arrow-right host location public time type

Liderazgos que inspiran

26 de Enero 2021 Estudiantes

En 2017 y tras conocer el caso de la muerte de la joven Lissette Villa en el Sename, Magdalena Gardilcic, alumna de segundo año de Derecho UAI, creó “Creciendo Juntas”, fundación que, a través de visitas semanales, acompaña, forma y ayuda a la futura reinserción de niños, niñas y adolescentes, para apoyar y dar oportunidades a los que aún no han egresado del Sename.

Hoy, la fundación está presente en más de 30 residencias y en cinco regiones de Chile, trabajando con más de 100 voluntarios. Por su trabajo y dedicación, Magdalena fue destacada como una de las 100 Líderes Jóvenes, listado que realiza hace 19 años la revista Sábado de El Mercurio y la Escuela de Negocios de la UAI. La iniciativa reconoce a mujeres y hombres de todo el país -menores de 35 años- que, desde diversas áreas, han generado un impacto positivo en su entorno. “Los jóvenes que aparecen aquí representan un fiel reflejo de cómo el espíritu emprendedor y social no sucumbió ante la grave crisis que enfrentamos” “¿Qué los une?: con su trabajo han contribuido para que Chile sea un mejor país, señala la Sábado en su edición especial.

A la vez que Magdalena impulsaba “Creciendo Juntas”, además realizó una pasantía en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, enfocada en el programa de Desarrollo en África. También es colaboradora del área de género e inclusión de Fundación Tremendas y de Mi Voz Cuenta, una alianza de Unicef, América Solidaria, la Defensoría de la Niñez y otras organizaciones. También ganó el premio Mujer Bacana Sub 30, reconocimiento que otorga la comunidad de Mujeres Bacanas.

Aquí Magdalena nos habla sobre sus motivaciones para impulsar el liderazgo social, apoyando la reinserción de las niñas, niños y adolescentes que más lo necesitan.

– ¿Qué te inspiró a formar Creciendo Juntas?

Siempre me ha movido trabajar para la gente y, por otro lado, siempre me ha encantado trabajar con niños. Creo que es algo que heredé de mi mamá que es educadora de párvulos. Cuando me enteré de lo que pasaba en Sename decidí tomar acción. Hasta el día de hoy no puedo creer que en Chile se vulneren los derechos de los niños que el Estado debe proteger. En 2016 una amiga me invitó a un hogar del Sename donde conocí a muchas niñas de las cuales aprendí mucho. Me dio mucha pena que siendo tan inteligentes no pudieran optar a grandes oportunidades en la vida, que el sistema les impidiera avanzar y poder optar por una mejor calidad de vida. Ese mismo año investigué mucho para saber cuáles eran los principales problemas que afectan a Sename. Empecé a analizar y ver cómo se puede ayudar desde la sociedad civil. En 2017 inicié Creciendo Juntas que tiene como objetivo acompañar y ayudar en la reinserción a NNA que están en el Sename.

– ¿Qué herramientas y conocimientos adquiridos en la Facultad y en la UAI fueron de valor para concretar tu iniciativa?

Cuando entré a la universidad ya había iniciado con Creciendo Juntas, pero sin duda creo que la universidad me ha dado grandes herramientas. El programa de CORE me ha enseñado a pensar más ordenadamente, pero de manera más abierta. Aprendí a exponer mejor mis ideas y la ayuda y apoyo que he recibido de ciertos profesores ha sido fundamental para que mi organización pueda seguir creciendo.

Fuente: El Mercurio y UAI

 

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram