arrow-right host location public time type

“Los datos te hablan y te ayudan, trabajas con ellos y no en su contra”

23 de Diciembre 2019 Entrevistas Postgrados UAI

Desde que pequeña, Javiera Lobos tuvo cercanía por el área social. De hecho, había concebido la idea de abrir su propio café literario, como un espacio de encuentro entre personas, para generar debates e ideas. A partir de esta idea, su madre la instó a estudiar ingeniería comercial en la Universidad de Chile. “Ahí fue donde conocí la economía y me enamoré de ella”, cuenta Javiera, Magíster en Análisis económico de la Universidad de Chile y, además, Diplomada en Big Data para Políticas Públicas.

Reconoce que siempre tuvo facilidad para los números, por lo que ingeniería no le resulto difícil. No obstante, conocer la economía fue allanando el camino de lo que realmente quería hacer. “Uno debe trabajar para mejorar la vida de las personas y la economía es una forma de hacerlo. Las preguntas que los economistas nos planteamos provienen, por definición, de las ciencias sociales”, comenta.

Una vez titulada, viajo fuera de Chile en varias oportunidades, tanto por estudio como por trabajo. Estas experiencias, a su juicio, le permitieron ver que los fenómenos sociales son transversales. Y aunque obtuvo una beca en Panamá para trabajar en una importante multinacional dedicada a los bienes de consumo, decidió volver al país a los pocos meses. Es que su vocación no era vender productos: Quería formar parte de un proyecto que contribuyera en términos sociales.

Una vez en Chile, Javiera cursó un Magíster en análisis económico. Esto le sirvió para desarrollar un nuevo amor por la estadística, los datos y todo su potencial. Además, obtuvo una beca en EE.UU. para hacer una pasantía en el Banco Interamericano de Desarrollo de Proyectos Sociales, viendo muy de cerca las políticas sociales de la administración de Donald Trump.

En calidad de inmigrante y latina, Javiera comprendió la importancia de que las políticas sociales fueran más diversas y humanas. “Salir de la tecnocracia, abrir nuestra mirada como economistas y ser mucho más inclusivos y receptivos con las otras ciencias y con las personas con las que uno trabaja”, apunta.

Los datos: El petróleo del siglo XXI

Al retornar a nuestro país y desarrollándose como analista en el Ministerio de Desarrollo Social, la economista sintió la necesidad de perfeccionarse en nuevas tendencias tecnológicas que le permitieran mejorar su labor. De este modo, llegó al Diplomado en Big Data para Políticas Públicas de la UAI.

“En ese minuto, la UAI era la única institución que estaba impartiendo un diplomado de ese tipo. Sabía que existían soluciones que nosotros podíamos poner a disposición de la gente, pero que yo no sabía hacer, como el Machine Learning, que son elementos más predictivos”, cuenta. Esas tendencias ya se estaban empezando a usar en la industria y Javiera no tenía dudas de que podían tener un efecto más significativo en su trabajo.

“Antiguamente, como economista uno tenía una base de datos acotada e intentaba sacarle todo el provecho. Hoy tenemos tantos datos que no sabemos qué hacer con ellos y las herramientas que ocupabas años atrás, ya no sirven”, complementa.

La profesional cuenta que el Big Data, en términos simples, se compone de una base de datos muy grande, que permite mejorar el set de herramientas de los profesionales para entregar mejores soluciones a los problemas de las personas. Para ella, el dicho “los datos son el petróleo del siglo XII” es absolutamente cierto.

“Las personas que tienen muchos más datos, tienen una visión mucho más amplia de lo que está ocurriendo y pueden encontrar patrones que, a simple vista, no se podrían reconocer por la enorme cantidad”, señala. Y la economista va más allá: “Los datos te hablan y te ayudan, trabajas con ellos y no en su contra. Se trata de dar una respuesta mucho más amplia y completa a una problemática”.

Es por eso que destaca el diplomado en Big Data para políticas públicas, ya que “nos ha abierto la cabeza a hacer muchas más cosas que las que pensábamos que podíamos hacer. El Machine Learning es un cambio súper importante en la forma que uno tiene de aprender y es una herramienta que va cambiando constantemente, por lo que tú también debes estar aprendiendo constantemente con él”.

A su juicio, el diplomado fue fundamental para asumir su rol actual, dentro de un equipo pionero en el uso de Big Data y Machine Learning para desarrollar sistemas de alertas preventivas, tratando de aprovechar el potencial de estas tendencias tecnológicas para aplicarlo en políticas públicas. “Sin duda, no estaría haciendo lo que hoy hago en el ministerio, si no hubiese sido por este entrenamiento”, confiesa la profesional.

Finalmente, Javiera reflexiona: “Hay que hablar Big Data, entender cuáles son los problemas que puede solucionar, qué es, qué no es, donde puedo gestionar proyectos de este tipo y tener una noción de cómo va a impactar a mi servicio o a los usuarios de mi servicio. El diplomado es una manera muy gentil y muy amable de partir en este mundo, de estar preparado para la transformación digital, algo que es inminente”.

Redes Sociales

Instagram