arrow-right host location public time type

El inicio de un proceso transformador: bienvenida Executive MBA UAI

27 de Mayo 2021 Noticias

La Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez dio inicio a una nueva versión de su Executive MBA formato Fin de Semana, cuyo propósito es transformar la cultura y el estilo de dirección de las organizaciones de Latinoamérica.

Los nuevos estudiantes comenzaron este proceso en modalidad híbrida, es decir, con algunos estudiantes en aula, y otros conectados desde sus casas, solo una semana después de que el ranking MBA Latino de la revista AméricaEconomía consolidara a la Escuela de Negocios UAI como la N°1 de Chile y N°1 de América Hispanohablante. (El ranking mantiene a la Escuela de Negocios UAI consistentemente posicionada entre las dos mejores escuelas de negocios de América Latina de manera ininterrumpida desde el año 2015.)

“El Executive MBA es un programa consolidado, pero a la vez, estamos constantemente desafiándolo, así como la Escuela de Negocios de la UAI también está en constante cambio. Un MBA te da la posibilidad de pensar con libertad, es decir, te da la libertad de elegir qué es lo que quieres hacer con tu carrera y también de pensar que los negocios son la solución, no son el problema. Los negocios significan progreso”, señaló el vicedecano de postgrado de la Escuela de Negocios UAI, Horacio Arredondo. “Cursar el Executive MBA es un proceso de transformación personal con impacto en el desarrollo profesional”, explicó por su parte la directora académica del programa, Luciana Mitjavila.

Durante la bienvenida, también tuvieron la oportunidad de compartir su experiencia dos exalumnos MBA, Ricardo Ross y Eduardo Holmes, quienes se conocieron en el programa y ahora – además de desarrollarse en sus respectivos trabajos- son socios de un emprendimiento, 3BU.cl . “El MBA te cambia la forma de pensar”, señaló Eduardo, agregando que la red de contactos que entrega cursar el programa es sumamente valiosa.

Nuevos tiempos, nuevas empresas

Josefa Monge, directora de Sistema B Chile, estuvo invitada a exponer en una primera charla los estudiantes. La también co-fundadora de CUMPLO y directora de eClass señaló que la pandemia y la crisis social y política ha permitido re-pensar rol de las organizaciones. Las Empresas B, explicó Josefa, son empresas de Triple Impacto, es decir que, además del impacto económico, buscan impacto social y medioambiental para un futuro sostenible.

“Somos una comunidad global de líderes que intentan usar los negocios para construir un sistema económico mas inclusivo, equitativo y regenerativo para todas las personas y el planeta.”

El movimiento surge el 2006 en EE.UU con el objetivo de tratar de re-definir lo que significa el éxito en los negocios. “La Empresa B aspira a ser la mejor empresa para el mundo, y no la mejor empresa del mundo” explicó la directora de Sistema B, agregando que son los mismos empresarios quienes han tomado este compromiso. En la actualidad, hay 4 mil Empresas B certificadas en el mundo, 700 en América Latina y 180 Empresas B en Chile.

¿Cuáles son los elementos claves de una Empresa B?

  • Propósito: A las Empresas B las motiva la creación de un Triple Impacto.
  • Certificación: Se evalúan y se comprometen a mejorar sus estándares de gestión y transparencia a través de una herramienta que se llama Evaluación de Impacto B. Esta herramienta es gratuita e incluye lo mejor de otras certificaciones. Se enfoca en 5 aspectos: comunidad, trabajadores, medioambiente, cliente y gobierno corporativo.
  • Protección legal de la misión: Las Empresas B en sus estatutos amplían el deber de los accionistas y gestores para incluir intereses no financieros.
  • Interdependencia: “Nos comprometemos a depender unos de otros y practicar la interdependencia para un mundo más colaborativo. Hacer el cambio entre todos, formamos parte de una comunidad bien activa.

En los últimos años, señaló Josefa, ha ido cambiando el comportamiento del consumidor, que es mucho más informado y toma decisiones en base a ello. Un estudio de la consultora argentina Trendsity reveló por ejemplo que un 56% de los consumidores estaría dispuesto a pagar más por productos y servicios social y ambientalmente responsables. “El consumidor se informa más y premia a las empresas que lo intentan hacer bien.”

Por el lado del talento, el mismo estudio dice que un 51% de las personas trabajarían en empresas cuidadosas con el medioambiente incluso si pagaran menos y un 70% de las personas declara que intentan conseguir un empleo en una organización que comparte sus creencias. El 80% de los trabajadores dice tener una experiencia de trabajo positiva cuando su labor está alineado con los valores fundamentales de la organización. “Esto nos lleva a declarar que aquella parte del talento que está en condiciones de escoger donde trabajar, escoge empresas que estén alineadas con sus valores.”

Y una tercera parte de la ventaja competitiva de este tipo de empresas, es que al gestionar mejor sus temas sociales y medioambientales, están atrayendo a los inversionistas. Ejemplo de ello es que Larry Fink, chairman de BlackRock, señaló que “una empresa que muestra un elevado sentido de propósito y un sólido compromiso con sus partes interesadas, logra conectar en mayor medida con sus clientes y adaptarse a las constantes demandas de la sociedad, porque el propósito es en última instancia, el catalizador de la rentabilidad a largo plazo”.

“La nueva ventaja competitiva, gestionar correctamente lo social y ambiental en una empresa, atrae a los clientes, a los talentos y al financiamiento”, cerró Josefa Monge.

Conoce más sobre nuestro Executive MBA formato Fin de Semana AQUÍ.

Redes Sociales

Instagram