arrow-right host location public time type

Instituto Nacional de Propiedad Industrial otorga tres patentes a la UAI

11 de Julio 2022 Noticias

Un importante hito ha recibido la Oficina de Transferencia Tecnológica perteneciente a la Vicerrectoría Académica de la UAI: el Instituto Nacional de Propiedad Industrial, INAPI Chile, otorgó tres patentes presentadas entre los años 2017 y 2020.

Desde el año 2015, la Universidad ha presentado un total de 20 patentes tanto en Chile (10) como en USA (6), Europa (3) y Australia (1), de las cuales un total de 9 han sido han sido concedidas 6 de ellas en Chile, 2 en USA y 1 en España.

“Este es un gran logro, porque las patentes deben cumplir con requisitos de Novedad, Nivel inventivo y aplicación industrial, aspectos que no necesariamente las patentes que se presentan a INAPI logran superar. Además dos de las patentes presentadas fueron concedidas en un plazo muy corto, lo que habla que las solicitudes están muy bien realizadas y permite reforzar el hecho  que las tecnologías tienen un potencial de transferencia interesante y contribuye al posicionamiento de la UAI en el ecosistema nacional de Innovación y Transferencia ”, sostiene Luis Nilo, Director interino de la Oficina de Transferencia Tecnológica UAI.

Las patentes obtenidas por parte de la Facultad de Artes Liberales UAI, se deben a dos proyectos presentados por el académico Alejandro Pereira, en conjunto con la Universidad de Santiago y la Universidad Central y están relacionadas con su área de investigación ligada a la nanotecnología.

La primera de ellas es la creación de Nanotubos magnéticos, tipo “core-shell”, de alta relación de aspecto y baja probabilidad de agregación que comprende una capa exterior de Al2O3, una capa intermedia de Ni y una capa interior de Al2O3; y la segunda son Nanoesferas magnéticas huecas de dióxido de Titanio.

En el primer caso, explica el investigador, la la invención patentada hace referencia a la mezcla de técnicas para la síntesis de nanotubos magnéticos, ya que se utiliza la técnica del electrohilado junto con la deposición de capas atómicas. Esto permite fabricar una gran cantidad de estas estructuras y tiempos de síntesis reducidos, protegiendo ambas superficies del tubo magnético, mediante el recubrimiento de alúmina junto con evitar que el sistema pueda sufrir cambios en sus propiedades, debido al aislamiento que se genera en su capa central.

En el segundo caso, la invención se refiere a nanoesferas huecas de dióxido de titanio de alta capacidad antimicrobiana y amplio espectro. Además, se refiere a un método para preparar dichas nanoesferas huecas de dióxido de titanio a partir de electropraying y deposición de capa atómica, y tratamiento térmico posterior, incluyendo calcinación.

En cuanto a la patente obtenida por el DesignLab el corresponde a un resultado de tesis del MID del proyecto titulado Cohex que corresponde a un packaging para la fruta de exportación (por ahora testeado principalmente en uva) que disminuye las millonarias pérdidas de fruta que se generan por hongos como la Botritis cinerea. Gracias a la tecnología de los materiales y diseño, el packaging de Cohex se encarga de mantener constantes los niveles óptimos de humedad y temperatura que la fruta requiere para llegar en perfectas condiciones a destino.

El packaging, explican sus creadores, está compuesto principalmente por un dispositivo que se incluye en las paredes de la caja que contiene la fruta. Este dispositivo está hecho de materiales, minerales y diseño que son reactivos a las condiciones de humedad y temperatura. La gracia es que se pueden “programar” (pero sin electrónica) para que el dispositivo esté nivelando durante todo el proceso de exportación la temperatura y humedad, independiente de las condiciones externas a cada caja de fruta.

Actualmente el dispositivo está en desarrollo ya que aún es necesario realizar distintas pruebas en laboratorios que son más específicas y realizar procesos de certificaciones.

¿Qué se siente haber obtenido este reconocimiento?

Para Alejandro Pereira es un logro muy importante, debido a lo complejo que es ligar la ciencia básica con la transferencia tecnológica (I+D):  “La típica pregunta que se le hace a un científico, respecto a su estudio, es ¿para qué sirve? Y generalmente esta respuesta es, no lo sé. En este caso, y debido a la concesión de una invención, se entiende que existe un interés respecto a este tema, se puede avizorar en un futuro cercano un potencial uso de la técnicas y productos mencionados. Además, estas son las dos primeras patentes concedidas a la Facultad de Artes Liberales, siendo aún más meritorio”.

Asimismo, sostiene que este tipo de resultados, permite que la Universidad pueda adquirir ventajas competitivas en futuros desarrollos tecnológicos. “Podemos mostrar que nuestra institución se mantiene en la vanguardia de la investigación científica en el país, junto con potenciar la transferencia tecnológica de sus resultados. La I+D en Chile y en el mundo, tomará cada vez más relevancia, por lo que mantenernos vigentes en esta área contribuirá fuertemente al reconocimiento de nuestra Universidad en este ámbito”, concluye el investigador FAL.

Para los inventores del DesignLab tener esta patente es fundamental para el desarrollo del proyecto ya que les permite estar protegidos para ser competitivos con otros fabricantes de packaging. Ahora que tenemos la patente estamos evaluando alternativas. Por ejemplo, estamos en conversaciones con la Oficina de Transferencia Tecnológica para que estudiantes que estén interesados en continuar el desarrollo lo tomen”, cuentan.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram