arrow-right host location public time type

Tocqueville y la caída del Muro de Berlín

4 de Noviembre 2019 Actividades Noticias

En el marco de la Cátedra Alexis de Tocqueville, la Escuela de Gobierno organizó el seminario internacional “Tocqueville y la caída del muro de Berlín: 30 años después” en donde destacados exponentes del pensamiento de Tocqueville, nacionales e internacionales,  compartieron su mirada.

El rector UAI, Harald Beyer, abrió el encuentro destacando la influencia que ha tenido la historia de las ideas de Tocqueville e invitó a estimular el debate intelectual y rescatar el pensamiento de autores relevantes sobre asuntos que siguen siendo particularmente importante a la hora de entender procesos democráticos.“Tocqueville tiene mucho que decir acerca de cómo se desarrollan las democracias, en particular la democracia de las Américas”, afirmó. 

Por su parte, Françoise Melonio, profesora Emérita de la universidad de la Sorbonne, quien desde 1987 ha supervisado la edición de las Obras completas Tocqueville (Editions Gallimard), plantea que treinta años después de la caída del Muro de Berlín cabe cuestionarse si hoy en día estamos aún viviendo en un mundo de Tocqueville o tenemos miedo de ver cómo la libertad amenaza la nación. Melonio cree que sí hay un nuevo momento de Tocqueville, pero ya no es el del autor que leíamos en 1989, “muchos europeos ya no consideran a los Estados Unidos un modelo; la idea de la universalidad de los derechos y la globalización gracias a la sociedad de mercado ha perdido su atractivo; El sentimiento de similitud entre los hombres se está reduciendo ante el miedo a la inmigración y el crecimiento de las desigualdades. Lo que queda es la percepción de la fragilidad de la libertad, la convicción de que solo puede resultar de un trabajo institucional y social completo, el que permita el aprendizaje de la dependencia mutua”, indica la académica.

Darío Roldán, doctor en Estudios Políticos, Ecole des Hautes Etudes en Sciences Sociales, Paris, enfatizó que el pensamiento de Tocqueville permitió repensar la democracia, su origen y su significado “quizás sea hora de repensar los acontecimientos que acechan a las democracias contemporáneas”, asegura que Tocqueville reforzó su voluntad de que el despotismo acecha la democracia y el temor que produce “es un principio antipolitico, que destruye el estar juntos, aísla al hombre y por lo tanto lo deja indefenso, es decir la experiencia fundamental del despotismo consiste en que anula la existencia del cuerpo político”. Así con esto hace mención a que no hay solo un tipo de despotismo como amenaza para la democracia, sino tres,  el despotismo suave, el despotismo revolucionario y la tiranía de la mayoría.

Desde otro punto de vista, Arturo Fontaine, director de la Cátedra Edmund Burke de la UAI y profesor de Filosofía,  repensó desde la mirada de  Tocqueville el uso de redes sociales aterrizado al caso de Alto Hospicio en Chile, siendo las redes una muestra de participación y libertad. “Estar conectados (a internet) es pertenecer a un grupo y va de la mano con la integración social. Las redes sociales pueden jugar un papel análogo al que Tocqueville asignaba a las asociaciones voluntarias. Según Tocqueville en la sociedad norteamericana las asociaciones voluntarias contrapesan el individualismo. Es posible encontrar en las redes de hoy muchas de las tendencias que Tocqueville encontró en la democracia norteamericana”.  Así también, refleja que a menudo internet y las redes se ven abriendo a sus usuarios al mundo globalizado,  pero plantea que no es lo que ocurre en Alto Hospicio, ya que “aquí las redes sociales más bien reflejan las vinculaciones sociales al interior del pueblo y mantienen la separación con el mundo exterior”, ya que sienten un alto sentido de pertenencia con el lugar en donde viven, pero no así con el país.

Oscar Godoy Director de la Cátedra Alexis de Tocqueville UAI,  conversó sobre historia y tiempos democráticos desde un punto de vista filosófico. “La historia es cambio y a través de la historia, nada se conserva igual. Todo cambia”, dice Tocqueville. La historia tiene esa dimensión de cambio, movimiento, dinamismo, expresa Godoy, y la pregunta es ¿qué mueve el cambio?, Tocqueville dice que la igualdad. Es decir el disfrute  de bienes comunes compartidos. Y ¿por qué la igualdad?  Godoy manifiesta que la igualdad es un hecho antiguo y que todo comienza con igualdad. “La igualdad va a ser el punto de partida del dinamismo, de la marcha histórica, del cambio histórico. Es creadora de libertad, porque aquellos que fueron nivelados desde abajo adquieren mayores niveles de libertad a medida que han ascendido en la escala social”, enfatiza.

Al finalizar las ponencias se llevó a cabo el lanzamiento del libro “Tocqueville y el Espíritu de la Democracia”, el cual fue editado por la Cátedra Alexis de Tocqueville (UAI) y el Fondo de Cultura Económica (FCE).

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram