arrow-right host location public time type

¿Cómo familias que enfrentan disrupciones logran tener una vida sana y feliz?

7 de Julio 2020 Noticias
¿Cómo familias que enfrentan disrupciones logran tener una vida sana y feliz?

Profesora Flavia Cardoso expone su investigación “Restoring balance: how consumers orchestrate family care following unplanned disruptions.

“Sentíamos que nuestra vida -tal como la conocíamos- se había acabado”. Esa frase la repetían todas las familias que la académica Flavia Cardoso, de la Escuela de Negocios UAI, y sus coautoras, Pilar Rojas-Gaviria, de Birmingham Business School y Daiane Scaraboto, de University of Melbourne, entrevistaban para su investigación “Restoring balance: how consumers orchestrate family care following unplanned disruptions”, publicada en Journal of Marketing Management. En todas esas familias, habían diagnosticado a uno de sus miembros – niños o adolescentes- con diabetes tipo 1.

Los cuidados que se deben proveer a aquellos quienes la padecen puede resultar agobiantes, sobre todo en un comienzo. Contar calorías, carbohidratos, no comer de más ni tampoco comer menos es una tarea muy difícil, sobre todo para los niños muy pequeños. De ahí que las familias deban extremar los cuidados.

Sin embargo, a medida que pasa el tiempo, van estableciendo algunas formas de lidiar con esa inestabilidad, cuenta la investigadora Cardoso. “Lo más interesante acá es que toda la investigación de marketing -en comportamiento del consumidor-  trata de enfocarse en cómo los consumidores toman decisiones y cómo administran los efectos de esas decisiones. Acá en cambio hay disrupciones no planificadas ni panificables, entonces, ¿cómo esas personas buscan la forma de reestablecer el equilibro familiar y tener una vida sana y feliz?”

La investigación se relaciona con lo que viven algunas familias durante la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. ¿Por qué? Muchos artículos en distintos medios aseguran que el ritmo de la vida familiar ha bajado producto del covid, pero lo cierto es que para otras ha provocado -por el contrario- una aceleración y mucha ansiedad. “No debemos tomar por sentado que todas las familias están lidiando con la crisis del covid de la misma forma, porque para quienes tienen algún familiar con enfermedad crónica, se ha acelerado el ritmo tratando de prevenir el contagio”.

¿Cómo lidiar con las disrupciones no planificadas?

La profesora Cardoso explica que hay mucha investigación en marketing sobre cómo familias tercerizan servicios cuando se encuentran sobrepasadas por alguna situación, “pero la mayor parte de esa investigación está centrada en evaluar en cómo se toman decisiones y cómo se administran las consecuencias de esa decisión. Pero eso presupone que esas decisiones se pueden planificar. ¿Qué hacen cuando no se pueden planificar? Llegamos a la conclusión – haciendo una metáfora con el baile- que las familias bailan. Cuando hacíamos las entrevistas, muchas familias nos contaban que tuvieron que adaptarse al ritmo de la música, lo que nos remitía al baile, entonces vimos que cada familia en el medio del caos busca su estilo de baile.”

Flavia Cardoso explica que dividieron las actividades que hacen las familias para buscar el equilibrio en dos:  Las aterrizadas, que son las actividades rutinarias que los calman porque saben de alguna manera lo que viene. “Si hacemos un paralelo con el covid, sería por ejemplo cuando las familias hacen jardinería o cocinan juntas. Son formas de calmar la mente de las presiones que tienen en sus vidas y hacer una conexión familiar que puede convertirse en rutina.”

Hay un segundo tipo de actividades, las aéreas, “que las sacan un poco del equilibrio, pero les hacen bien porque conectan con un bien mayor y contribuyen a la sociedad, como cuando participan en charlas con familias que también están pasando por el proceso, o en el caso del covid, cuando la gente decide aplaudir a los trabajadores de la salud, o se dona dinero para la gente que recoge la basura. Hace que nos sintamos apoyados por un grupo mayor de personas, parte de la sociedad.”

Entregarles herramientas para “que bailen”

La profesora Cardoso cuentan que terminaron su trabajo exponiendo que tanto en el caso de la diabetes tipo 1 como en el del covid, hay que entender que pequeñas medidas de políticas públicas pueden ayudar a estas familias. “En lugar de decir a la gente cómo tiene que bailar, hay que ayudarlas a recolectar los elementos que las ayudan a bailar, como recuperar la energía, el tiempo, enfocarse, tener esperanza en el futuro. En lugar de proponer reglas, hay que tratar de hacer cosas que los ayuden, como, por ejemplo, en el caso de la diabetes, facilitar las etiquetas para que los niños entiendan cuántos hidratos de carbono tienen los alimentos.”

Conoce la investigación de la profesora Flavia Cardoso y sus coautoras AQUÍ.

Redes Sociales

Instagram