arrow-right host location public time type

Yu-Track, la app de geolocalización de Ingeniero Comercial UAI premiada como la mejor de Latinoamérica

29 de enero 2019 Noticias

Nicholas Iakl, Ingeniero Comercial de la Universidad Adolfo Ibáñez está por estos días en Puerto Rico,  participando de la  aceleradora internacional para startups Parallel18 (P18), con sede en San Juan. Un logro importantísimo, no solo porque la aceleradora ofrece una subvención de US$40.000, acompañamiento y adiestramiento con mentores de alto calibre mundial; espacio de trabajo durante cinco meses y acceso a redes de contacto valiosas para alcanzar las metas de internacionalización, sino porque su emprendimiento, Yu-Track, fue uno de los 24 seleccionados de entre miles de postulantes alrededor del mundo para participar de esta iniciativa

Pero Yu-Track, – si bien es un emprendimiento joven- ya tiene otro importante reconocimiento a su haber: el 2018, fue elegido como la mejor aplicación de geolocalización de Latinoamérica en los Premios Latam Digital 2018 ED6 Colombia, concurso donde fueron los únicos representantes de Chile en la categoría “Mejor app de geolocalización”, entregados por Interlat, que es la Escuela Latinoamericana de Negocios en Internet.  El objetivo de estos premios es reconocer cada año el trabajo de profesionales y empresas para seguir promoviendo la adopción de las mejores tecnologías en la región Latinoamericana.

Pero… ¿Cómo funciona Yu-Track?

Yu-Track es una plataforma que entrega una solución a las empresas que buscan que su personal en terreno sean lo más productivo posible, entregándoles visibilidad de los movimientos y actividades realizadas. Genera un registro automático de las visitas de los ejecutivos comerciales, facilitando la planificación y optimizaciones de rutas inteligentes. A su vez, se completan formularios dinámicos tras cada reunión, ahorrando tiempo en recopilar la información clave para mejorar la gestión comercial. Midiendo los KBI’s (Key Behaviour Indicator) que tienen mayor correlación con el performance a través de algoritmos de Machine Learning, dando sugerencias para lograr el OBA (Optimum Behaviour Algorithm)  de cada empresa.

Hoy, tienen más de 50 clientes, entre los que destacan Falabella, Consorcio, BCI Seguros y Lipigas.

El nacimiento de Yu-Track

Nicholas Iakl entró a estudiar Ingeniería Comercial el 2008 a la  Universidad Adolfo Ibáñez, y en el quinto año de su carrera, cursó el Magíster en Marketing, egresando el 2013. “El Magíster me hizo cambiar como yo pensaba. Quería estudiar marketing porque te enseña a generar valor, cómo los productos se diferencian o a entender las necesidades de los clientes.” Dice que lo que más valora de la etapa universitaria es la actitud que transmite la UAI.  “Te entrega un set de habilidades blandas y una actitud con la cual pararte a enfrentar los problemas, te enseñan a ser perseverantes y creerte el cuento.”

Después de egresar y  viajar por el sudeste asiático, volvió listo para incorporarse al mundo laboral, pero no fue tan fácil como esperaba.  Tenía muchas ganas de aprender, obtener roce enfocado en el área creativa, trabajar para distintas marcas. “Quería un trabajo que fuera desafiante, pero no quedaba en los que postulaba. No se veía llenando números en un Excel, sino que buscaba trabajar en equipo, asumir un rol más creativo,” relata Nicholas.

Por eso, finalmente se incorporó a trabajar a una empresa familiar de perforaciones. Hacen pozos de agua para la minería y personas que trabajan para la agricultura. Ahí, Nicholas, tuvo que liderar equipos, había que trabajar con personas, desde el chofer hasta el gerente de geología de la empresa. “Mi trabajo consistía en captar nuevos negocios, generar proyectos, lo que implicaba estar muy atento a las tecnologías que iban apareciendo en el mercado, coordinar con equipos y llevar la relación con diferentes clientes,” cuenta.

Fue trabajando ahí cuando detectó un problema al que pensó que podía darle solución mediante la tecnología. “Mi hermano, en esa época, trabajaba en un campo en el sur, administrándolo, y teníamos la misma dificultad: no había una manera de automatizar el trabajo del personal, en mi caso en una mina y en el de él, en el campo.” Esto implicaba, por ejemplo, que Nicholas no sabía lo que pasaba con las personas en la mina cuando no estaba ahí,  perdía visibilidad, porque si bien existía un sistema GPS, este no generaba datos relevantes, no había estadísticas. “Pensamos en desarrollar una herramienta, que estuviera en el teléfono de las personas, geo-referenciar puntos de interés en un mapa con su información y que registre automáticamente cada vez que las personas llegaran a ese punto para tener visibilidad en tiempo real. Nos atrevimos a invertir nuestro dinero y contratamos una empresa colombiana que nos desarrolló el primer prototipo del software,” explica.

La idea y el software se fueron perfeccionando y hoy, por ejemplo, trabajan con una empresa de retail que tiene 150 cobradores en terreno.  “Nosotros los ayudamos a gestionar todos los meses las visitas a los deudores.” ¿Cómo lo hacen? “Mapeamos a los deudores y se los pasamos a los cobradores en la aplicación. Ellos pueden ver como organizar su tiempo, le da la posibilidad de optimizar la ruta, que les recomienda en una matriz distancia tiempo metiendo el tráfico de waze.  Si antes alcanzaban a hacer 25 visitas al día, hoy pueden llegar a 50, y  la cobranza aumentó en un 6%.” Además, explica Nicholas, se simplificó la vida a los cobradores que ya no tienen que llegar a su casa a transcribir los datos ni organizar el día siguiente, sino que las visitas se registran automáticamente. Se le puede sumar algún comentario vía oral o escrita, permitiéndoles comentar, por ejemplo, si se tuvo contacto con el cliente, si le prometió fecha de pago, etc.

Levantar capital

En el proceso, Yu-Track logró levanta un fondo CORFO, consiguiendo pasar dos etapas que le entregaron 80 millones de pesos en conjunto. Después salieron a buscar inversión. No fue fácil, explica Nicholas:  tocaron la puerta de 25 posibles inversionistas. “Es un proceso difícil para los jóvenes, cuando no tienes experiencia, te hacen muchas preguntas que dices de que me están hablando pero es un proceso en que uno aprende mucho, hasta que se logra encontrar a alguien que te apoya, que no solo te da financiamiento sino contactos, visión. A nosotros nos compraron un 12% del startup, inyectando 250 mil dólares,  nos valorizamos bastante bien,” cuenta, analizando los inicios del proyecto.

El premio a la mejor app de geolocalización de Latinoamérica que obtuvieron el año pasado fue un gran estímulo, pero, “no le hemos ganado a nadie aún,” dice Nicholas, quien ahora con un equipo consolidado continúan trabajando en mejorar la app, que se actualiza cada dos semanas.

¿Y qué esperan a futuro? Sueñan en grande, como buenos emprendedores que son. “Queremos expandirnos a nivel global, generar un cambio cultural y devolver la confianza a las áreas comercial transparentando  sus buenas prácticas.” Sobre su experiencia emprendedora, dice que no hay nada que te entregue la gratificación que da levantar un propio negocio. “Desarrollas una tolerancia a la frustración muy grande, que además te permite ser muy agradecido con todas las cosas que pasan. Cambias tu filosofía de vida, te hace sentir muy orgulloso de cómo estás haciendo las cosas. Al final cada día es un desafío.”

Conoce más de Yu-Track AQUÍ.

Redes Sociales

Instagram