arrow-right host location public time type

Encuentro musical de dos mundos

14 de Octubre 2019 Noticias Vinculación con el Medio

Mantener viva la sorprendente transformación que la música barroca experimentó durante en los siglos XVII y XVIII en la selva amazónica boliviana es el propósito de Ensamble Moxos, uno de los grupos más relevantes en lo que se refiere a interpretación de la música barroca americana.

Conformado por formado por veinte niños y jóvenes indígenas de la amazonía boliviana, el premiado grupo ha visitado más de veinte países en el mundo cantando y utilizando instrumentos históricos europeos – principalmente cuerdas- , como violines, contrabajos, chelos, etc., y se ha proyectado a nivel internacional como unos de los grupos más relevantes en lo que se refiere a interpretación de la música barroca americana.

La agrupación se presentó en Campus Viña y Peñalolén, gestionado por  Facultad de Artes Liberales junto a Dirección de Pregrado y Departamento de Comunicaciones, donde con los sonidos y formas de los instrumentos, los llamativos trajes tradicionales, las voces de los solistas y el coro, así como las danzas tradicionales hicieron que el público escuchara la música que un pequeño y periférico pueblo de la amazonía realiza hace tres siglos.

“Lo que más nos identifica es la autenticidad de nuestra muisca, ofrecemos un espectáculo variado que va desde la música nativa hasta la música europea tal y como al recibimos en nuestra comunidad y somos un grupo polifacético porque cantamos, bailamos y tocamos instrumentos”, sostuvo la directora del grupo Raquel Maldonado.

Para Fernando Guzmán, académico de la Facultad de Artes Liberales y gestor de este evento, una de las músicas barrocas americanas más  importantes fue la de la Amazonía y es reflejo de la misión de los jesuitas en la amazonía boliviana, específicamente en la zona de la Chiquitanía y Moxos: “Muestra la música barroca que fue interactuando con la música de la zona, donde se van incorporando instrumentos locales, trajes, bailes, formas de vocalizar, surgiendo una música barroca que recoge toda esa tradición europea y la incorpora a la cultura local”.

Juan Pablo Abalo, director del Diplomado en Apreciación Musical de la UAI, fue el encargado de presentar el grupo en Santiago. Para el músico, el proyecto es clave para la comunidad de la selva boliviana: “La formación musical, gratuita y abierta a todos los vecinos, es una herramienta de inserción laboral para los indígenas moxeños y una salvaguarda y revitaliza su patrimonio cultural”.

Redes Sociales

Instagram