arrow-right host location public time type

Estudio “Filantropía en Pandemia” analiza tendencias en las donaciones durante la emergencia sanitaria

27 de Enero 2022 Noticias

Un aumento histórico de las donaciones se vivió en 2020 con la llegada del Covid 19, alcanzando la cifra de más de $257 mil millones de pesos. Estos son algunos de los datos que entrega “Filantropía en Pandemia: Donaciones 2020”, el nuevo estudio del Centro de Filantropía e Inversiones Sociales, CEFIS, de la Escuela de Gobierno de la Universidad Adolfo Ibáñez.

La publicación es parte de la Serie Barómetro de Filantropía, donde se analizan tendencias en las donaciones y cambios en el ecosistema. En la publicación se hizo foco en lo ocurrido en 2020, el primer año de pandemia, analizando el registro de donaciones del SII, los cambios en las legislaciones y el comportamiento de los actores del ecosistema en este contexto.

“Filantropía en Pandemia” se lanzó durante el seminario del mismo nombre, realizado el miércoles 26 de enero vía Zoom, y que contó con Magdalena Aninat, directora del CEFIS UAI, a cargo de la presentación, y los panelistas Pamela Sandoval, directora de Movidos x Chile; Nicolás León, director ejecutivo de SiEmpre por Chile; además de Magdalena Alcaíno, abogada e investigadora asociada del CEFIS UAI.

A cargo de la introducción estuvo la decana de la Escuela de Gobierno, Diana Kruger, quien destacó que “durante la pandemia hemos visto cómo las organizaciones de la sociedad civil han sido un aporte fundamental; desde sus iniciativas de cooperación la colaboración privada se ha podido articular con las tareas del sector público para apoyar en la emergencia que estamos viviendo. Esto ha demostrado que la sociedad civil cumple un rol fundamental para movilizar y actuar frente a las emergencias, pero también para dar expresión a la diversidad y el pluralismo que tiene nuestra sociedad”.

Sentido de emergencia y marco legal facilitador

Durante el seminario la directora del CEFIS, Magdalena Aninat, profundizó en los resultados del estudio. Así, destacó tendencias que se dieron en el marco de las donaciones en contexto de emergencia. Por ejemplo, que el sentido de emergencia en el contexto de la pandemia movilizó las donaciones formales e informales como las ollas comunes, y la realización de donaciones pese a las restricciones de movimiento.

Además, sostuvo que se contó con un marco legal facilitador,  ya que en pandemia se activó la Ley de Donaciones en caso de Sismo y Catástrofe, que cubrió a todas las comunas y facilitó enormemente las donaciones asociadas a todo tipo de insumos relativos a necesidades básicas.

“Los datos muestran un aumento histórico de las donaciones, rompiendo el estancamiento de la década anterior. De hecho, entre 2018 y 2019 el aumento había sido de 0% y en el 2020 es de un 56%, alcanzando de más de $257 mil millones de pesos. Este incremento se explica por algunas leyes, la de Rentas Municipales, la de Catástrofe, que son muy simples de usar en su trámite, tienen un bajo costo procedimental, y en el caso de la Ley de Rentas Municipales tiene un aumento en un 59%”, detalló Aninat.

Cooperación entre actores

Otra tendencia que se destaca en el estudio es la cooperación entre actores, ya que prepandemia solo el 36% de donantes y donatarias percibía que las alianzas entre actores eran fáciles y comunes, según cifras del “Primer Barómetro de Filantropía” de 2019 del CEFIS. Mientras que durante la pandemia el 90% de las organizaciones de la sociedad civil colaboraron con otras organizaciones y organismos públicos y privados, según un estudio realizado por la Universidad Católica y la Comunidad de Organizaciones Solidarias.

En el panel del seminario precisamente se profundizó en esta colaboración entre actores, con una conversación de los representantes de Movidos x Chile y SiEmpre por Chile.

Movidos x Chile es una agrupación de 27 organizaciones de la sociedad civil que están coordinadas al alero de la Comunidad de Organizaciones Solidarias, y que en el contexto de pandemia articularon una plataforma web de crowdfunding, donde los donantes podían elegir y contribuir directamente a causas de organizaciones relacionadas con insumos básicos. Lograron movilizar 738 millones a 133 causas articuladas por 88 organizaciones que beneficiaron a 196 mil personas.

SiEmpre por Chile es una iniciativa solidaria que impulsó la Confederación de Producción y Comercio, donde invitó a una serie de empresas a lo largo del país a apoyar este fondo privado de emergencia para la salud de Chile. Nació como un fondo temporal específico para canalizar recursos vía Ley de Donación en caso de Catástrofe, con un foco especial en necesidades básicas. Lograron el aporte de 613 empresas, sumando 111 mil millones y beneficiando a más de 400 mil personas.

“El valor de la cooperación ha estado en la no duplicación de esfuerzos, al poder organizarnos con nuestras 27 organizaciones permitió ir y canalizar de manera concreta hacia dónde se iba a actuar, sin que se desvíe el foco. Y contar con la plataforma de crowdfunding permitió darle transparencia y actuar de manera coordinada, y darle sostenibilidad al modelo”, sostiene Pamela Sandoval, directora de Movidos x Chile.

“Habría sido imposible enfrentar la pandemia si no hubiese sido a través de la colaboración. Había que buscar una estrategia para que el Covid no entrara y no pasara lo mismo que en Europa. Los recursos y la articulación que pudo hacer el mundo privado aportaron no solamente con la conexión de todos los actores que participaron del proyecto, sino que también con todos lo recursos necesarios”, reflexiona Nicolás León, director ejecutivo de SiEmpre por Chile.

Nueva Ley de Donaciones

Durante el seminario también se habló de los alcances y el marco de la nueva Ley de Donaciones, que modifica el Decreto Ley Nº3.063, de 1979, y crea un régimen de donaciones con beneficios tributarios que apoya a las entidades sin fines de lucro, y que está terminando su tramitación en el Congreso.

Magdalena Alcaíno, abogada e investigadora asociada del CEFIS UAI, comentó que se abre el abanico de donatarias que pueden recibir donaciones y se incorporan fines como salud, medioambiente, culto, equidad de género, derechos humanos, infancia y familia, pueblos indígenas, migrantes, diversidad y defensa y protección de los animales, entre otros.

“Este listado amplio no es taxativo, tiene flexibilidad y permite que cualquier interés general pueda ser acogido dentro de este sistema de donaciones, lo que tiene que ser acreditado a través de un decreto supremo del Ministerio de Hacienda. Y quienes pueden recibir las donaciones en este nuevo sistema son fundaciones y corporaciones sin fines de lucro del Código Civil, cuerpos de bomberos, e iglesias u organizaciones religiosas que tienen que promover algunos de los fines que están establecidos en la ley. Por último, tienen que ser de beneficio público, que ofrecen sus servicios o actividades a toda la población o un grupo de personas de características generales o uniformes”, explica Alcaíno.

  • Revisa aquí el estudio “Filantropía en Pandemia: Donaciones 2020”.
  • Acá puedes ver el video del seminario.
  • Ve aquí la presentación sobre los alcances y el marco de la nueva Ley de Donaciones.
Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram