arrow-right host location public time type

¿Cómo manejar el duelo?

El duelo es una reacción ante la pérdida de un ser querido o una situación valiosa, incluso una situación de salud, que produce mucho impacto en la persona, pero ¿cómo manejarlo? ¿Cómo entender los diferentes procesos que se experimentan?

Ruth Weinstein, profesora de la Escuela de Psicología UAI, explica que si bien hay etapas del duelo, tales como negación y confusión, rabia, negociación, tristeza y adaptación, el patrón de este proceso, tanto en el modo de demostrarlo como elaborarlo, varía en cada persona, por lo tanto el soporte del entorno es clave para manejarlo.

“Todos sentimos dolor y tristeza, pero el modo de demostrarlo depende de cada persona, y eso es lo que hay que respetar y aclarar tanto a la persona como o a quienes están cerca”, indica la académica, quien agrega que el grupo y la comunidad son un buen soporte y apoyo, “en la medida que sepa cómo acercarse a las personas que están en duelo, aceptándolos, escuchando y acompañando, sin juzgar”, especifica.

En este contexto, y con el objetivo de acompañar en este proceso, existen talleres de duelo, que consisten en ofrecer un espacio a las personas que han pasado por una situación de pérdida, para ayudarles y acompañarles en este proceso de elaboración. Hay un espacio de contención, que permite que las personas expresen lo que están sintiendo, y se les valida su experiencia.

Ruth señala que en estos talleres se les explica las etapas del duelo y las distintas reacciones que pueden surgir en ella, “les indicamos que son procesos que pueden durar meses o un par de años, que son normales y no requieren de intervención psicológica o psiquiátrica”, acota.

Enfrentamiento solitario o grupal

Los duelos se pueden enfrentar de manera solitaria o grupal, de acuerdo a como las personas lo sientan y sea el caso, “lo importante es no imponer desde fuera el modo de vivir el duelo, sino comprender que hay maneras diferentes de sentirlo y elaborarlo, aunque sea un duelo común”, explica Ruth.

En específico, Ruth desde el Centro de Estudios y Atención a las Personas (CEAP UAI), realizan los talleres desde un enfoque relacional, es decir, al definirnos como seres sociales que viven en comunidad se enfocan en un apoyo comunitario, que según indica la académica, “alivia el sufrimiento, permite sentir que uno pertenece a un grupo, sobre todo cuando uno está tan vulnerable por la pérdida”

Intervención en Peñalolén

En agosto, hubo un incendio en Peñalolén un incendio que afectó a una familia, falleciendo un papá, mamá y niño de 3 años, solo sobrevivió el hermano mayor de 8 años. El entorno de la familia se vio afectado, principalmente por los profesionales del jardín en que asistía el menor, fue así que la Municipalidad de Peñalolén se puso en contacto con la profesora Ruth Weinstein, quien junto a las exalumnas Patrizia Anwandter e Isidora Fernández, realizaron diversas intervenciones para acompañar y apoyar al entorno afectado.

La intervención consistió en realizar un Taller de Primeros Auxilios Psicológicos, un espacio de conversación y contención, “hablamos sobre la carga, porque ellas no solo viven el duelo sino que también se hacen cargo de las otras familias que también que están en duelo, de los niños”, explica Patrizia.

Posterior a este trabajo, viene el Taller de Duelo, que según indica Ruth, “sirve para enseñarles a las profesoras del jardín a apoyar a otros niños y apoderados que también se han visto afectados por éste siniestro”, pues también se pone en conversación los duelos y las diferentes formas que tiene cada uno para vivirlo, reiterando que es un proceso muy personal, pero que en comunidad alivia compartirlo.

Claves para enfrentar el duelo

Ruth Weinstein comparte algunos pasos importantes a considerar para poder apoyar de manera pertinente en estas situaciones.

  • Acompañar sin forzar el hablar.
  • Estar cerca de la persona (ir a verlo, llamar por teléfono).
  • Escuchar lo que la otra persona quiere decir antes de hablar
  • No imponer el propio punto de vista, no obligarlo a llorar por ejemplo, así como tampoco negarle lo que está sintiendo.
  • No dar consejos.
  • Observar qué necesita (a veces cosas básicas, puede a persona tener miedo en la noche, o no querer hacer las compras ni cocinar o querer salir un rato)
Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram