arrow-right host location public time type

El desafío de la nueva Constitución y la desconcentración espacial

2 de Diciembre 2019 Noticias

¿Cómo impacta la concentración territorial en las desigualdades? ¿Qué elementos debieran quedar registrados en la Carta Magna para evitar esas diferencias? Esas fueron algunas de las preguntas discutidas en el conversatorio “Nueva Constitución: Desconcentración y Regionalización” en el que los profesores Patricio Aroca y Esteban López, ambos de la Escuela de Negocios de la UAI, presentaron algunos puntos a tomar en cuenta sobre esta discusión.

El encuentro abierto a la comunidad universitaria, presentado por el vicerrector del campus Viña del Mar, Claudio Osorio, fue una instancia en que los asistentes pudieron compartir sus puntos de vista sobre las distintas formas de desigualdad territorial que son entendidas como “las disponibilidades de recursos y bienes a través del territorio que generan inhabilidades para que las personas puedan ejercer sus libertades de oportunidades”, explicó Aroca.

El principal problema es que “hoy en Chile no todas las personas nacen igual en dignidad y en derechos, ya que tienen distintos accesos a bienes y servicios. Las personas que nacen en regiones menos aventajadas, tienen menos educación, peor acceso a salud, etc. y eso va a impactar en su crecimiento y su desarrollo”, aseguró López.

Debido a lo anterior, para ambos docentes es fundamental que los procesos constituyentes que se desarrollen a futuro ayuden a generar, por medio de la descentralización, una sociedad más equitativa a nivel nacional y no solo en Santiago como ocurre actualmente.

“Eso implica la desconcentración de la producción de servicios, del funcionamiento fiscal para que cada región pueda decidir cómo va a dividir su presupuesto acorde a su situación particular y también la descentralización de los representantes políticos que sean más cercanos a la realidad local para que cuando negocien una propuesta de ley, esta sea defendida con un interés genuino por representar a su región y eso difícilmente se da si la clase política está centrada solo en la capital”, detalló López.

El profesor Aroca mostró algunos ejemplos de naciones que han vivido procesos similares al que de está enfrentando Chile: “En los países donde se ha intervenido el mercado se han aplicado alguno de los tres instrumentos que afectan los precios, la producción y el consumo: los impuestos, los subsidios y las prohibiciones”, puntualizó.

Agregó que “tenemos que hacer que para las empresas sea atractivo ir a otras regiones, por ejemplo, haciéndolo como Corea que definió vocaciones productivas para ciertos sectores en donde los empresarios encuentren beneficios que incentiven el desarrollo de esos territorios”, es decir, poner los incentivos necesarios al mercado para que se desconcentre y así disminuya la desigualdad territorial.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram