arrow-right host location public time type

“No esperaba que pudiera provocar un cambio tan grande en mí y en lo que pudiera entregar a la organización”

17 de Febrero 2020 Entrevistas Postgrados UAI

Mujer, madre y profesional. Leyla Hadad siempre se ha caracterizado por sus constantes ganas de perfeccionarse. Toda su carrera la había hecho en marketing y en áreas de negocios y tenía ganas de estudiar algo que le aportara y complementara, “algo que me generara aprendizaje”, señala. Como Gerenta de Marketing y Desarrollo de Productos, sus principales desafíos tenían que ver con liderazgo de equipo.

Tenía doce personas con cargos y profesiones diversas. “Mi objetivo era desafiarlos, movilizarlos y motivarlos”. Por esta razón decidió dar un paso más allá, a través del Diplomado en Liderazgo y Certificación en Coaching Ejecutivo, programa de la Escuela de Negocios UAI.

Una experiencia transformacional

“Me di cuenta de que, con el programa podía generar aprendizaje, porque nadie te enseña a ser líder ni jefe. Luego llamé y me aclararon que era bastante diverso. Se alineaba con las expectativas que tenía“, apunta. Esta decisión no solo la fortaleció laboralmente, sino que la llevó a un nivel de satisfacción tan profunda como real.

“Quedé fascinada, fue una experiencia transformacional, porque dentro del aprendizaje de ser líder, está el liderazgo personal y el autoconocimiento”, apunta.

Estudiar implicó un nivel de sacrificio de su parte. “Fue intenso y pude empezar a aplicar temas dentro de la organización y de mi equipo inmediatamente”, comenta. Sin embargo, descubrió que era un área que le apasionaba y, sobretodo, “que me conectaba”.

Quedó con ganas de más, de obtener la Certificación en Coaching Ejecutivo, lo que significaban cinco meses más. Siguiendo este objetivo, Leyla retomó los estudios el año pasado, luego del nacimiento de sus bebés.

En marzo lo consiguió. “Quedé muy contenta con el aprendizaje. Fue una experiencia y un regalo en lo personal y laboral, porque incluso me ha hecho cuestionarme para dónde seguir avanzando”. A tal punto llegó su felicidad, que hoy se declara una “fan de la universidad. Si estudiara de nuevo Ingeniería Comercial, esta vez lo haría en la UAI”.

Un cambio personal

Para Leyla, el diplomado representó un cambio. “Me encontré con algo que me provocó un cambio interno, cuestionarme cosas totalmente nuevas para mí”. Complementa que “siempre había estudiado en lugares más académicos. Aquí hubo un cambio personal, que me permitió consolidar mis habilidades blandas y pude hacer mejoras en lo profesional”.

Por supuesto que este aprendizaje impactó en su desempeño laboral. “Saber lo que es ser un buen líder, desde la observación y la escucha, fue lo que pude ir implementando con mi equipo directo y en la organización. No esperaba que pudiera provocar un cambio tan grande en mí y en lo que pudiera entregar a la organización”, señala.

Al volver a trabajar, decidió hacerlo a través de una jornada parcial y tuvo un cambio de rol. “Me recibieron excelente. Estaban bien empoderados en mi equipo, algunos más que otros. Ahí uno se da cuenta quiénes están preparados y quienes necesitan un liderazgo más directivo”.

En ese camino, propuso a una de las personas de su equipo para que tomara su rol. “A mí me asignaron otra posición para un proyecto particular que estábamos comenzando a trabajar, así que pude tener un poco más de flexibilidad para la nueva etapa que estaba viviendo”, finaliza.

Redes Sociales

Instagram