arrow-right host location public time type

Baja participación femenina en las startups: ¿Quién podrá defendernos?

14 de Septiembre 2021 Columnas

La participación de las mujeres en startups digitales ha sido históricamente baja. En el mundo, menos de 20% de las startups son lideradas por mujeres, una realidad que se replica en Chile.

El programa de aceleración de Start-Up Chile ha mencionado que su trabajo partió con una participación femenina de solo 8%, pero que luego de años de esfuerzo por motivar y preparar a mujeres para postular a la aceleradora, hoy ya es de 18%.

La falta de participación femenina es casi un misterio, porque aunque las startups lideradas por mujeres aún enfrentan desafíos para levantar capital, hay estudios que demuestran que estos emprendimientos sobreviven casi el doble de tiempo y son más solventes y se endeudan menos.

Una explicación natural a este fenómeno es el menor interés que suelen tener las mujeres por carreras con componentes matemáticos o tecnológicos, en las que solo hay 14% de participación femenina. Algunos argumentan que la escasa participación se explica por la falta de apoyo a las mujeres que se atreven a apostar por carreras donde la mayoría de los estudiantes son hombres.

La situación se hace aún más compleja si sumamos el efecto Covid-19. Un reporte de la Cepal[1] indica que la pandemia generó un retroceso de más de una década en los niveles de participación laboral femenina. Este retroceso se explica porque las restricciones que ha impuesto la pandemia se han traducido en mujeres que renuncian a sus trabajos para dedicarse al cuidado de los niños o de la casa.

Pero con o sin Covid-19 la falta de participación femenina en el mundo de los startups digitales es un hecho. Entonces, ¿quién podrá defender a las mujeres?

Afortunadamente esta problemática ha sido reconocida y abordada por distintas instituciones, tanto públicas como privadas, en Chile y el extranjero. Y ya existen iniciativas muy interesantes, con presencia en Chile, que desde distintos ángulos apoyan la participación femenina en los emprendimientos digitales:

  • Laboratoria es una organización sin fines de lucro que se dedica a entrenar mujeres jóvenes en situación de riesgo para transformarlas en programadoras y desarrolladoras en solo unos meses. Luego del entrenamiento, incluso, les ayudan a buscar un trabajo.
  • Her Global Impact es una academia que prepara mujeres profesionales para liderar y crear organizaciones en la era digital.
  • El gobierno de Chile no se ha quedado atrás. El programa de aceleración de startups digitales Start-Up Chile se ha preocupado de fomentar la participación femenina. Inicialmente crearon el programa «The S Factory», que apoyaba exclusivamente a startups lideradas por mujeres. Este propósito se ha extendido con «Female Founder Factor», una comunidad que mantiene el apoyo a las startups lideradas por mujeres en todos los programas de Start-Up Chile, como Build, que se impuso que al menos 50% de las startups que acepta deben ser lideradas por mujeres.
  • Mujeres Empresarias es un programa que se dedica a capacitar y apoyar el desarrollo de mujeres profesionales, ya sea emprendedoras o en alta dirección.
  • Red MAD es una red de mujeres en alta dirección que convoca, potencia y visibiliza a mujeres en cargos ejecutivos a lo largo de Iberoamérica.
  • Girls in Tech es una ONG internacional que busca eliminar la brecha de género de acceso a la tecnología. Se dedica a desarrollar bootcamps de coding, hackathones para resolver problemas reales y competencias de pitch que acercan la tecnología a niñas y jóvenes.
  • Women Who Code es una iniciativa global que llegó a Chile y busca inspirar y apoyar a mujeres que quieren fortalecer sus habilidades digitales.
  • WeXchange es el laboratorio de innovación del Banco Interamericano de Desarrollo que apoya a emprendedoras tecnológicas a lo largo de América Latina.

Si bien la problemática sigue latente, todas y cada una de estas instituciones han puesto un primer granito de arena para abordar la igualdad de género y dar la oportunidad a que jóvenes brillantes, con ganas y motivadas, puedan ser parte de la economía digital que, claro está, llegó para quedarse.

Publicada en TEKIOS.

Contenido relacionado

Redes Sociales

Instagram