arrow-right host location public time type

Ministros de Hacienda y Economía Inauguran CentroCompetencia UAI

13 de Diciembre 2019 Noticias

Desafíos de Libre Competencia para el Chile de Hoy: Visión de las Autoridades, fue el nombre del seminario con el que se inauguró en CentroCompetencia (CeCo) de la Universidad Adolfo Ibáñez, dirigido por el abogado y ex Fiscal Nacional Económico, Felipe Irarrázabal. El encuentro contó la participación del ministro de Hacienda, Ignacio Briones, el ministro de Economía, Lucas Palacios, el presidente del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) Enrique Vergara, la ministra del TDLC, María de la Luz Domper, Fiscal Nacional Económico, Ricardo Riesco.

El rector, Harlad Beyer, quien abrió el seminario explicó el sentido de la creación del centro señalando que entre los compromisos de la universidad se encuentran la promoción de una reflexión crítica y rigurosa en asuntos de interés público, y pocos asuntos pueden ser del mayor interés público que los de competencia. El CentroCompetencia entonces, calza perfectamente con este ADN, ya que su propósito es orientar el debate en asuntos de competencia y por tanto del buen funcionamiento de los mercados, manteniendo un diálogo permanente con actores y expertos, que enriquezcan la necesaria reflexión académica en este ámbito.

Con mucha alegría estoy acá, en mi casa, afirmó el ministro de Hacienda y hasta hace poco decano de la Escuela de Gobierno, Ignacio Briones, quien abrió un espacio a la reflexión donde fue claro en señalar que la crisis que hoy enfrenta el país es, en buena medida, una crisis de confianza enorme en nuestras instituciones, que sin duda también golpea al mercado: La confianza no es un dato, las malas prácticas tienen la capacidad de ir erosionando la confianza general y eso es muy grave porque significa la destrucción de este mercado potente basado en intercambios interpersonales que se apoyan en la confianza. Las acciones individuales no solo tienen efectos particulares, sino que muchas veces tienen el poder de ser sistémicos… por eso que la libre competencia juega un rol medular en legitimar y generar confianza en una economía de mercado”.

También agregó que los economistas valoran la competencia, por su importancia económica en términos de eficiencia, pues implica que para prevalecer en el mercado se debe producir a menor costo y eso implica un uso más eficiente de los recursos escasos y una ganancia para los consumidores, que debieran acceder a mejor precio y calidad. “La competencia implica el intercambio de ideas y la legitimidad de ella es vital, pues la falta de competencia, es indicativa de privilegio, de ausencia de méritos para ganarse al mercado y de rentas excesivas en beneficio de un grupo y en desmedro de los consumidores”, sentenció Briones.

Respecto a la regulación, indicó que para que exista una sana y beneficiosa competencia para todos es vital una institucionalidad robusta, que supervise y regule mercados en pro de la competencia y que sancione severamente y defienda a los consumidores.

Por su parte, el ministro de Economía, Lucas Palacios, se refirió a la acumulación de rabia y angustia que desencadenaron en el 18 de octubre, que principalmente se debe a la desigualdad en el trato: en Chile tenemos que volver al trato personal, gran parte de los problemas que tienen los consumidores es que no hay una igualdad de tratoy por ello es tan relevante la agenda que él conduce llamada Trato Justo, Dignidad y Anti Abusos que tiene tres pilares: combatir con mayor severidad las colusiones y abusos en los mercados; los delitos tributarios y el uso de información privilegiada; proteger mejor los derechos de los consumidores y de los trabajadores.

La competencia nos hace un mejor país, un país más justo, cuando avanzamos solos creemos avanzar más rápido, pero cuando avanzamos juntos llegamos mucho más lejos y creo que ahora existe la posibilidad que miremos la competencia, pues refleja la naturaleza humana y no desde la ambición, sino que todos nos necesitamos para avanzar mejor, para construir un país para todo”, sentenció el ministro Palacios.

En el segundo panel, el presidente del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), Enrique Vergara, se refirió a la legítima crispación y malestar ciudadano con los abusos cometidos en materia económica –delitos de cuello y corbata-, que se refieren principalmente a la colusión: “existe consenso en que en los últimos años ha habido una toma de conciencia sobre la importancia de contar con una institucionalidad fuerte en esta materia para que el sistema económico funcione de verdad, lo que se ha visto reflejado en reformas muy profundas a nuestra institucionalidad”.

Vergara recalcó que el hecho de que se hayan investigado y sancionado los casos más bullados de colusión que se han conocido en los últimos años, demuestra que el sistema sí está funcionando, sin embargo, existe un gran malestar que dice relación con la suficiencia de la sanción. Como TDLC indicó que se debe cuidar la institucionalidad ya que es fuerte y robusta y que eso no implica que deben estar abierto a cambios que ayuden a fortalecer el sistema de libre competencia.

Por su parte, la ministra del TDLC, María de la Luz Domper, destacó que es un desafío el mantener y perfeccionar la institucionalidad de la libre competencia en nuestro país, para generar confianza en los mercados. Es esta institucionalidad la que nos ha permitido sancionar malas prácticas”.

Ricardo Riesco, Fiscal Nacional Económico (FNE), indicó que es un importante aporte la existencia del CeCo, pues en épocas de incertidumbre es relevante que los centros tengan un rol activo y fuerte en expresar opiniones serias, responsables y desinteresadas sobre las iniciativas que se refieran a la institucionalidad del sistema de libre competencia del país que, a su juicio, es un sistema efectivo y reconocido en el extranjero.

Como FNE sabemos que del cumplimiento de nuestra misión institucional depende avanzar rápidamente hacia una sociedad más justa, porque como es evidente, creemos que se logra, entre otras cosas, con más y mejor competencia de los mercados. No puede haber sociedad más justa si no existe competencia sana en los mercados, donde empresas se enfrenten día a día para ofrecer a los ciudadanos más y mejores bienes y servicios al mejor precio posible”, indicó Riesco.

Antes de dar termino al seminario, el director del CeCo, Felipe Irarrázabal, agradeció a autoridades políticas y técnicas por aceptar discutir estos temas en medio de la crispación social, señalando que ello habla de querer enfrentar los desafíos. Recordó que el agente público se debe a la ley, puede sonar formalista y obvio, pero no lo es en estos tiempos líquidos, la ley no es una guía, está ahí para cumplirla, es la base de la seguridad jurídica y la predictibilidad social, puede ser buena, mala o más o menos, pero es la expresión racional de la representación democrática, es la regla que nos protege del capricho y la arbitrariedad del poder público y la que regula la relación entre los ciudadanos”.

Irarrázabal señaló que CeCo busca enriquecer la discusión racional del debate de competencia con las complejidades de la era digital y en explicar en sencillo y en forma directa materias complejas. Creo que la institucionalidad de competencia satisface con creces tanto la necesidad de cumplir la ley como en ser eficaces y eficientes, entonces el desafío es estar atentos a que estas condiciones se mantengan y no se desmejore este valioso activo institucional que está ausente en la mayoría de las instituciones estatales”.

Más información www.centrocompetencia.com

Revisa las presentaciones completas de cada expositor aquí.

Redes Sociales

Instagram