arrow-right host location public time type

“Este diplomado es una herramienta para luchar la guerra de la inclusión”

20 de Marzo 2020 Entrevistas Postgrados UAI

Josefina Martin tiene una experiencia laboral que marca la génesis de su arribo a la Adolfo Ibáñez. Luego de cursar sus estudios universitarios, trabajó como fotógrafa para MetLife. Luego de un tiempo, la compañía le ofreció asumir como analista de engagement, gracias a una vacante de pre y postnatal. Gracias a su desempeño, pudo seguir en el área luego del reemplazo. “Me empecé a enamorar de lo que hacía, me comenzó a ir bien y me quedé con mi compañera. Me pasaron a diversidad e inclusión, tema que jamás había visto; no tenía nada que ver con mi currículum. En ese tiempo, estaba iniciando la Ley 21.015 para personas en situación de discapacidad, y me apasioné”, relata.

Durante ese tiempo, colaboró para Fundación Ronda, lugar donde conoció el Diplomado en Estrategias para la Gestión de la Diversidad e Inclusión. “Fui a un desayuno informativo y me encantó. Me contaron que, en ese momento, la fundación y la UAI estaban lanzando un concurso. Había que escribir un cuento sobre cómo uno imaginaba a un Chile inclusivo. Lo mandé y saqué el primer lugar, que era un 100% de beca”, cuenta.

Para la egresada, la experiencia en las aulas la hizo comprender que su desarrollo profesional estaba bien encaminado. Además, refuerza que el programa de la Facultad de Derecho cuenta con todas las herramientas teóricas y prácticas para una buena ejecución posterior. “Antes no existía una certificación, pero este diplomado tiene respaldo en la ley, que era lo que faltaba. Los que trabajamos en inclusión somos como evangelizadores; salimos a preguntarle a la gente si quiere escuchar la palabra de la inclusión. Ahora sabemos que existe esta ley de respaldo, y todos los que estamos insertos en una organización tenemos este tremendo desafío”, enfatiza.

Para la egresada, el postgrado es un motor de cambio, y al mismo tiempo, una forma de visualizar de manera integral todos los aspectos de la discriminación. “En nuestro país la inclusión es igual a una silla de ruedas, pero va mucho más allá. Hablamos de mujeres, migrantes, de LGTBI. La gente invisibiliza porque no sabe cómo tratar y hay mucho miedo de hablar. Antes a la gente distinta la escondían, está este sesgo histórico más los de clase, que incrementan el miedo. Es falta de educación, somos un país súper sensible, pero que no trata el tema porque es difícil”, comenta.

Un postgrado a la altura de las necesidades sociales

Este programa es una gran herramienta para salir a luchar en esta guerra (de la inclusión). Tratamos ítems como mujer, género, brecha salarial, cálculo de brecha salarial. Trabajo harto con discapacidad, pero traté de olvidarme de eso y me desafié. No sabía tanto de equidad de género, por ejemplo. Lo que el diplomado tiene es que es súper integral, permite defenderte súper bien en todos los temas”, transparenta.

Dentro de su compañía, Josefina se encuentra trabajando en un protocolo de atención inclusiva universal. “La idea es que toda persona que entre a nuestras sucursales acceda a una atención digna y en igualdad de derechos. Nosotros, por ejemplo, trabajamos con personas mayores que no están en situación de discapacidad, pero que sí ven menos, les cuesta moverse, son más lentos, por lo que hay que adaptar las condiciones para solucionar todas esas barreras”. Además, agrega que sus objetivos son a largo plazo, con implementaciones que pueden tomar hasta cinco años. “Es un gran proyecto laboral, y más que laboral, personal. Yo me lo tomé así, porque me apasiona y me enamora”, concluye.

Redes Sociales

Instagram