arrow-right host location public time type

Aborto en Chile, ¿sí o no?

21 de Octubre 2021 Investigación Noticias

El aborto es un tema altamente divisivo en el discurso público actual de nuestro país. Por eso el Laboratorio de Encuestas y Análisis Social de la Escuela de Comunicaciones y Periodismo de la UAI entregó algunos antecedentes sobre cómo ha evolucionado su justificación en el tiempo, y cómo se compara el estado de la opinión pública al respecto en nuestro país con otros lugares del mundo a través de los  estudios “Visiones polarizadas: justificacion del aborto en Chile hoy”  y “La justificación del aborto en la opinión pública chilena: Evolución y comparación internacional”.

La Encuesta Mundial de Valores de la cual es parte el Leas UAI ha monitoreado desde 1990 en Chile las actitudes de la población adulta hacia el aborto, pidiendo a las personas encuestadas que se ubiquen en una escala de 1 a 10, donde 1 significa que “nunca se justifica” el aborto y 10 que “siempre se justifica”.

En 1990, 87% de las personas se ubicaba entre 1 y 4, esto es, más cerca del polo restrictivo en que “nunca se justifica” el aborto. Con el paso del tiempo, las actitudes se fueron moviendo hacia posiciones más moderadas, entre 5 y 6, en la primera década de este siglo y luego hacia posiciones más permisivas, entre 7 y 10, durante la segunda década. Así, en 2018, 59% de los encuestados se ubicaba más cerca del polo en que “nunca se justifica”, 19% en una posición más moderada, misma cifra que se ubica más cerca del polo en que “siempre se justifica”.

¿Qué ha ocurrido con estas actitudes en la pandemia? Los datos indican que las actitudes se movieron hacia posiciones más permisivas, entre 7 y 10, entre 2018 y 2021. En efecto, las posiciones más cercanas al polo en que “nunca se justifica” llegan a 41%, 18 puntos porcentuales menos que en 2018. Las posturas moderadas se ubican en 20%, una variación de un punto porcentual, y las más cercanas al polo en que “siempre se justifica” se elevan a 39%, esto es, un avance de 20 puntos porcentuales en apenas tres años.

“Este avance resulta llamativo, toda vez que los cambios en este tipo de valores fundamentales suelen ser lentos, asociados más al recambio generacional que a un cambio actitudinal intrapersonal”, explican desde el Leas, y agregan que, sin embargo, existen al menos dos factores que podrían explicar esta mayor favorabilidad al aborto entre la población chilena. Por un lado, a fines de 2017 entró en vigencia la ley que permite la interrupción voluntaria del embarazo en tres causales (violación, inviabilidad fetal, y riesgo vital para la mujer embarazada), poniendo fin a la prohibición absoluta del aborto que había estado en vigencia desde 1989 y por otro, la creciente justificación del aborto podría explicarse en el contexto del activismo feminista en años recientes, que tuvo un momento de máxima visibilidad en 2018 y cuenta entre sus demandas la despenalización del aborto más allá de las tres causales que ya estipula la ley.

De los países de Latinoamérica que participaron, el estudio indica que Chile es el que justifica en mayor medida el aborto: mientras que en Colombia existen leyes de despenalización en varias causales similares a las de Chile, y en Brasil en caso de riesgo vital o violación, en ambos países 69% de los encuestados se posicionan en el polo restrictivo, bastante más que el 41% de Chile. Colombia y Brasil son, con distancia y junto con Georgia, de los países participantes más conservadores en este ámbito. Por el otro lado, los países de Europa Occidental junto con Japón son quienes se ubican con mayor frecuencia en el polo menos restrictivo. En Suecia, que permite el aborto libre hasta las 18 semanas, una mayoría de 85% se ubica más cerca del polo que justifica el aborto. En otros países, sobre todo en Japón con 44%, la prevalencia de respuestas intermedias (5 y 6) es mayor que en Chile, donde es de 20%.

“Esto podría interpretarse como una mayor polarización en este ámbito en Chile, en la medida que la mayoría de los encuestados se concentran en uno de los dos polos por sobre la postura intermedia. En la siguiente sección, profundizaremos sobre cuáles podrían ser las características de los encuestados que permiten comprender esta aparente polarización”, sostienen desde el Leas UAI.

Para concluir, ¿es el aborto un tema divisivo a nivel de la población general? Desde el Leas UAI afirman que sí: “a juzgar por el tamaño similar de los grupos que se ubican en posiciones antagónicas en esta materia que, en parte, se explican por la importancia de la religión en las vidas de las personas, el género, la edad y la educación. Más allá de los cambios legislativos que se puedan introducir en el futuro próximo, es útil reconocer que este continúa siendo un tema que divide a la población chilena y que, es de esperar, continuará siendo tema de discusión pública”, concluyen.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram