arrow-right host location public time type

Acuerdo Constitucional ¿Qué significa y qué viene ahora?

22 de Noviembre 2019 Noticias

Tras la firma del acuerdo político transversal suscrito la semana pasada, diversos docentes de la UAI se reunieron para conversar con la comunidad acerca de cuáles son los mecanismos para acordar una Nueva Constitución, qué implica este cambio en la práctica y las proyecciones que conlleva para el futuro de nuestro país.

En Campus Peñalolén expusieron los académicos de la Facultad de Derecho Rodrigo Correa, Samuel Tschorne, Verónica Undurraga y Javier Wilenmann,  moderados por la académica Mayra Feddersen, mientras que en Campus Viña participaron Guillermo Jiménez y Sebastián Figueroa, de la Facultad de Derecho y Nicole Darat, profesora, Facultad de Artes Liberales y moderados por Claudio Osorio, Vicerrector Campus Viña del Mar UAI.

Aquí destacamos sus principales dichos:

Verónica Undurraga: “Es muy frágil el camino es por eso que es importante que esté presente la sociedad civil a través de organizaciones responsables y con historia que participen en el proceso constituyente. No habrá legitimidad social si no hay un umbral mínimo en el que participen grupos que han estado subordinados, como las mujeres y los indígenas”.

Sebastián Figueroa: “si bien hay incertidumbre, porque no está claro lo que se cambiará, un punto central es cómo nos vamos a mover desde la lógica neoliberal que existe en Chile; tal vez hay que cambiarla por una en que la solidaridad sea un valor central y en que toda la comunidad se preocupe de que todos tengan las condiciones para vivir dignamente”.

Nicole Darat: “Una Constitución es un contrato social y hay que pensarlo como un sistema con condiciones más igualitarias en que todas las personas puedan aceptar que se otorgue estabilidad a la sociedad y cohesión. Sabíamos que en Chile el conflicto era inminente por los niveles de desigualdad; no sabíamos cuándo, pero sabíamos que pasaría. Por eso, alcanzar esa estabilidad nuevamente requiere de un nuevo contrato”.

Samuel Tschorne: “Esta es una oportunidad única de crear de manera democrática una Constitución, se abre un proceso inédito, es un logro que no podemos desechar y espero que en la Asamblea Constituyente esté representada un gran número de personas y el rol de la sociedad no puede restringirse si se quiere un sistema político más saludable, la labor civil debe tener una participación activa”.

Guillermo Jiménez: “La nueva Constitución debiera transitar hacia un sistema más flexible de modificaciones. Hay que ser cuidadosos en fortalecer la institucionalidad actual, pero, al mismo tiempo, dar la flexibilidad para que las autoridades políticas y las comunidades del futuro sean capaces de adaptar la legislación hacia las necesidades que son cambiantes y que no sabemos cuáles serán”.

Rodrigo Correa: “Políticamente es inaceptable que gane el No a una nueva Constitución, sería un suicidio. Hay que poner un estímulo muy grande para llegar a acuerdos y para eso se necesita habilidad política, sin embargo la tarea es difícil ya que única opción viable sería una convención 100% elegida de delegados, abocada a una sola misión, donde igualmente los partidos políticos van a cumplir un rol absolutamente esencial”.

Redes Sociales

Instagram