando la contingencia se aletarga, valga tomar nota que entre las críticas hubo hasta de algunos ex ministro de Michelle Bachelet, a quien el gobierno y el oficialismo ha criticado constantemente por su rol ante la crisis en Venezuela como Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

“Ante dos emergencias que afectan a nuestro país, el @GobiernodeChile actua sin sentido de oportunidad, dejando a chilenos de primera y segunda. Un gabinete de vacaciones y que no muestra intención de volver para liderar el trabajo en terreno. Los subrogantes no dan el ancho», posteó Marcos Barraza , ex ministro de Desarrollo Social, anteayer 9 febrero.

“Twitter no es el mejor instrumento para manifestar una opinión seria respecto a la forma como el gobierno trabaja”, salió a retrucar hoy , por lo mismo, el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla. Recogió el guante al insistir en que “el Presidente en ningún momento, y lo ha demostrado en sus diez días de vacaciones, ha dejado de monitorear u observar”.

En esto de si el gobierno está saliendo con un saldo político a favor  o en contra, y de cómo hay que calibrar este mes considerando que en pocas semanas más se le vendrá encima un marzo bravo a la administración Piñera, tercian los analistas Max Colodro y Cristóbal Bellolio.

“Lo ha hecho relativamente bien, pero mostrando que más allá de la velocidad de la reacción, aquí lo que hay son problemas serios no solo de un gobierno, sino del Estado, de responder a este tipo de catástrofes”, comenta Colodro. El sociólogo apunta que “hay un déficit. El gobierno al menos reaccionó bien, pero dejando en evidencia la incapacidad que el Estado todavía tiene para enfrentar catástrofes de esta envergadura. Todos los años tenemos incendios de dimensiones equivalentes, y el invierno boliviano esta vez fue muy, muy duro, pero ocurre todos los años”.

Por ejemplo, dice “el tema de los aviones grafica que aquí ha faltado una política de Estado que busque corregir las deficiencias cometidas, y no seguir en esta lógica de buscar parches para resolver urgencias”. ¿Tienen asidero las críticas? “Cuando mira la reacción del gobierno, de los municipios, de las intendencias, uno se da cuenta que hay un problema estructural que tiene que ver con la capacidad del Estado”, remarca.

Con todo, Colodro hace ver que “al menos estas últimas semanas, en términos de responder a las crisis del norte y del sur, hasta el momento no le está generando costos políticos al gobierno. Y la oposición no ha hecho la pega de sacarlo al pizarrón, aunque tenga tejado de vidrio”.

Eso sí, el doctor en filosofía subraya que “Febrero es el último mes de este año sabático que tuvo el gobierno; en marzo la cosa será en serio”. Y que “Marzo es un mes de definiciones para el gobierno: tendrá que decidir si es el equipo actual -con todo su desgaste- el que necesita para sacar adelante una agenda legislativa compleja”.

“Piñera nos malacostumbró al 24/7”

Bellolio no cree que el asunto esté exclusivamente anclado en la rapidez de respuesta ni el manejo político de La Moneda, sino en el por qué termina siendo tema si Piñera va o no va a las zonas castigadas, o si suspende no sus vacaciones.

“Una cosa es qué tan preparado está Chile para estas emergencias, un problema de Estado más que de gobierno; la capacidad física instalada, incluyendo lo de los aviones y otros aspectos. Pero también tiene que ver con la manera en que se toman las decisiones: no puede ser que en este país uno tenga que esperar que las más alta autoridad política tenga que llegar a un lugar para que las cosas empiecen a funcionar”, resume.

Es una cuestión cultural, insiste: “Es como cuando vas al supermercado y pides hablar con el supervisor porque nadie antes fue capaz de resolverte el problema. Los mandos medios en Chile le tienen terror a tomar decisiones”. Y que por eso “nos falta la capacidad física instalada para responder a estos problemas, pero también la capacidad legal, administrativa, burocrática de tomar decisiones sin esperar que el jefe máximo se apersone”.

-¿No se deberá a que el mismo Piñera trajo el 2010 su imagen de 24/7, apersonándose en todas partes?

-Piñera construyó sobre su primer gobierno este mito de que, a diferencia del primer gobierno de Michelle Bachelet (un terremoto con víctimas y una reacción tardía), que él llegaba como jefe de gobierno en terreno, con las parkas rojas. El mismo Piñera alimentó esto de que no basta con firmar papeles y autorizaciones desde Santiago, sino que hay que estar. Y ahora queda sometido a ese mismo estándar. Él nos malacostumbró.

Pero ante la cuestión de si el aparato funciona igual aunque el Presidente no esté encima, el doctor en filosofía política ataja: “No sé cuánto podría haber hecho el intendente o gobernador de El Loa sin que el Presidente interrumpiera sus vacaciones. Pero su llegada a la zona sí activa una serie de mecanismos que quizás no se habría activado si no hubiese ido; la gente trabaja con más ahínco cuando el jefe te está mirando”.

Bellolio sí disiente de Colodro en el rol de la oposición. “Yo que ellos me guardaría para marzo. Estar pegándole al gobierno por su reacción ante una catástrofe, en general, es mal percibido por la opinión pública. Como ese tweet del ex ministro Marco Barraza que encontré patético”.

Fuente: La Tercera

Foto: CNN Chile

Contenido relacionado

Redes Sociales

Instagram