arrow-right host location public time type

Francis Fukuyama: Desafíos de hoy a la democracia global

2 de Mayo 2021 Noticias
Francis Fukuyama: Desafíos de hoy a la democracia global

Cátedra Burke UAI, invitó al Director del Centro Democracia, Desarrollo y Estado de Derecho de Stanford University quien dialogó junto al rector de la UAI, Harald Beyer y la académica Lucía Santa Cruz.

Revisa la charla en español, aquí.

Francis Fukuyama fue el invitado a una nueva sesión de Ciclo de temas constitucionales de la Cátedra Burke UAI donde realizó la charla : “Desafíos de hoy a la democracia global” que fue moderada por el director de la Cátedra Burke y académico de la Facultad de Artes Liberales de la Universidad Adolfo Ibáñez, Arturo Fontaine, y donde participaron el rector UAI, Harald Beyer, y la historiadora Lucía Santa Cruz. La exposición del académico norteamericano  fue realizada en inglés (ver video, aquí)  y se inició explicando que este es un buen momento para conversar  de la crisis global de la democracia :  “evidentemente estamos en un periodo muy distinto al que cuando escribí El final de la Historia originalmente, más complejo, peligroso para aquellas personas que creen en los valores democráticos”.

A juicio del académico, la recesión democrática es compleja y reside en varios dominios: “parte del problema es geopolítico, por primera vez desde el término de la Guerra Fría, tenemos dos países que son grandes, que son autoritarios, son estables, o sea se han consolidado y ahora quieren proyectar el poder y esos son evidentemente China y Rusia, de entre los dos yo creo que China es el más peligroso porque es tan grande, tan rico y poderoso, que tiene una economía diversa, que ha logrado controlar muchas de las tecnologías modernas”.

Por su parte, explicó que cree que Rusia es poderosa porque el presidente Putin quiere asumir riesgos que otros líderes no desean. “Tiene una economía mucho más estrecha con una población más pequeña, pero, por otra parte, sus vecinos sienten la presión que las fuerzas armadas rusas ejercen y el uso ruso de las tecnologías modernas como las redes sociales ha puesto a todas las democracias en Europa y en otros lugares un poco contra la pared. Este es un desafío geopolítico porque por primera vez tenemos una perspectiva de un conflicto militar”.

A juicio de Fukuyama, China se ha comportado de manera muy distinta de lo que era antes de 2013: “Creo que antes del surgimiento de Xi Jinping, se le podía describir como un país autoritario común y corriente. Había un cierto grado de libertad personal que el régimen permitía y todo eso hoy día es imposible. Creo que el partido comunista chino se ha insertado en cada cosa de la vida china, lo que es algo que ningún otro régimen totalitario ha logrado anteriormente y el poder lo están proyectando”.

El académico afirmó que, si bien los problemas clásicos geopolíticos por parte de las grandes potencias son de cierta manera desafíos conocidos, la epidemia del COVID ha fortalecido este alejamiento de las democracias porque “a los líderes democráticamente elegibles les ha dado una buena excusa para extender sus autoridades ejecutivas y eso ha sucedido en todo el mundo, sin embargo, creo que la peor de las amenazas es el aumento del populismo que se ha producido en muchos países del mundo, incluyendo a algunas de las democracias más antiguas, como Estados Unidos, Hungría, Polonia, en la Unión Europea, en India, Filipinas y otros países en el mundo y creo que ha amenazado las instituciones fundamentales del orden mundial liberal. La amenaza no es a la democracia como tal, sino que hacia el liberalismo”.

Para definir un poco estos términos, Fukuyama señaló que la democracia significa la opción popular a través de elecciones libres y multipartidistas, por su parte el liberalismo es un orden en legal, es el estado de derecho que pone restricciones al ejercicio del poder, aun cuando ese poder esté legitimado democráticamente y “lo que hemos visto en movimientos populistas son líderes que tienen el mandato popular porque han sido elegidos, pero que quieren utilizar ese poder para erosionar el estado de derecho, por lo tanto, en Hungría, en Polonia, ha habido un esfuerzo de centralizar el poder para socavar la independencia de la prensa, para poner aliados políticos en los tribunales, para subvertir las democracias para que sea una herramienta del partido político de turno”.

Fukuyama concluyó sus exposición reflexionando que hay que empezar a buscar instituciones que hagan que la sociedad sea más resiliente : “esperamos que eso incluya una responsabilidad de rendición de cuentas democráticas de parte de los líderes para que no se comporten de manera desastrosa y, además, sin enfrentar consecuencias y esas consecuencias podrían estar todavía por verse y puede haber muchas consecuencias a niveles políticos y en realidad todavía no sabemos cómo esta pandemia va a impactar a la economía global en los próximos años. Así que lamentablemente tendremos que esperar para ver ese desenlace”.

Posteriormente el invitado internacional dialogó con Harald Beyer y Lucía Santa Cruz, junto con contestar las preguntas del público.

Revisa la versión en español, aquí.

Redes Sociales

Instagram