arrow-right host location public time type

Visión estratégica para tu negocio: Advanced MBA te prepara para desafíos actuales y futuros

22 de Octubre 2020 Noticias

Hasta antes de la pandemia, Myriam Fernández pasaba gran parte de su tiempo arriba de un avión, pues así lo exigía su trabajo como Region Compliance Head at Bank of América.

La crisis sanitaria la obligó a “aterrizar” por un tiempo mucho más largo de lo acostumbrado en Chile, pero ella lo vio como una oportunidad para cumplir un deseo que tenía hace varios años: matricularse en un MBA.

Después de investigar el mercado, optó por el Advanced MBA de la Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez. “Me interesó por la estructura (formato de 12 módulos, dictados en modalidad de inmersión total de martes a sábado, una vez al mes) y el contenido, que está enfocado más en la estrategia que en la gestión. Todos los participantes ya estamos en posiciones de decisión, es decir, la gestión la tenemos, las herramientas también, pero la visión estratégica es fundamental.” Cuenta que su cargo le permite tomarse una semana al mes y organizar su tiempo, lo que en su caso es mucho más factible que estudiar dos o tres días por semana y extenderse por más años.

Myriam agrega, además, que la experiencia que tienen sus compañeros de MBA también fue un factor clave para tomar la decisión. “En el AMBA todos tienen mucho que entregar, aportar, compartir y además, desde distintas disciplinas y es bueno escuchar otras visiones. Para mí, que estoy en el ámbito financiero, creo que escuchar a un médico, o alguien que está en una industria distinta a mía enriquece el programa y mi idea también es entregar lo mismo, es decir, lo que yo conozco desde mi ámbito de expertise lo quiero compartir.”

Patricio Leixelard, socio propietario de Ingeniería Solem (empresa de tecnología) también pensó que este era el momento para inscribirse en un MBA. Ingeniero Civil Electrónico, siempre le gustó el management, y cuando salió de la universidad – cuenta- lo primero que hizo fue hacer un master en gestión y emprender.  “Tengo una empresa que tiene 25 años, consolidada, somos 130 personas, pero toda la carrera que desarrollé lo hice en base a lo que aprendí hace mucho tiempo y el mundo ha cambiado. Ya no opera la misma manera de hacer negocios, el espíritu con que la gente trabaja. Hoy, cuando contrato a alguien las motivaciones son distintas a las que tuve yo. Cuando conocí el AMBA, el contenido que ofrecía y tuve las entrevistas con Horacio Arredondo (director del programa) pensé que era lo que necesitaba. Tengo un poco más de 50 años, y quiero que mi empresa trascienda – no soy de los que cree que las empresas se entregan a los hijos-  por lo que tengo que generar algo en mi organización para proyectarla 10, 20, 30, 40 años. Eso tiene que ver con la visión que tienen hoy día las organizaciones y ahí el AMBA me vino como anillo al dedo.”

Si bien llevan pocos días de clases, Patricio destaca que en la sala confluyan personas de distintas realidades, edades, e industrias. “Me encantó también que hubiera tantas mujeres y compañeros de otras nacionalidades. Eso te da una visión distinta. El conjunto de cosas en este programa es muy bueno.”

Sobre el formato del programa dice que le acomoda pues en su realidad de socio-gerente ha podido delegar bastante. “Puedo dedicarme a esto durante 13 semanas, durante un año y algo, no es algo tan complejo. Creo que lo que voy a obtener aquí nos va ayudar mucho como empresa para los próximos años. Por ejemplo, lo primero que hice después de la primera clase fue salir a caminar, llamar a mi mano derecha y le conté lo que estaba viviendo, lo que había escuchado, y le dije que la próxima semana nos reuniríamos para contarle todo. La idea es traspasar lo aprendido a la organización.”

Agrega que si pudiera enumerar las dos inquietudes que lo llevaron a tomar un MBA, la primera se  relaciona con la velocidad del cambio tecnológico y  la segunda, el desafío de lograr retener a las nuevas generaciones con talento. “Si no les ofrezco una empresa con propósito, con sentido, donde puedan innovar, desarrollar sus capacidades, los puedo contratar y en seis meses pueden dejar la empresa. Hoy uno compite por el talento con el mundo.”

Un programa que transforma personas y organizaciones

El AMBA es un programa enfocado en la Alta Dirección, diseñado especialmente para que ejecutivos seniors y dueños de empresas puedan actualizar su conocimiento y transformar su liderazgo. “En el AMBA la discusión estratégica e interacción entre sus participantes es clave. Por esta razón, estamos muy contentos de poder lograr este nivel de aprendizaje entre pares en la nueva realidad que plantea el covid-19″ dice su director y vicedecano de Postrgrado de la Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez, Horacio Arredondo.

El curso que dio el vamos a esta nueva generación AMBA –Entendiendo el entorno de Negocios–  es dictado por Fernando Larraín, economista y actual Gerente General de la Asosiación de AFP, quien cuenta que los estudiantes de este programa se caracterizan por tener un alto nivel de liderazgo y responsabilidad en su organizaciones. “Hay un desafío muy grande en el mundo empresarial para poder generar una propuesta de valor atractiva y ser sostenible en el largo plazo. Se debe entender el contexto en el cual operas y no solo en el área operacional y financiera, sino que tiene que ver también con el entorno económico, político y social que vive el mundo hoy día y particularmente Chile.”

El curso –dice- permite generar competencia en los líderes de empresas. Les permite detenerse, mirar, discutir con gente y personas que piensan distinto para poder entender de mejor manera el contexto empresarial en el cual se hacen los negocios. “Las empresas son parte de un sistema y para poder operar bien tienen que generar engranaje. Para hacer eso, tienen que entender el sistema en el cual operan. Este curso tiene que ver con eso.”

Conoce más de nuestro Advanced MBA AQUÍ.

Redes Sociales

Instagram