arrow-right host location public time type

Claudia Cruzat explica beneficios de Mindful Eating para combatir Trastorno por Atracón

1 de Marzo 2017 Noticias

El Binge Fating Disorder (BED), o Trastorno por Atracón, se trata de un desorden alimentario caracterizado por episodios recurrentes de ingerir grandes cantidades de comida, generalmente velozmente hasta sentirse “desagradablemente lleno”.

Hay un sentimiento de pérdida de control y después malestar intenso, vergüenza, estrés y culpa“, explica Claudia Cruzat, académica de la Escuela de Psicología UAI y directora del Centro de Estudios de la Conducta Alimentaria -CECA-.

La especialista— junto a la psiquiatra Dafne Díaz-Tendero y la psicóloga Fernanda Díaz— elaboraron el año pasado una investigación llevada a cabo por el CECA sobre el Mindful Eating o método de la alimentación consciente. La dinámica de la investigación se aplicó a un grupo de adultos con este desorden alimentario. Al final de la terapia, disminuyeron la conducta y también sus pesos corporales.

Quintos en obesidad

La principal motivación para realizar este estudio, dice la experta, fue probar una técnica preventiva y curativa de este trastorno.

El Mindful Eating ha probado su efectividad internacional, pero necesitábamos ajustarla a los pacientes chilenos“, explica.

La psicóloga comenta que el Mindfulness se fundamenta en ejercicios de atención intencional en el tiempo presente.

Este método aplicado a la alimentación, busca mejorar la regulación emocional y la conciencia sobre actos como la saciedad y el hambre. Desarrolla la sabiduría interna, escuchando al cuerpo y mente para detener el actuar en automático y encontrar el propio camino a una relación más sana con la comida y el ser”.

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE, 2012), Chile es el sexto país con mayor tasa de obesidad infanto-juvenil. En tanto, el quinto con más prevalencia de sobrepeso y obesidad a nivel mundial, según la Organización Mundial de la Salud (OMS, 2013).

Cruzat cuenta que en Chile es más alto el número de mujeres que buscan ayuda por los atracones alimenticios y, aunque no existen cifras específicas, son mayores los casos entre adolescentes y adultos.

– Dentro de los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA), los atracones son los que más se asocian a la obesidad…

Eso es debido a la ingesta de grandes cantidades de comida en un tiempo limitado, con la sensación de descontrol de no poder parar. A diferencia de otros trastornos alimentarios, donde hay ejercicio, vómitos o restricción alimentaria, los atracones se dan sin conductas compensatorias que eliminen el exceso de alimento ingerido.

– Según el estudio, este tipo de trastornos estaría asociado a un alto porcentaje de cuadros ansiosos y anímicos. ¿Qué papel juegan las emociones?

Un rol preponderante. En los atracones la comida pasa a ser un regulador emocional ineficiente que permite automáticamente cambiar una sensación desagradable, como la angustia, por la placentera que genera la comida. Pero posterior al atracón, aparecen las ideas de culpa y autodevaluación por comer en exceso y subir de peso. Los atracones son un problema de salud mental que en la investigación, no siempre se han podido asociar a la obesidad.

Aunque en la experiencia clínica, la mayoría de quienes padecen obesidad presentan problemas alimentarios.

– Los atracones en Chile podrían ser resultado de un agitado estilo de vida…

Probablemente es un signo de nuestros tiempos. Está la explosión de comida chatarra, las dificultades para que las familias coman juntas y preparen su comida, además un mayor sedentarismo. Hoy se come sin horario y frecuentemente frente al computador o el celular, sin compartir con otros. La vida chilena acelerada ha impulsado almorzar como si fuera un trámite.

Fuente: La Segunda – 28 de febrero.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram