arrow-right host location public time type

Doctorado en Neurociencia: único en Latinoamérica

Actualmente la investigación en Neurociencia Social y Ciencias Cognitivas es uno de los ámbitos de mayor desarrollo e impacto a nivel internacional, en Chile, estos temas ganan cada vez más importancia en la formación tanto de investigadores especialistas como de profesionales de variadas disciplinas.

La Escuela de Psicología, a través del Centro de Neurociencia Social y Cognitiva (CSCN) ofrece el Doctorado en Neurociencia Social y Cognición, el cual aprovecha un nicho único en el contexto sudamericano, focalizando su formación en la Neurociencia y su relación con el comportamiento y en particular, en torno a Neurociencia Social y Cognitiva.

Durante el lanzamiento, el decano de la Escuela, Jorge Sanhueza, dio inicio a la conversación sobre la importancia de la investigación y las redes que permitieron ofrecer este doctorado, “tenemos el desafío de entender la conducta humana, de hacer investigación que conteste las principales preguntas de hoy en día”, señaló.

El objetivo del programa es convertirse en un actor principal en el contexto sudamericano, Sergio Chaigneau, director del Doctorado puso en contexto la importancia del desarrollo de la neurociencia, explorando los desafíos de la disciplina en el siglo XXI, “el trabajo que estamos haciendo se centra en tendencias globales de investigación. La neurociencia es interdisciplinaria, y el foco de este programa está en poner énfasis en la neurociencia social, clínica y cognitiva”.

Neurociencia: una disciplina interdisciplinaria

El estudio del cerebro tiene múltiples perspectivas, todos los trastornos mentales tienen múltiples orígenes, alteraciones y funciones genéticas. Por eso, el entendimiento de la mente se puede estudiar desde la biología hasta la psicología.

Dentro de las amplias áreas de investigación y desarrollo, el Doctorado de la Escuela de Psicología UAI pone foco en el estudio de los desórdenes, considerando aquellos tratados por la psiquiatría, neurología y neuropsicología (Neurociencia Clínica), también integra conocimientos de distintas disciplinas para comprender cómo el cerebro media algunos procesos sociales como la empatía, prejuicio, entre otros (Neurociencia Social), además estudia cómo el cerebro implementa procesos de pensamiento, integrando métodos y teorías de la ciencia cognitiva (Neurociencia Cognitiva).

Dentro de las problemáticas que aborda la neurociencia, en este programa está presente el desarrollar investigación que permita entregar soluciones a problemas de salud pública, cuestionar cómo está codificada la información y poner foco en la variabilidad en la forma como se implementan las diversas funciones mentales.

Cultura científica en Chile

Para conversar respecto a la importancia de los desafíos de la neurociencia, se reunió a Agustín Ibáñez, investigador CSCN UAI y director del Instituto de Neurociencia Cognitiva y Traslacional (INCYT, INECO-CONICET-Favoro, Argentina) con Francisco Aboitiz, profesor de Psiquiatría de la Escuela de Medicina de la PUC y Director Programa Doctorado en Neurociencias UC, y Nuria Carriedo, profesora de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universidad Nacional de Educación a distancia.

El análisis permitió cruzar opiniones sobre la cultura científica, Nuria Carriedo cuestionó los límites del conocimiento teórico de la neurociencia, llamando a un pensamiento crítico en la formación de los profesionales. A su vez, Aboitiz puso énfasis en el desafío de la neurociencia por traducir sus estudios a la sociedad, señalando que “la interdisciplinariedad está en que profesionales puedan ver más allá de los temas que no son su especialidad, la multidisciplinariedad es un trabajo de equipo, no hay personas multidisciplinarias, hay equipos multidisciplinarios”.

En esta línea, Agustín Ibáñez acotó que el doctorado pone énfasis en hacer algo, “e s más que solo sumar conocimiento, tiene que haber un trabajo en equipo. Las ideas de investigación del profesional deben estar alineadas con el profesor y sus colegas, debe existir una conexión”.

Doctorado de primer nivel

El programa aprovecha las capacidades instaladas del Centro de Neurociencia Social y Cognitiva, consta de un equipo de investigadores altamente calificados y ha alcanzado ya un elevado nivel de producción en términos de número de publicaciones y fondos concursables ganados a nivel nacional e internacional.

“El equipo del CSNC, junto con otros investigadores de la Escuela de Psicología y de otras Facultades de la UAI, permite que el doctorado cuente con una planta capaz de sostener un proyecto ambicioso y que cumple con los más altos estándares de calidad”, aseguró Chaigneau, director del programa.

Redes Sociales

Instagram