arrow-right host location public time type

El momento crucial

29 de Abril 2019 Columnas

Existen los momentos críticos. Esos instantes en que todo cambia, fruto de una decisión o acción que lleva a la gloria o al más profundo de los fracasos.

Algunos futboleros hemos escuchado la historia de Tomás Carlovich. El “Trinche”, como se le conoce popularmente, fue un futbolista argentino, nacido en Rosario, que desarrolló prácticamente toda su carrera futbolística en Central Córdoba, equipo de la B trasandina. Jugando allí, demostró todo su talento. De acuerdo a un reciente reportaje de la televisión española, Bielsa se habría encantado con el fútbol al verlo jugar. Figuras como Valdano, Pékerman e incluso Diego Armando Maradona lo han considerado como uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol mundial.

El mito cuenta que a mediado de los años 70, César Luis Menotti rompería los esquemas al llamar al prominente jugador al seleccionado nacional. No era nada común que un futbolista de segunda representara a Argentina. Pero para sorpresa del técnico, Carlovich no se presentó el día de la convocatoria. Según su versión, había salido a pescar y la “marea alta” le habría impedido volver. Ese día, en ese momento crítico, el “Trinche” perdía la posibilidad de estar en el equipo de Menotti, el cual se consagraría un par de años después como campeón del mundo.

¿Qué habría pasado si el Trinche llegaba a ese entrenamiento? Imposible saberlo, pero quizás su carrera habría despegado y hoy no sería conocido como “el Maradona que no fue”.

Muchas veces escuchamos que estos momentos críticos no abundan. Que hay que esforzarse por identificarlos y aprovecharlos. Bajo esa lógica, es bastante incomprensible todo lo que está sucediendo en torno a la licitación del tren rápido a Santiago. El proyecto tiene historia. Desde hace décadas los habitantes de la región han intentado -desde distintos frentes- promover su ejecución. Sin embargo, siempre el final es el mismo. Hoy la situación parecía distinta. Nos ilusionamos con empresas que han explicitado su interés en invertir en el proyecto, algunas de las cuales incluso han dado a conocer sus planes con algún grado de detalle. Tal como con el “Trinche”, la convocatoria parece estar ahí, sólo falta aparecerse al primer entrenamiento. El que lo haga se consagra, se hace famoso y alcanza la gloria regional.

El problema es que, al parecer, también tenemos una “marea alta” que nos está impidiendo aprovechar la oportunidad.  Algunos culpamos a la burocracia criolla que dificulta el avance de este tipo de proyectos, otros al centralismo y otros derechamente a la falta de voluntad. Y esto último es especialmente grave, pues la sola negligencia denota que no hemos entendido nada acerca de la relevancia política de este proyecto. La región de Valparaíso es un territorio clave para el desarrollo político y social de Chile. No sólo por sus habitantes, sino que también por su historia, cultura y patrimonio.

Por lo mismo, ¿reconoce el ejecutivo la importancia relativa de este proyecto? ¿Lo ve como uno de esos momentos cruciales que aparecen poco y que hay que aprovechar?

Estas preguntas son esenciales. Después de todo, al no llegar el “Trinche” llegó otro. Otro que sorteó la marea, se sumó al equipo y pasó a la Gloria. Otro que no es recordado como “el Maradona que no fue”, sino que como campeón del mundo.

Publicado en El Mercurio de Valparaíso.

 

Redes Sociales

Instagram