arrow-right host location public time type

Ampliación del sistema de donaciones en Chile

La nueva Ley de Donaciones N°21.440, promulgada en abril de 2022, amplía los fines de interés público incluidos en el sistema de donaciones, enmendando una de las principales debilidades del modelo actual.

La directora del Centro de Filantropía e Inversiones Sociales, CEFIS, de la Escuela de Gobierno de la Universidad Adolfo Ibáñez, Magdalena Aninat, analiza los desafíos de participación de este nuevo cuerpo legal en el estudio “Ampliación del sistema de donaciones en Chile”, publicado en la serie Puntos de Referencia, del Centro de Estudios Públicos.

Allí establece que los datos disponibles del uso efectivo de las legislaciones que constituyen el sistema, tanto genéricas y sectoriales, como temporales, muestran que el actual modelo enfrenta limitaciones en la participación efectiva de los actores, con un estancamiento de los montos donados, de la cantidad de donantes y del número de organizaciones de la sociedad civil (OSC) que logran donaciones.

Aninat sostiene que “por una parte, existe una alta demanda de participación en el sistema de las OSC, pero un bajo logro de levantamiento de donaciones. Se estima que solo el 3% del total de fundaciones y asociaciones sin fines de lucro activas logra levantar aportes privados. Además, la mayoría de las organizaciones que logran donaciones (que nunca ha superado los 1.000 casos), tiene solo entre uno y cinco donantes por año”.

Y agrega que “por otra parte, el número de donantes que participan también se ha estancado en torno a los 60 mil al año y el aumento de donantes que producen las emergencias de los últimos años muestra tener un efecto temporal. El caso de la ley de donaciones con fines sociales muestra que altos niveles de transparencia no tienen un efecto inhibidor de donaciones, como sí lo tiene la redistribución de donaciones vía fondos colectivos que produce un efecto crowd-out (o efecto de desplazamiento) del sistema”.

Así, entre las principales conclusiones de la investigación, está que la nueva Ley N° 21.440, de tipo genérica, representa una oportunidad para la ampliación de la participación efectiva de OSC en el sistema.

A juicio de la directora del CEFIS, considerando la amplia lista de fines que incorpora, especialmente aquellos que estaban excluidos del sistema, es esperable que la puesta en marcha de la nueva ley logre ampliar significativamente la participación de OSC, con un aumento de organizaciones que demandan donaciones en el sistema.

“Sin embargo, una participación efectiva implica, por una parte, que estas OSC que ingresan logren efectivamente el levantamiento de donaciones canalizadas a través de esta nueva ley y, por otra parte, que estas donaciones sean principalmente por la atracción de nuevos donantes y no solo por el desplazamiento de donantes desde otra ley o desde otros fines”, detalla.

Por esta razón se concluye que una ampliación de la participación efectiva en el sistema requiere que la implementación de la nueva ley incorpore medidas para superar las limitaciones que muestra el actual sistema, con foco especial en el desarrollo de programas de política pública que promuevan la información y la capacitación a las OSC, la promoción de donaciones de personas y la transparencia para fortalecer la confianza.

La publicación, donde colaboraron también Rocío Vallespin y Daniela Guzmán, está disponible AQUÍ.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram