arrow-right host location public time type

Desafíos regulatorios: la necesidad de análisis en los tiempos actuales

14 de Septiembre 2021 Noticias

En un momento en que el país se encuentra desarrollando una nueva Constitución, y con una creciente demanda por mayor equidad e inclusión, y accesos a servicios básicos, Chile enfrenta diversos desafíos en diversos ámbitos y riesgos de cambios regulatorios que inhiban la inversión y el incentivo a mejorar la calidad de servicios. En este contexto, se requiere de grandes inversiones para diversos desafíos: infraestructura hídrica para enfrentar el cambio climático; telecomunicaciones para avanzar con 5G y reducir la brecha digital; transmisión, generación y almacenamiento eléctrico para descarbonizar el sector, entre otras.

En ese escenario, Eduardo Bitran, académico de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI) y co-director del Magíster en Regulación UAI -junto a Rodrigo Castillo de la Facultad de Derecho UAI-, asegura que “es fundamental fortalecer nuestra institucionalidad regulatoria y de libre competencia, y también las capacidades de las empresas de sectores regulados y usuarios de servicios regulados. Para ello, se requiere contar con profesionales con una formación holística en estos ámbitos que permita comprender los aspectos técnicos, económicos y socio políticos que serán cada vez más relevantes para el desarrollo eficiente y sustentable de estos sectores”.  

Con ese propósito, el Magíster en Regulación UAI, ofrecido en forma conjunta por las facultades de Derecho y de Ingeniería y Ciencias, y que cuenta con 10 años de trayectoria, entrega una visión multidisciplinaria que integra la economía, el derecho, la tecnología, los negocios y la política, en torno a temas regulatorios. Este innovador enfoque otorga una oportunidad única de especializarse en las áreas más dinámicas y de mayor proyección en el ámbito de las políticas públicas y en el mundo de los negocios: la regulación de los servicios y mercados que presentan imperfecciones; permitiendo, además, especializarse en distintos sectores como electricidad, telecomunicaciones, servicios sanitarios, concesiones de obras públicas y transporte.

“El propósito es precisamente entregar formación multidisciplinaria, que permita a un nivel estratégico comprender cómo la regulación incide en la posibilidad de competencia en los mercados, en la eficiencia estática y dinámica de los sectores, y los efectos en rentabilidad y bienestar de mecanismos alternativos de regulación”, añade Bitran, y destaca la diversidad de sectores relacionados –como infraestructura, financieros y de datos-, lo que entrega la posibilidad de transferir experiencias y aprendizajes entre ellos.

Rodrigo Castillo, co-director del programa, complementa. “El Magíster en Regulación busca formar profesionales con una sólida preparación para realizar un análisis integral de todos los elementos que constituyen la regulación económica, identificar sus consecuencias y adoptar decisiones adecuadas en esta materia, teniendo en cuenta tanto la perspectiva del regulador, como la de las empresas involucradas”, indica.

“Hoy más que nunca, en estos tiempos de cambios y mayor incertidumbre político regulatoria, el magíster se constituye como un espacio de reflexión sobre desafíos regulatorios que permitirán formar profesionales con la perspectiva suficiente para incorporar en su análisis los diferentes aspectos que determinan la evolución de las dinámicas regulatorias y de competencia en los mercados”, añade Bitran.

El Magíster en Regulación UAI está orientado a personas que en su ejercicio profesional deben adoptar decisiones, asesorar o efectuar análisis de problemas relacionados con la regulación económica. Entre ellas, a profesionales de empresas de sectores regulados; estudios de abogados y consultoras que asesoran a empresas en procesos regulatorios o intervienen en la resolución de conflictos regulatorios; y entidades reguladoras como Superintendencias, Ministerios, Comisión Nacional de Energía, entre otras.

La versión 2021 completa sus inscripciones en septiembre y finaliza en octubre de 2022, desarrollándose bajo un formato híbrido, en el que los estudiantes podrán elegir entre clases presenciales en el campus o de manera online en tiempo real.

Desafíos actuales: transición energética y 5G

El cambio climático es un reto que tiene al país y al mundo enfocados en la construcción de un mundo sostenible. En esa línea, Eduardo Bitran explica que para acelerar la transición energética de Chile y poder cumplir los compromisos del país en carbono neutralidad, se requiere en primer lugar abordar el desafío regulatorio de generar las condiciones para que el sistema eléctrico interconectado pueda seguir aumentando la participación de energías renovables, como la solar fotovoltaica y eólica de carácter intermitente.

“La estabilidad del sistema eléctrico y el satisfacer la demanda en momentos en que no hay generación renovable requiere incentivar la inversión en almacenamiento. El marco regulatorio actual, en la forma que trata los servicios complementarios, no es adecuado para generar en forma eficiente la inversión en almacenamiento necesario para, por ejemplo, seguir retirando centrales a carbón. Terminaríamos mucho peor, con problemas de confiabilidad y con generación diesel que es mucho más cara y contaminante”, dice Bitran. Por eso, señala que al ser este el sector que más contribuye en la generación de gases de efecto invernadero, es clave priorizar la generación de una regulación eficiente y dinámica de servicios complementarios, en particular el almacenamiento de energía.

La aceleración de la transformación digital es otro tema que ha impactado a la sociedad, empresas, familias y al mundo en general. La implementación del 5G no demorará mucho más en llegar, y frente a ese desafío, surge la necesidad de desarrollar la infraestructura de fibra óptica en las ciudades con amplia cobertura para permitir que esta tecnología -con sus ventajas de baja latencia, velocidad y masividad- pueda efectivamente beneficiar a todos los sectores. “Si los operadores se concentran en el despliegue de fibra óptica en las áreas de mayor densidad y atractivo comercial, se puede acentuar la brecha digital. Con la aceleración de la transformación digital que ha implicado la pandemia, este es un tema de la mayor relevancia que debe ser estudiado”, señala Eduardo Bitran.

Estos y otros diversos temas serán tratados en el transcurso del Magíster en Regulación UAI. Más información aquí.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram