arrow-right host location public time type

¿Cómo aprender a medir los resultados del impacto social?

Tras debutar durante el segundo semestre del 2019 y contar con otras tres versiones durante 2020, el 6 de abril comenzó la quinta versión del curso “De la intuición a la evidencia: métodos para medir los resultados del impacto social”, dictado por el Centro de Filantropía e Inversiones Sociales (CEFIS) de la Escuela de Gobierno UAI. Hasta la fecha más de 110 alumnos han cursado el programa que debido a la pandemia por covid-19 actualmente se imparte en modalidad online, permitiendo que personas de distintas regiones de Chile puedan acceder a él.

El CEFIS desarrolló este programa tras constatar que el creciente número de inversiones privadas que Chile ha experimentado durante los últimos años requiere que quienes lideran inversiones sociales cuenten con las herramientas necesarias para medir su impacto y evaluar el valor social que generan sus iniciativas. Para esto, cuenta con un cuerpo académico liderado por la directora del centro, Magdalena Aninat, quien está cargo de las temáticas relativas a valoración social y teoría de cambio; Javier Bronfman, quien ahonda en las metodologías de evaluación de impacto y Pamela Frenk, que dedica sus clases a enseñar sobre los métodos de valoración social y retorno social a la inversión.

El curso de nueve sesiones se extenderá hasta junio de 2021 y está dirigido a líderes de inversión social. Su objetivo es que los estudiantes aprendan a distinguir qué quieren medir, para qué y cómo llevar a cabo esta medición en base a metodologías y casos aplicados, para luego ser capaces de definir una hoja de ruta de evaluación y comprender el resultado de los programas que impulsan.

Esta quinta versión cuenta con 30 participantes, entre ellos publicistas, ingenieros, periodistas, psicólogos, profesores, sociólogos y trabajadores sociales, que se desempeñan en áreas como educación, relaciones comunitarias, superación de la pobreza, medioambiente, salud, infancia, cultura, adultos mayores y personas con discapacidades. Tras completar el programa, los estudiantes serán capaces de fortalecer y profundizar el trabajo que desempeñan en fundaciones –donantes y donatarias– y otras organizaciones de la sociedad civil, además de entidades públicas y privadas, mejorar los procesos de desarrollo y lograr mayor efectividad en los programas sociales que impulsan.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram