arrow-right host location public time type

Hacer negocios en Latinoamérica: El cambio climático como un desafío y una oportunidad

29 de Septiembre 2022 Noticias
Hacer negocios en Latinoamérica: El cambio climático como un desafío y una oportunidad

Speakers de diferentes industrias se reunieron en una nueva versión de los BootCamp MBA UAI "Haciendo Negocios en Latinoamérica"

Los BootCamp son parte fundamental de la malla de los MBA de la Escuela de Negocios UAI: Espacios de reflexión, conversación y discusión de temáticas relevantes para el mundo de los negocios, gatillados por las presentaciones de speakers provenientes de las más diversas industrias. Son espacios, también, de encuentro, donde los estudiantes de diferentes MBA’s de la Escuela se reúnen, conectan y conocen.

Espacios que -según palabras de sus propios participantes- son más valorados que nunca, debido a las tensiones que están afectando a los negocios de todas las industrias, principalmente debido al cambio climático, la disrupción digital y las fricciones sociales.

EL BootCamp que se desarrolló en el Hotel Cumbres de Vitacura contó con speakers de alto nivel. El primer módulo lo abrió el decano de la Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez y ex bi-ministro de energía y minería, Juan Carlos Jobet, seguido por Juan José Tohá, director de asuntos corporativos y sostenibilidad de Latam Airlines y Pablo San Martin, country manager de Falabella.com (Puedes ver la presentación de los tres en la parte superior de esta página).

Un segundo panel estuvo compuesto por Pablo Correa, vicedecano de la Escuela de Negocios y presidente de Inbest, ex vicepresidente de Banco Estado; Camila Cembrano, gerente senior sales de Mercado Libre y Pablo Arnuncio de EY.

Después de almuerzo tocó el turno a Claudia Marfin de Human Consulting y a Marcel Villegas, socio- people advisory at EY y cerró las presentaciones Arturo Fuenzalida, vicepresidente insurance Betterfly.

No dejar de hacer las cosas: hacerlas de manera diferente

El decano Jobet comenzó su exposición hablando sobre el momento que estamos viviendo, para luego profundizar en los sectores de energía y minería y a través de éstos conectar con las oportunidades y desafíos de negocios en Chile y en América Latina en general.

Hoy, dijo Jobet, estamos en un momento de enorme incertidumbre, de encrucijada, en el mundo en general. No sabemos qué camino van a tomar las cosas en el futuro. ¿Ejemplo? Guerra en Ucrania, crisis energética, inseguridad, crisis alimentaria, inflación, etc., además que son todos factores que están interrelacionados.

“El MBA va a ser una herramienta para moverse de la operación al balcón, para mirar lo que está pasando y entender estos fenómenos” dijo el decano.

Cuando se miran todos esos factores, está el riesgo de perderse en el bosque. “Todos los problemas son graves y complejos, pero hay un problema que es el problema más grave que tenemos y ese es el cambio climático. No le estamos poniendo la atención hoy día, este problema es más grande y más difícil de resolver que los otros y si no somos capaces de lidiar con él, los otros problemas pasan a ser de segundo o tercer orden.”

La temperatura de la tierra está aumentando significativamente y las expectativas que hay respecto a la COP no son muy auspiciosas, porque la crisis energética y Ucrania está haciendo más difícil cumplir los acuerdos climáticos, explico el decano.

“La única manera de frenar el cambio climático es transformar la manera en que producimos y consumimos energía, que es responsable del 80% de las emisiones de gases de efecto invernadero que producen el calentamiento global. La energía la usamos para iluminarnos, abrigarnos y movernos. Un 30% de las emisiones las generamos produciendo electricidad, 26% transportándonos, un 14% la industria (en Chile la mitad de eso es minería) y el resto son otras cosas.”

Los números cambian de país, pero la conclusión siempre es la misma: para parar el problema hay que transformar el sistema energético y hay que hacerlo muy rápido.

Algunos dicen que, para parar el cambio climático, hay que dejar de crecer. Pero los datos donde la mayor cantidad del mundo estuvo en cuarentena por la pandemia, las emisiones cayeron poco más de 15%. “Para frenar el cambio climático necesitamos que se reduzcan 50% al 2030. Es decir, no podemos parar el problema quedándonos en la casa y dejando de crecer, sino que haciendo las cosas de otra manera.”

Además, que dejar de crecer es muy injusto, sostuvo Juan Carlos Jobet. En la medida que los países van creciendo, van aumentando las emisiones. Y los países desarrollados que tienen más emisiones y son mas ricos, han adoptado tecnología más rápido y están bajado las emisiones. “El decrecimiento tiene un problema de justicia porque miles de millones de personas deben aumentar su ingreso per cápita para que aumente su calidad de vida.”

“El punto central es que para resolver el cambio climático necesitamos empresas invirtiendo, adoptando tecnología, desplegando innovación, cambiando sus modelos de negocios, compañías que sean capaces de transformarse. El cambio climático requiere cosas que son al mismo tiempo buenas para bajar las emisiones y son buenas maneras de generar crecimiento económico e inversión rentable.”

El punto, dijo, es que frenar el cambio climático no debe ser a costa del crecimiento ni de mejorar la calidad de vida de las personas. Por ejemplo, los taxis eléctricos bajan emisiones y son un buen negocio para las personas.

“Lo que tenemos que hacer en esencia para transformar el sector energético es producir mucha electricidad con fuentes renovables como el sol y el viento y luego usar esa electricidad limpia para reemplazar a los combustibles fósiles en todo lo que hacemos: usar electricidad limpia en nuestras empresas, en nuestros hogares, en el transporte, en vez de quemar petróleo y sus derivados, usar la electricidad en vehículos eléctricos. Chile puede tener una matriz energética casi 100% renovable al 2050, y los otros países de la región no son tan distintos.”

Chile, explicó el ex ministro de energía y minería, tiene un potencial de energía renovable que es 80 veces más grande que el tamaño que tiene nuestra matriz de generación eléctrica hoy día. “Nuestros recursos renovales nos van a permitir limpiar nuestra matriz de generación eléctrica y a nuestra economía y exportarlos al mundo, porque la radiación solar en el norte es la mejor del mundo y los vientos -especialmente en Magallanes- son los mas fuertes y mas constantes del mundo, los que nos permite producir electricidad muy barata y muy abundante. El hidrógeno es la mejor manera que tenemos de exportar nuestra energía limpia al mundo.”

Sin la minería chilena no se puede frenar el cambio climático

El decano Jobet señaló que no hay transición energética ni solución al problema climático sin minería, y es más, “sin minería chilena es imposible que el mundo frene el cambio climático. El cobre es el mineral más importante en la transición energética y el segundo es el litio, y las reservas más importantes de cobre y de litio están en Chile.”

Un ejemplo concreto de esto es que un automóvil convencional necesita 25 kilos de cobre y un auto eléctrico, más de 50. “Entonces, en la medida que despleguemos vehículos eléctricos, la demanda va a explotar. Una central de viento necesita 4 veces más cobre que una central de carbón. Necesitamos muchísimo cobre.”

Si Chile produce casi el 28% de cobre del mundo y Perú otro 12% y la demanda va aumentar un 50% en los próximos años, significa que Chile y Perú deben desarrollar su potencial minero para que el mundo haga lo que tenga que hacer para frenar el cambio climático. Sin embargo, para hacerlo, las empresas deben transformar la minería. “No va a ser la llave maestra si sigue quemando 2 millones de metros cúbicos de diésel en los camiones que mueven los minerales en las minas. Se requiere innovación, tecnología, capacidad para transformase.”

Como mensaje final, el decano de la Escuela de Negocios cerró diciendo que esta región tiene un potencial enorme para desarrollar negocios rentables a partir de nuevas tecnologías, de transformar modelos de negocios y de hacer al mismo tiempo buenos negocios que ayuden a resolver el problema más grave que tenemos, el cambio climático. “Pero para eso, vamos a requerir líderes como ustedes, que entiendan y se conecten con la capacidad que tienen los negocios para generar transformaciones para hacer el bien.”

“Los negocios no tienen que concebirse solamente como una manera de generar riqueza, esa no puede ser la única motivación. Deben tener conexión con los desafíos que están afuera, con las oportunidades que hay afuera. El MBA será un tremendo trampolín para desarrollar su potencial y ser un impacto positivo.”

Recuerda que puedes revivir la presentación del decano Juan Carlos Jobet y de todos los panelistas del primer bloque en la parte superior de esta página o aquí.

Redes Sociales

Instagram