arrow-right host location public time type

Alcaldes en fuga

19 de Abril 2020 Columnas

Ha dado para bromas e innumerables “memes” en redes sociales. La aparición prácticamente diaria del alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, en cuanto matinal y noticiero se le cruce, ha sido probablemente un exceso, pero ha dado luces no solo de su necesidad de figuración constante, sino también de la preocupación, creatividad y capacidad de ponerse al mismo nivel de la autoridad central en medio de la crisis provocada por el coronavirus.

Bromas más, bromas menos, lo cierto es que en la última encuesta Cadem, los alcaldes aparecen como las figuras mejor evaluadas por la ciudadanía, con un 77% de aprobación a su gestión, cinco puntos más que en la medición de la semana anterior. Pero en específico, precisamente Lavín es quien da un mayor salto en la visión favorable de los encuestados respecto de su labor: aumentó 11 puntos, situándose en el primer lugar con un 72% y alzándose nuevamente como posible presidenciable para las elecciones de 2021.

No solo eso, el edil de Las Condes se sitúa en el podio entre los personajes con mayor conocimiento y mejor aprobación, secundado por su par de Maipú, Cathy Barriga. Las críticas a ambos son muchas y las redes sociales hierven en memes cada vez que alguno de ellos aparece en televisión, pero lo cierto es que están visibles para la ciudadanía y esta reconoce la labor que están haciendo al mando de sus comunas, sobre todo en medio de una pandemia que tiene a los chilenos asustados, preocupados y llenos de incertidumbre.

En el caso de Lavín, además, la encuesta muestra que comienza a sonar –nuevamente- como presidenciable, aunque apenas un 10% de los sondeados lo menciona de manera espontánea. Aun así, queda en el primer lugar, seguido por la expresidenta Michelle Bachelet.

En la V Región no ha habido ningún edil que se haya puesto en la primera línea del combate a la crisis. En la zona, las apariciones han sido muy esporádicas, como la alcaldesa de Viña del Mar, Virginia Reginato, mostrando el Hotel O´Higgins como sucedáneo hospitalario para contagiados por Covid19; o sus pares de Valparaíso y Quilpué, Jorge Sharp y Mauricio Viñambres, dando a conocer medidas que no pueden ser aplicadas, como la cuarentena comunal o poniéndose en “pie de guerra” virtual contra la autoridad nacional esta semana por las cifras de contagiados. O la jefa comunal de El Quisco, Natalia Carrasco, en su rol de vocera de los municipios de San Antonio, una de las zonas más afectadas en la región y con grandes dificultades para la operación, por ejemplo, del hospital Claudio Vicuña.

Pero la verdad sea dicha, hasta ahora los ediles han sido los grandes ausentes de la pandemia regional. No ha habido grandes ideas ni planteamientos, no ha habido creatividad ni manejo comunicacional. Simplemente, no han existido.

De hecho, en la misma Cadem, el primero de la región en aparecer es el edil de Valparaíso, Jorge Sharp, con apenas un 41% de evaluación positiva (sube 3 puntos respecto de marzo, pero acumula una baja de 13 puntos desde abril de 2018) y recién en el octavo lugar. Y sería el único, porque tanto en la encuesta como en la vida pública de la región, el resto de los alcaldes ha estado virtualmente desaparecido y ha tenido muy poca figuración.

¿En qué está Reginato en Viña del Mar? ¿Mauricio Viñambres, de Quilpué? ¿José Sabat, de Villa Alemana? No se sabe. Es imaginable que están trabajando y que el Covid19 se ha convertido en un dolor de cabeza para ellos, tanto como para Lavín, Barriga y otros que han tomado el liderazgo de la situación en sus comunas, como Daniel Jadue, de Recoleta; Felipe Alessandri, de Santiago, o Germán Codina, de Puente Alto. Pero el problema es que no han sabido adelantarse a lo que la autoridad central envía, ni ponerse en la primera plana de las soluciones –efectivas o no- de una crisis que está afectando a la Región de Valparaíso de manera exponencial. Tampoco han sabido existir comunicacionalmente, en un momento en que la ciudadanía necesita ver y escuchar a sus líderes comunales.

¿Dónde han estado las soluciones, por ejemplo, para nuestros adultos mayores, que se agolpan en largas filas para buscar sus pensiones o vacunarse? ¿Dónde está la creatividad que hoy tanto se necesita? ¿Dónde están los recursos monetarios y humanos que permitan hacer frente, desde lo local, a la pandemia?

Lo cierto es que –haciendo el paralelo con la película infantil- pareciera ser que los alcaldes de la V Región son pollitos en fuga, poco presentes y activos ante una realidad que ha superado su capacidad de acción y que los ha llevado a una virtual desaparición pública.

Publicado en El Mercurio de Valparaíso.

Contenido relacionado

Redes Sociales

Instagram