arrow-right host location public time type

“Si uno no sabe en qué están los datos del servicio de su sector, está perdido”

Estar permanentemente actualizado en las últimas tecnologías de análisis de datos, es la consigna de Cristián González, Ingeniero Civil Industrial de la Universidad Diego Portales, y egresado del Diplomado en Big Data para Políticas Públicas, promoción 2019. Esta necesidad – explica el profesional – fue lo que lo motivó a postular a un fondo concursable de capacitación en su trabajo como Jefe de Gestión de Información de la Dirección Nacional Servicio Civil. Cuenta que sus intereses apuntaban a temas de Data Science, lo que justamente fomentaba esta iniciativa.

Una vez obtenido el fondo comenzó a evaluar diferentes programas en el mercado, optando finalmente por el Diplomado en Big Data para Políticas Públicas de la UAI. “Desde aproximadamente 13 años que me dedico al tema del análisis de datos, pero desde la arista del qué pasó, de su historial, y sentía que me faltaba pronosticar. Y este programa abordaba toda la trazabilidad del dato, incluyendo la predicción, lo cual me resultaba muy interesante de aprender. Además, tenía buenas referencias de la universidad y conocía su prestigio”, afirma el profesional.

Cristián González destaca que el diplomado le brindó importantes conocimientos, como programación en R, Machine Learning y también le sirvió para refrescar estadísticas, un ramo que según comenta, tenía un poco olvidado. “Aquí tienes que volver a recordarte de la covarianza y de otros conceptos que son muy útiles cuando uno está empezando a hacer análisis más profundo de datos. También se hacen muy necesarios para el tema de Machine Learning; yo los he ocupado varias veces para anticipar resultados de forma exitosa”, explica.

Asimismo, el ex alumno aclara: “hoy en día el dato es fundamental, por lo que si uno no sabe en qué está la información del servicio de su sector, está perdido. Y a la actual ola de directores de entidades públicas le gusta mucho el dato, porque sabe que es objetivo y no se puede refutar”.

Cabe destacar que todo lo aprendido en el programa le ha servido para su trabajo diario en el Servicio Civil, “he podido analizar grandes volúmenes de datos, proceso que hasta antes del diplomado no tenía cómo hacerlo, o lo realizaba de manera muy lenta y con mucho esfuerzo. Y también predecir variables importantes del quehacer del servicio. A modo de ejemplo, uno puede tomar más de 10 mil capacitaciones y clasificarlas, analizarlas y programarlas en horas o días, a diferencia de antes, que nos podíamos demorar semanas y dedicar recursos escasos en realizar ese trabajo”.

Pronosticando concursos desiertos

Para aprobar el diplomado, el ingeniero civil industrial debió elaborar junto a su grupo de trabajo un proyecto que consistió en determinar probabilísticamente si un concurso de Alta Dirección Pública resultaría desierto o no. El modelo generado a partir de esto será implementado en el futuro en la Dirección Nacional del Servicio Civil.

Cabe destacar que un concurso de este tipo tiene dos resultados: el cargo concursado es finalmente nombrado o declarado desierto. “Entonces, lo primero que hicimos con mis compañeros fue ver qué variables eran las que más afectaban la declaración de desierto y si es que se podía predecir, y con qué grado de certeza. Lo que se buscaba con esto era principalmente tener un impacto financiero para el Servicio. Y lo que logramos finalmente fue predecir que en el 40% de las veces, un concurso iba a ser declarado desierto”, señala.

Si bien este modelo de predicción ya ha sido aplicado en forma de piloto en la institución, el próximo año se pretende utilizar de manera más formal y sistemática. “Es muy útil, ya que ayuda a utilizar los recursos de forma muy eficiente y óptima, aspecto que es elemental para el Estado”, asegura el egresado.

Combinando conocimientos

Uno de los aspectos que destaca Cristián en relación al diplomado, es su cuerpo académico, al cual califica de primer nivel. También hace énfasis en su disponibilidad y flexibilidad, “tanto la coordinadora, ayudantes y el plantel de profesores siempre estuvieron muy accesibles y dispuestos a ayudar. Además, como sabían que la mayoría de los alumnos trabajábamos, nos daban la posibilidad de adelantar los trabajos de grupo en la misma clase, lo cual era muy provechoso”.

Asimismo, rescata la combinación de conocimientos que se produce en el programa de estudios. “Tenía compañeros con diferentes profesiones y áreas de desempeño, lo cual lo hacía más enriquecedor aún, ya que cada uno aportaba desde su realidad”.

Por todo lo anterior, el ingeniero civil industrial recomienda definitivamente este diplomado, pero a profesionales que trabajen en áreas con grandes volúmenes de datos. “Sin duda les va a servir para tener mayor eficiencia en la generación de reportes, identificar patrones, clasificación y un aspecto muy relevante: Predecir resultados a partir de los datos.

Redes Sociales

Instagram