arrow-right host location public time type

Académica Andrea Repetto analiza el mercado laboral chileno

25 de abril 2019 Entrevistas Noticias

“El Estado quien tiene que preocuparse de que los trabajadores actuales y del futuro estén preparados para beneficiarse de las nuevas tecnologías, en vez de ser reemplazados por ellas”, sostuvo la directora del Centro de Políticas Laborales perteneciente a la Escuela de Gobierno en entrevista con El Diario Financiero.

Lee aquí la entrevista completa:

Como “natural” asume Andrea Repetto el temor que ha cundido entre los trabajadores del país ante lo que se ha denominado la IV Revolución Industrial, fenónemo que habla de la irrupción de la tecnología en el mundo laboral -incluido cada vez más robots-, sobre el cual profundizará en el marco del seminario “Mutual Summit 2019: El futuro del trabajo o el trabajo del futuro” , organizado por la Mutual de Seguridad.

Pero su análisis no olvida situaciones históricas similares y señala que pese a eso el aumento del empleo ha sido sistemático en todas partes. Y va a los números: “En los últimos 15 años han entrado mil millones de personas al mercado laboral en el mundo y la tasa de desempleo no se ha elevado. Sigue en el mismo 5,5%, por lo tanto esa gente encuentra trabajo”.

Y si bien admite que habrá personas afectadas, pues sus trabajos serán sustituidos por la automatización -lo que varía por sector y tarea específica-, también advierte que aún faltan respuestas. De hecho, repara en que los estudios que han surgido en los últimos años difieren ampliamente en el porcentaje de ocupaciones en riesgo. “Los números van de 10% a 50%, pero el punto es que no sabemos”, resalta, al tiempo que sostiene que las investigaciones apuntan a descomponer lo qué es un oficio, en circunstancias que hay distintas maneras de hacer un mismo trabajo, lo que también queda sujero a diferentes contextos.

Su ejemplo favorito, grafica, es lavar un auto. “En Chile la gente lava el auto a mano, y en otros países lo hace una máquina”, señala.

Esta situación -agrega- “debió haber pasado en las otras revoluciones, el futuro del trabajo es un futuro en construcción, estamos recién tratando de comprender lo que viene”, afirma Repetto.

Entonces, por un lado está toda esta alarma de que los números son grandes y que estamos atrasados, y la verdad es que no sabemos”, precisa.

  • ¿Qué trabajos están más expuestos?

En general, los estudios del mundo dicen -con harta incertidumbre- que el conjunto de tareas asociadas a personas de calificaciones medias están más en riesgo. Las que tienen calificación alta hacen trabajos que son intuitivos, persuasivos, que requieren inteligencia social; eso es más difícil de codificar hoy día, quien sabe en el futuro.

Luego están los trabajadores que son más bien manuales, pero que dependen del contexto, porque no son rutinarios, como cuidar a otros, los trabajos de salud, de educación, un guardia de seguridad, eso es más difícil de reemplazar.

Las tareas que sí tienden a automatizarse son las labores de oficina, las administrativas, las que son cognitivas-repetitivas como un cajero; o manuales repetitivas, como un trabajador en una línea de producción. Son personas que tienen por lo general calificación media, esos son los tipos de trabajos que los estudios internacionales dicen que están siendo reemplazados con mayor velocidad.

  • Recientemente, Walmart con su sindicato firmaron un acuerdo para hacer frente a la automatización. ¿Es recomendable hacer esas alianzas para preparar a los trabajadores ante el cambio?

Cuando los trabajadores tienen poder de negociación, como es este caso, cuentan con un espacio para decidir conjuntamente con las empresas. Pero no todos los trabajadores tienen esa posibilidad, así que en ese caso es el Estado quien tiene que preocuparse de que los trabajadores actuales y del futuro estén preparados para beneficiarse de las nuevas tecnologías, en vez de ser reemplazados por ellas.

Nuevas formas de empleo: “Estamos atrasados”

  • ¿Qué tan preparado está Chile para enfrentar este tema? ¿Cuenta con la legislación apropiada?

Hay varios niveles aquí que interactúan con todo lo que sea la dinámica del mercado laboral, que pueden facilitar o dificultar que los trabajadores puedan tener otro empleo. Entiendo que el gobierno va hacer eso, hay que revisar todo lo que quedó -más o menos- amarrado de la negociación colectiva.

También hay que moverse a algo complementario a esto, que es el empleo a través de las plataformas, que no son empleos que se automatizaron, sino que es un nueva forma de empleo.

  • Sobre este tema, ¿qué debe hacer Chile?

Es un tema en el que estamos atrasados, hay una discusión importante que tener sobre esto, porque primero hay que definir cuál es esta relación contractual que tienen los trabajadores con las plataformas. ¿Son trabajadores dependientes, tienen un empleador definido que son estas plataformas y, por lo tanto, habría que asociarlos a lo que dice el Código del Trabajo hoy? Y hay motivos para pensar así, las plataformas deciden cuáles son las condiciones, definen los contratos, definen el precio que se le paga a un cliente, y por lo tanto cuál es el salario que recibe el trabajador.

Pero, por otro lado, se puede interpretar que son trabajadores independientes, y que la plataforma es simplemente un intermediario que los contacta con sus clientes y los trabajadores son dueños de sus herramientas, de su reemplazo, reparación, etc.

Entonces, eso no está claro, en algunos aspectos son dependientes; y, en otros, son independientes.

  • La mesa técnica que formó el Ministerio del Trabajo con diversos expertos, entre ellos usted, elaboró un informe que recomendó entregarles seguridad social…

Eso es la base, porque la intermediadora, la plataforma, tiene la capacidad para retener. Entonces, puede retener impuestos, seguridad social, lo que sea de estos trabajadores, pero creo que se puede ir un poco más allá. Los trabajadores de aplicaciones deberían poder negociar colectivamente, tener derecho a organización para poder negociar cuáles son sus condiciones laborales, y eso en principio debiera ser fácil.

La intermediadora también podría representar a los trabajadores, en el caso de los trabajadores de Uber, por ejemplo, que ellos pudiesen negociar con una aseguradora cuáles son las condiciones de los seguros de los autos, hay un poder de negociación.

Hay herramientas adicionales para este grupo de trabajadores que podríamos comenzar a pensar sin necesariamente restringirlos a un código laboral que no necesariamente calza con su dinámica.

“El gobierno tiene mucho sobre la mesa”

  • La presentación del proyecto de modernización laboral se ha dilatado ¿qué tan urgente es acelerarlo ante este escenario?

Tal vez tengamos a cientos de miles de trabajadores de aplicaciones, que es un porcentaje relevante de nuestra fuerza laboral, y los estamos dejando fuera sin protección, estamos preocupados por la pensiones, por muchas cosas que debiesen ser parte de esta problemática.

El tema del gobierno es que tiene mucho arriba de la mesa, y no tiene el capital político suficiente para hacer muchas de estas cosas. Se la ha jugado por la reforma tributaria, que es de segundo orden, no es lo más relevante, no está generando ni gran inversión ni gran recaudación, ni ninguna cosa.

  • ¿Se debió priorizar lo laboral?

Sí, y pensiones, sin ninguna duda, porque en pensiones no se pueden seguir demorando. Me parece muy bien que estén trabajando en el Sence y que aparezca el tema de Isapres, pero ya tienen demasiado sobre la mesa, van a tener que escoger cuáles de estas cosas van a poder hacer con eficacia.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram